"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


miércoles, 26 de enero de 2011

Psicología: ¿ciencia social o ciencia de la salud?

-Corregido y aumentado el 05/07/15-

No estoy seguro cómo se clasifica esta ciencia y carrera universitaria en otros países (si usted es de otro país, me lo puede hacer saber con su opinión al final de este artículo). Lo que sé, y basado justamente en lo que sé, es que la Universidad de Guadalajara está equivocada en el lugar que sitúa esta profesión. Tal parece, que para la U de G la psicología entra dentro de lo que son las ciencias de la salud, y esto, más erróneo no puede estar. Basado en lo que conozco sobre el objeto de estudio de la psicología, esta no tiene por objetivo algo relacionado a la salud.

Las ciencias de la salud son todas aquellas que tienen como objeto de estudio y práctica, el curar , prevenir o tratar la enfermedad. Ejemplos de esto: la epidemiologia, es el estudio de las epidemias, para así saber cómo combatirlas, controlarlas, evitarlas -si es que se puede-, y curar a los afectados de cierta epidemia, basado en los conocimientos y técnicas médicas; la psiquiatría, es el estudio de las enfermedades mentales (trastornos), y tiene por objeto el crear terapias efectivas que ayuden al combate de la enfermedad mental. Las ciencias de la salud llegan a ser en parte ciencia pura, parte ciencia aplicada y parte tecnología (para adentrarse más en este problema fascinante véase el libro Filosofía para Médicos, de Mario Bunge).

La psicología, en cambio, es la ciencia que se encarga del estudio de la conducta humana (y de otros organismos), cómo llega una persona a comportarse y por qué (sus causas, lo que implica y el origen de cierta conducta). Existen varias ramas de la psicología que se enfocan en el comportamiento colectivo, tal como la psicología social, la psicología empresarial, la psicología de la ciencia y la psicología de las creencias. Ciencias sociales tales como la economía, la sociología y la antropología se nutren del conocimiento de la psicología para explicar fenómenos sociales. Los psicólogos pues, crean conocimientos sobre la conducta y la mente humana y su relación con el medio, los cuales ayudan comprender mejor quiénes somos, pero también sirven para aplicarlos como herramientas para otras disciplinas, e incluso para tecnologías sociales como la psicoterapia.

Las ciencias sociales, también conocidas como ciencias humanas, son las que se encargan del estudio del hombre, individuo y sociedad, sus expresiones, manifestaciones, acciones y pensamientos. Ejemplo de estos son la historia, la economía, la sociología, la antropología y la lingüística. Basados en lo ya dicho en los dos párrafos anteriores, la psicología parece encajar a la perfección entre las ciencias sociales, las cuales más que ser un conjunto de disciplinas paralelas a las conocidas como ciencias naturales, serían un subconjunto de éstas últimas.

Dicho de otro modo, sabemos que el ser humano es una especie más como muchas otras que se originó gracias a un tortuoso proceso de evolución biológica y, más recientemente de evolución cultural. La genética, igual que la cultura, moldean el cerebro del individuo cuando éste se está desarrollando en un ambiente social, lo que influirá en su comportamiento, su inteligencia, su creatividad, su personalidad y su percepción del mundo externo. El ser humano y la civilización serían pues, fenómenos naturales emergentes que pueden ser estudiados científicamente. Y el estudio científico de los fenómenos sociales (que no serían sino un tipo especial de fenómenos naturales) serían las conocidas como ciencias sociales.

Si uno presta atención, se dará cuenta que las ciencias sociales son en realidad ciencias de la conducta. La sociología estudia la conducta de la sociedad en conjunto; la economía se ocupa de la conducta económica; la historia se ocupa de la conducta social a lo largo del tiempo. Podríamos decir que son ciencias de la conducta enfocadas a un tipo de conducta particular, por lo general a escala colectiva no individual (aunque no siempre sea así).

La psicología se sirve de conocimientos de las ciencias naturales, tales como la genética de poblaciones, la biología evolutiva, la etología y las neurociencias, a la vez que toma de la sociología, la historia o la antropología biológica conocimientos que ayudan a sustentar sus teorías. Todo esto hace ver a la psicología como una ciencia "mixta", en parte una ciencia natural y en parte una ciencia social. Dicho enredo queda sanjado en el momento que se acepta que no existe el paralelismo ciencia natural-ciencia social, concluyendo simplemente que la psicología es una ciencia del comportamiento.

¿Psicoterapia = psicología?

Esta es hasta donde he visto una de las confusiones más comunes entre las personas. La creencia de que un psicoterapeuta es lo mismo que un psicólogo. Si bien la mayoría de los psicoterapeutas estudiaron psicología (algo esencial para ser psicoterapeuta y no un charlatán), lo cierto es que no todos los psicólogos son psicoterapeutas y la psicoterapia no es lo mismo que la psicología.

Si buscamos en un diccionario común, encontramos que la psicoterapia es el “tratamiento de las enfermedades mentales por medios y métodos psicológicos.” De modo que una psicoterapia comprende una serie de métodos, conocimientos y técnicas enfocados a la ayuda de algún problema psicológico, es decir, algún problema de conducta. Pero esto no significa que es psicología.

La psicología, tal y como su etimología lo indica (psique = mente, alma; logos = estudio, tratado), es el estudio (hoy en día) científico, enfocado a entender la conducta humana. Su definición, no tiene nada que ver con una ciencia de la salud, pues no trata de curar nada, sino conocer los mecanismos de un fenómeno llamado conducta humana, su relación con el medio y sus implicaciones sobre aquello que llamamos naturaleza humana.

La psicoterapia en el mejor de los casos, vendría a ser una práctica basada en conocimientos de la psicología (es decir, una tecnología). Sin embargo, que algo lleve el nombre de psicoterapia no es para nada garantía científica, y muchas de las más famosas psicoterapias tienen postulados y técnicas pseudocientíficas, bastante alejadas de lo que hoy es la psicología científica (también llamada psicobiología).

Ejemplos de esto son las psicoterapias que llevan a cabo Budd Hopkins o John Mack, ambos creyentes de ovnis y abducciones extraterrestres, quienes animan a sus "pacientes" a mostrarse como verdaderos ejemplos de evidencia extraterrestre. Entre sus "tratamientos" están las terapias de grupo, que consisten en contar sus anécdotas con personas que alegan haber sufrido lo mismo; y la terapia de hipnosis (hipnoterapia). Esto bien podría ser una psicoterapia, y lo es.

Otro ejemplo, son las personas que en vez de acudir con un psicoterapeuta, acuden con ministros, sacerdotes o pastores, para llevar una vida espiritual plena. Las personas que suelen recurrir a esto, por lo general, sufren de una gran perdida emocional –quizá la muerte de alguien demasiado cercano-, y deciden que lo mejor es aferrarse a sus creencias en Dios o en la vida después de la muerte.



Aunque buena parte de la psicología clínica y la psicoterapia se encuentran plagadas de charlatanería y pseudociencias, es posible encontrar psicoterapias basadas en la ciencia, sirviéndose de lo que se sabe en neuropsicología, ciencias cognitivas y filosofía científica de la mente.

En ambos casos no hay nada científico, pues tanto en el caso de abducidos como en el de los aferrados a su fe religiosa, lo que buscan no es el cómo o por qué se sienten así; el por qué, por ejemplo, unas personas sienten haber sido raptadas por extraterrestres, o que otras sientan la presencia de Dios. Y es aquí donde radica la principal diferencia de psicología y psicoterapia.

La psicoterapia es un método de tratamiento para la salud emocional y de comportamiento que no necesariamente funciona mediante principios científicos (algo deseable, desde luego, es la psicoterapia basada en la ciencia, para que no nos den gato por liebre, abusando de nuestra confianza y ahorros). Todo lo que tiene que hacer un psicoterapeuta es hacer sentir a su paciente bien, con un significado de su vida, de manera positiva. Esto se puede lograr mediante la religión, la superstición y lo paranormal. No busca enseñar al paciente el por qué se siente así, cómo llegó a sentirse así, ni cómo esto es un ejemplo de la vida en sociedad. Todo lo que busca es hacer feliz y tranquilizar a la persona. La efectividad de una psicoterapia, científica o no, dependen del paciente. Si el paciente cree que la psicoterapia lo ayudará, entonces así será. No importa si se basa en los postulados de la pseudocientífica corriente del psicoanálisis o en la Biblia o en los consejos de Alcohólicos Anónimos, pues si la persona en terapia cree que es verdad, se sentirá a gusto con esa verdad –falsa, pero verdad para la persona-.

La psicología, en cambio, debe ser (o debería ser) objetiva, libre de prejuicios o creencias no científicas, pues su objetivo como ciencia es buscar la verdad detrás de su objeto de estudio.

Con todo y esto, tal vez no es nada bueno confundir un psicólogo con un psicoterapeuta, aunque a veces pueda ser que sea las dos cosas, lo que, una vez más, sería lo más deseable. Lo que sin embrago es desde mi punto de vista indiscutible es que la psicología no es una una ciencia de la salud, como vendría siendo la psiquiatría, o las técnicas terapéuticas (no siempre científicas, insisto) como el psicoanálisis y otras psicoterapias.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*Filosofía de la Psicología, de Mario Bunge y Rubén Ardila, Editorial Siglo XXI, México, 2002.

*50 grandes mitos de la psicología popular, de Scott O. Lilienfield, Steven Jay Lynn, John Ruscio y Barry Beyerstein, Editorial Océano, México, 2012.

*"La Psicología científica y las pseudopsicologías", ensayo de Carlos J. Alvares Gles, en ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico.

*El artículo de Robert Todd Carroll, "Psychology", en The Skeptic's Dictionary.


*El sitio oficial de la Association for Psychological Science ofrece información científica sobre los problemas y estudios de la mente.

19 comentarios:

  1. QUISAS por eso gente confunde que es el estudio de alguna enfermedad mental ya sabes jajajaja.. interesante muertoo... esto de la psicologia ,me interesa muchoo Saludoss

    ResponderEliminar
  2. Hola, acabo de encontrar tu blog, estoy buscando opiniones de la psiquiatría desde el punto de vista escéptico (que más o menos viene a ser científico, sino me equivoco).

    Me llama la atención como desde los círculos escépticos se tachan de pseudociencias algunas teorías psicológicas, como el psicoanálisis, en lo que estoy bastante de acuerdo (aunque con reservas), y como se defiende la psiquiatría como algo médico y científico. Para mí la psiquiatría es una gran charlatanería (una de esas grandes mentiras aceptadas por todos) y, aunque está en el campo de la medicina ( pienso que tal vez por eso se defienda), me parece que nada tiene que ver con el resto de sus ramas. En cualquier rama de la medicina las enfermedades están claramente definidas y son observables, sin embargo, en la psiquiatría las enfermedades son definidas a través de criterios arbitrarios. Si uno echa un vistazo al DSM-IV ve todo tipo de conceptos ambiguos y las enfermedades son un conjunto de características escogidas arbitrariamente a las que se pone un nombre.

    No se, me veo un poco solo en está crítica y cuando encuentro a gente que lo ve más o menos como yo resultan ser malditos cienciólogos o gente con posturas muy radicales. No he encontrado una crítica serena a algo que para mi merece ser cuestionado.

    ResponderEliminar
  3. hola, gracias por tu comentario. Historicamente, la psiquiatría sí a tenido una larga cola que le pisen, tanto por sus postulados como por sus tratamientos y 'estudiosos'. Yo no e escrito nada sobre el asunto, aunque existe una corriente escéptica de protesta: se le conoce como la anti-psiquiatría. En el sitio de alerta pseudociencias (pseudociencias.com) puedes encontrar información sobre críticas monograficas al psicoanalisis y el Diccionario Escéptico (skepdic.com) tambien ofrece buena informacion sobre Psicología, Psicoanalisis y sobre algo llamado Psicologia anomalistica. Estoy de acuerdo en que uno nomas mira o escucha las afirmaciones de los psiquiatras y de verdad despiertan las dudas.
    El tema es interesante, vale la pena buscar. Creo que yo tambien me pondré a indagar un poco sobre este asunto.
    Gracias por el comentario y el pensamiento, saludos desde Jalisco!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu respuesta y por la información, le echaré un vistazo. Aunque, como te digo, lo que me cuesta es encontrar críticas de escépticos sobre psiquiatría; sobre psicoanálisis, gestalt y otras psicoterapias si hay. No se, más que nada me extraña que el mundo escéptico no se haya metido con ese tema, me hace dudar también de mis posturas. En fin, ha seguir buscando :)

    Saludos desde Madrid.

    ResponderEliminar
  5. tienes razón en que el mundo escéptico casi no ha metido 'su cuchara' en la psiquiatría. No se, tal vez sea por que no es un tema es poco conocido por los escépticos.
    También hay que recordar que la psiquiatría es una ciencia, y como tal es autocorrectiva -o debería serlo-, de modo que quizás las criticas que se le han hecho han ´modificado´en parte sus métodos y prácticas. Pero como dices, la cosa será seguir buscando

    ResponderEliminar
  6. Es una Ciencia de Salud. Simple y sencillamente porque la Psicología abarca los términos y prácticas referentes a la SALUD MENTAL.

    ResponderEliminar
  7. Pero no es su principal objeto de estudio la salu mental, sino comprender cómo funciona la conducta humana. Entonces en "ramas" como la psicología social y la psicología experimental es donde se ve mas claramente esto. En la psicología clínica tampoco se busca curar en sí, sino saber cómo funciona los "malestares mentales".

    Entonces, sostengo desde una perspectiva filosófica, basada en la propia definición de psicología que ésta es una ciencia social.

    Me gustaría mucho saber si cuenta(n) con contraargumentos a mi "tesis".

    ResponderEliminar
  8. Siendo yo psicólogo (y también mientras era estudiante), me he tenido que dedicar bastantes veces a explicar la diferencia entre psicología y psicoterapia; me alegra que se toque el tema acá =). Pienso que esta confusión está en gran parte causada por el psicoanálisis, donde la práctica clínica y el estudio del comportamiento eran una misma cosa (de ahí que se teorizara con datos sesgados, observaciones poco objetivas, muestras no representativas, y asumiera que todos somos neuróticos).

    Acá en Chile, la carrera de psicología puede pertenecer a la facultad de medicina o a la facultad de ciencias sociales, dependiendo de qué universidad se trate. A mi parecer, ambas opciones presentan inconvenientes: en el primer caso, se pone un excesivo énfasis en la psicopatología; y en el segundo caso (en el que estudié yo) se recibe demasiada influencia del relativismo epistemológico.

    Desde mi punto de vista, no tengo tan claro que la psicología sea una ciencia social, ya que por lo menos una parte de la psicología es indudablemente una ciencia natural: utiliza el método experimental, tiene un objeto de estudio concreto, medible y objetivo (el comportamiento del individuo) y se apoya en el razonamiento lógico y en las ciencias formales.

    Detalle aparte: las psicoterapias cognitivo-conductuales y las terapias ABA sí utilizan criterios objetivos y medibles (frecuencia, intensidad y duración de conductas) para evaluar la mejoría del paciente, y no sólo causan alivio momentáneo (como sí es el caso de otras "terapias" pseudocientíficas)

    Saludos =)

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por tu aportación Pangui. Entiendo el problema al que se enfrenta en las universidades la psicología. Lo entiendo en gran parte por el relativismo ya que en filosofía, sociología, antropología e historia tenemos el mismo problema.

    Definitivamente este es un tema que debe debatirse, y habrá que seguir buscando mas para poder "acomodar" a la psicología, que desde sus inicios como ciencia ha sido problemática.

    Saludos y gracias por compartir conocimientos y experiencias

    ResponderEliminar
  10. Hola. Interesante reflexión. Creo que es importante hacer la distinción psicología/psicoterapia, como bien argumentas, pero sobre todo, creo que lo más importante de todo, y quizá el quid de la cuestión, tal como yo lo veo, es más bien distinguir entre ciencia básica y ciencia aplicada. La biología, por ejemplo, tampoco es una ciencia de la salud. La medicina sí, y es un campo aplicado de la biología. Es decir, en el fondo, se sirve de los mismos conocimientos teóricos que aquella aporta. En el caso de la psicología podríamos enfocarlo igual y decir que la psicología es la ciencia básica (y no sería de la salud), mientras que ciertas aplicaciones de la misma sí serían sanitarias. Esto hoy en día se ha complicado conceptualmente más y no es tan fácil, porque existen campos (aplicados) como la "psicología clínica", y especializaciones (que entiendo que también son aplicaciones) como la "psicología general sanitaria", pero en donde también puede haber investigaciones propias para conocer ciertos aspectos del comportamiento o los procesos mentales (pero solo aquellos que puedan servir para aumentar el bienestar de las personas). Yo diría, por tanto, que una parte o ciertas ramas de la psicología sí pueden ser consideradas "sanitarias", pues están especializadas en aspectos psicológicos relacionados con la promoción, prevención e intervención en temas de salud mental, mediante actividades y prácticas que trascienden la psicoterapia (es decir, que incluyen la psicoterapia, pero también más cosas: campañas de promoción, divulgación, políticas sanitarias, etc).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Es una reflexión interesante, sobre todo por resaltar un error bastante común que se repite dentro y fuera de las facultades de psicología: el de homologar psicoterapia a psicología, o reducir esta última a un plano sanitarista. Sin embargo, me llamó la atención este pasaje: «La efectividad de una psicoterapia, científica o no, dependen del paciente. Si el paciente cree que la psicoterapia lo ayudará, entonces así será. No importa si se basa en los postulados de la pseudocientífica corriente del psicoanálisis o en la Biblia o en los consejos de Alcohólicos Anónimos, pues si la persona en terapia cree que es verdad, se sentirá a gusto con esa verdad –falsa, pero verdad para la persona», esto es falso, en la actualidad se realizan estudios de eficacia y efectividad para demostrar cual psicoterapia es más efectiva para determinado trastorno, cual no provoca ningún efecto e incluso cual es iatrogénica (se ha encontrado que el psicoanálisis, por ejemplo, tiene efectos iatrogénicos para una serie de trastornos, como el TOC).
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. "La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades". La cita procede del Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud, que fue adoptada por la Conferencia Sanitaria Internacional, celebrada en Nueva York del 19 de junio al 22 de julio de 1946, firmada el 22 de julio de 1946 por los representantes de 61 Estados (Official Records of the World Health Organization, Nº 2, p. 100), y entró en vigor el 7 de abril de 1948. La definición no ha sido modificada desde 1948. La Psicología estudia la conducta, eso la hace ciencia, ya que no es posible medir las emociones, percepciones, etcétera por sí mismas, sólo a través de la conducta y la conducta la rige un parámetro establecido por la OMS (el bienestar físico, mental y social).

    ResponderEliminar
  13. "La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades". La cita procede del Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud, que fue adoptada por la Conferencia Sanitaria Internacional, celebrada en Nueva York del 19 de junio al 22 de julio de 1946, firmada el 22 de julio de 1946 por los representantes de 61 Estados (Official Records of the World Health Organization, Nº 2, p. 100), y entró en vigor el 7 de abril de 1948. La definición no ha sido modificada desde 1948. La Psicología estudia la conducta, eso la hace ciencia, ya que no es posible medir las emociones, percepciones, etcétera por sí mismas, sólo a través de la conducta y la conducta la rige un parámetro establecido por la OMS (el bienestar físico, mental y social).

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  15. Vayamos a ello:

    Entonces, la neuropsicología encargada del estudio y la rehabilitación de funciones cognitivas tras un daño cerebral no es una ciencia de la salud.

    Tampoco la psicología clínica seria una ciencia de la salud, a pesar de tener como objeto el estudio, tratamiento y diagnóstico de trastornos mentales y o problemas prolongados en el tiempo que afectan de forma negativa a la salud del individuo, entre otros ámbitos de estudio.

    También estaría equivocado el ministerio de sanidad, al afirmar en su protocolo de salud mental, que el mejor tratamiento para la depresión es TCC (terapia cognitiva conductual ejercida por un psicólogo clínico) y psicofarmacología (ejercida por un psiquiatra) combinadas.

    La psicología de la salud, que estudia aspectos como el tratamiento y la prevención de problemas psicológicos o psiquiátricos tras el diagnostico de una enfermedad, no es un ciencia.

    Recordemos la definición de ciencia de la salud: “Las Ciencias de la Salud son el conjunto de disciplinas que proporcionan los conocimientos adecuados para la prevención de las enfermedades, la promoción de la salud y el bienestar tanto del individuo como de la colectividad”

    Asignaturas de la carrera tales como Psicología fisiológica, Fundamentos de la psicobiología I, II, neuropsicología, psicofarmacología (se debe comprender el fármaco empleado por el psiquiatra en el paciente), funciones ejecutivas, neuroanatomía y demás, deben pertenecer al ámbito de ciencias sociales.

    Edvard Mosers, May – Britt Moser y John O’Keefe nunca debieron ganar el Premio Nobel de medicina y fisiología, puesto que la psicología no se relaciona con las ciencias de la salud.

    A su vez un psicólogo no debería poder alcanzar ninguna especialidad que le otorgaste el titulo de especialista (Facultativo Especialista de Área).

    Para concluir y dejando a un lado la retorica, la psicología tiene como base de estudio los factores ambientales que influyen en la conducta y el comportamiento del ser humano, mucho de los cuales son patológicos y por tanto deben ser estudiados y tratados por especialistas de la salud mental.

    La psiquiatría estudia el tratamiento psicofarmacológico, la psicología clínica, efectúa terapias en las que esta demostrada (EMPÍRICA Y CIENTÍFICAMENTE) su efectividad (sistema, TCC, conductuales...).

    Quizá, la percepción que mucha gente como el escritor de este articulo tiene sobre la psicología nos hayan llevado a estar en el top 10 (y no muy alejados del puesto 1) de los países que mas psicofármacos consumen de todo el mundo.

    Potenciemos la psicología como ciencia demostrada que es, y dejemos de sobremedicar a los pacientes.

    *Con esto no quiero decir que la psiquiatría sobremedique, quiero decir que lamentablemente en el Sistema Nacional de Salud hay muy pocos profesionales en el ámbito de la psicología clínica, por lo que muchos pacientes sin necesidad de psicofármacos son medicados ante la falta de un especialista capaz de curar su patología.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Por lo visto, no tienes in idea de lo que es la Psicología, sobre todo la psicología clínica, pues mencionas muchos conceptos totalmente erróneos, que al parecer tu te inventaste. Mejor dedícate a filosofar sobre temas que realmente conozcas. Para ti no cuenta la salud mental, que NO es campo exclusivo de los psiquiatras y neurólogos. Recuerda que somos seres biopsicosociales.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido