"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


lunes, 26 de diciembre de 2016

¿Escépticos del escéptico de Jalisco? ¡Por favor, gracias!

David Osorio y Mauricio Schwarz.
Ya estamos por terminar el año. Lastimosamente, para mí, no terminé los artículos que planeaba hacer antes de entrar al 2017 (aún me faltaron la quinta parte de los Retos UFO-ilógicos, un artículo sobre la vigencia del debate sobre la astrología y la reseña de El espejismo de Dios, aunque aún tengo esperanza en poder presentar esta última en Filosofía en la Red). Sin embargo, en vez de ponerme a terminar alguno de esos escritos, en esta ocasión presento unas cuantas respuestas a las críticas que dos escépticos han hecho a dos artículos míos. Lo que tienen en común: los dos críticos cuestionan (hasta ridiculizan) mis objeciones al nuevo ateísmo.

El periodista científico Mauricio-José Schwarz y el blogger racionalista David Osorio, hace unos días respondieron dudas de sus seguidores en Ask con respecto a mis artículos "La hipótesis Dios o el error de Dawkins" (véase aquí una versión corregida del mismo) y "Humanistas contra el nuevo ateísmo", respectivamente. Debido a los límites de extensión que la plataforma impone, dudo que lo que muestran en sus respuestas haya sido lo único que quisieran decir. Sin embargo, creo que dejaron bastante en claro sus ideas principales. Mientras Schwarz me señala como autor de un "despropósito" porque soy tan fanático de la filosofía que, al amar tanto a esta disciplina no puedo "dejar de odiar a quienes la critican, y a veces falta a la verdad y al rigor con tal de atacarlos." Y claro, él ha sido una de mis víctimas. Por su parte, Osorio, blogger a quien considero un facebook-friend, afirma que mi escrito solo es "un compendio de absurdos" como muchos de los que he caído (¿escrito?), criticando después algunas ideas de los teístas que critican el nuevo ateísmo, como si yo fuera teísta o defendiera esos puntos, asegurando (de modo muy simplista) que "todas las críticas al Nuevo Ateísmo se resumen en una sola crítica: que los 'nuevos' ateos somos malos, malotes, perversos por rechazar en su totalidad el privilegio religioso." ¿En verdad es así? ¿Eso es lo que muestro en mi escrito? o ¿solo es lo que él quiere ver?

martes, 20 de diciembre de 2016

Día del escepticismo: La noche que Carl Sagan avistó un ovni


Un día como hoy, pero de hace 20 años, dejaba de existir una de las más grandes personalidades de la ciencia en la segunda mitad del siglo XX: el astrónomo Carl Sagan. Para mí, Carl Sagan es el maestro de maestros en la divulgación científica, el pensamiento crítico y la reflexión por un mundo mejor basado en un espíritu científico. Como ya es tradición en este blog, toca hablar en este día sobre algún aspecto de la vida o pensamiento de Sagan en relación a la ciencia y el escepticismo (aquí pueden ver los artículos del 2011, 2012, 2013 y 2014. Por razones que no recuerdo, no publiqué nada el año pasado).

Sagan fue un científico de primera línea, pero también una gran figura del movimiento escéptico. Desde siempre mantuvo gran interés en el tema de la vida extraterrestre, incluyendo los reclamos de avistamientos de platillos voladores y abducciones alienígenas.  De niño, Sagan encontraba gran fascinación en el fenómeno ovni, fascinación que perduró hasta sus últimos días, aunque no así su credulidad, pues siendo ya un joven y prometedor astrónomo, se ocupó de analizar y estudiar cuidadosamente los reclamos de platillos voladores, llegando a la sencilla conclusión de que estos no podían tener un origen en inteligencias extraterrestres, sino a lo mucho, en la mala percepción de los terrestres a la hora de ver el cielo.

domingo, 4 de diciembre de 2016

El escéptico de Jalisco en #LaManzanaDeNewton

Fundamentalistas religiosos vs "fundamentalista" (friki) de la ciencia. Se nota la diferencia y el grado de peligrosidad entre unos y otro, ¿no?

El martes 22 de noviembre me presenté en las instalaciones de C7 Jalisco para charlar, junto a Lourdes Sierra, sobre el conflicto entre ciencia y religión en el programa de divulgación científica, La manzana de Newton, el cual se transmite martes y viernes a las 8 pm. Aunque en esta ocasión tuve menos tiempo para charlar (el programa dura solo media hora), la plática que tuvimos Lourdes y yo, creo, cumplió bien los objetivos del programa, explicando que la religión es una manifestación cultural opuesta a la ciencia desde su naturaleza misma.

Es decir, la religión es opuesta a la ciencia en cuanto a métodos, principios y objetivos. Mientras que para la religión, la autoridad y la revelación son métodos básicos para obtener supuestos conocimientos (sagrados), para la ciencia es necesaria la observación, la experimentación, la especulación disciplinada y la libertad de investigación para contrastar resultados. Mientras que para la religión lo que existe es un mundo compuesto por dos "esencias" básicas, la naturaleza y lo sobrenatural, la ciencia supone que el mundo es única y exclusivamente natural (es decir material), un mundo que está sujeto a patrones (o leyes) que son comprensibles para la mente humana y nos permiten teorizar y explicar los fenómenos del universo a través de los métodos científicos. Mientras que el objetivo de la religión es el de adoctrinar y tener a la mayor cantidad de personas adoctrinadas en un cuerpo dogmático de creencias y ritos, el objetivo de la ciencia (pura) es el de producir conocimientos, y en segundo término poder usar estos conocimientos en beneficio del progreso cultural de la humanidad.

Para consultar más rápido