"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


domingo, 7 de abril de 2013

5 mitos sobre The Beatles


La grandeza de ese grupo está en su atemporalidad, ya que estamos delante de una de las pocas cosas que pueden atravesar tiempo, modas y generaciones: la música", escribe la musicóloga catalana Verónica Surrá en su ensayo The Beatles (una revolución social). Lo cierto es que uno puede pensar lo que quiera, menos que The Beatles no ha sido una de las más grandes bandas en la historia de la humanidad. 

Durante generaciones,  canciones como Help!,  All You Need is Love, Yesterday, Across the Universe, Yellow Submarine, Strawberry Fields Forever, Get Back, She Loves You, And I Love Her, Hey Jude, Let it be, Don't Let Me Down... y una galería de varios éxitos más, sirvieron de inspiración, motivación, tranquilidad, representación y reflexión para millones. 

The Beatles fue la primera banda juvenil en tener éxito internacional, de modo que sobran los mitos y rumores en torno al legendario cuarteto de Liverpool. En realidad, los mitos en torno a The Beatles se cuentan por cientos, y hablar de cada uno de ellos es una tarea solo para un libro, tal y como lo hacen Alan Clayson y Spencer Leigh en La Morsa era Ringo: 101 mitos sobre los Beatles. Libro que habrá que comprar y volverlo uno de mis libros de lectura obligada. Como sea, en esta ocasión les hablaré de los mitos populares sobre The Beatles que tienen que ver con las teorías de la conspiración, lo sobrenatural y las leyendas urbanas.

Así pues, les presento un breve top 5 de los mitos beatlerianos que, si no los habías escuchado antes no tuviste infancia... ni vida.

5. El nombre "Beatles" se le ocurrió a John Lennon. Muchos beatlemaniacos de corazón creen aún hoy en día que el nombre con el que se quedarían para la posteridad el cuarteto de Liverpool se le ocurrió a John Lennon. Sin embargo, parece ser que la verdadera mente que se le ocurrió que aquel grupo de jóvenes cantantes anglosajones se llamara The Beatles, fue la de Stuart Sutcliffe, primer bajista de la banda.

Partiendo de la palabra "beetle" (escarabajo en inglés), se cambió una "e" por una "a" para que se aludiera al ritmo que los caracterizaba (se traduce beat en inglés). El objetivo era tener un nombre con doble significado, igual que The Crickets, uno de los grupos favoritos de Stuart, cuyo nombre hace referencia a un popular deporte de Inglaterra y a un grillo ruidoso. Así pues John Lennon sin duda era un genio, uno de los más grandes compositores de la historia, pero él no invento el nombre The Beatles.

4. Number 9, number 9, number 9... ¿number 666? Las relaciones casuales entre John Lennon y el número 9 no son pocas y han tenido un verdadero significado. Las remasterizaciones digitales de The Beatles y el videojuego The Beatles: Rock Band fueron liberadas finalmente el 9 de octubre (mes 9) del 2009. Esto, obviamente se hizo a propósito recordando el peculiar simbolismo del número 9. La canción Revolution 9 fue probablemente la razón de la elección del día para las remasterizaciones digitales.

Algunos hechos curiosos que tienen que ver con The Beatles -en especial con Lennon- y el número 9 son por ejemplo: John Lennon nació el 9 de octubre en 1940; la primera casa en la que vivió Lennon era la número 9 Newcastle Road, Wavertree, Liverpool (tres nombres que contienen 9 letras); Lennon viajó en el autobús número 72 (sumando ambos números nos da 9) a Liverpool Art College, donde fue su amigo Stuart Sutcliffe (un apellido de nueve letras); la primera aparición de The Beatles en el Cavern Club fue el 9 de febrero de 1961; el contrato del grupo juvenil con EMI Music fue confirmado el 9 de mayo de 1962; su récord de debut en el show de Ed Sullivan fue el 9 de febrero 1964; The Beatles se separaron en 1970, 9 años después de estar juntos. 

La curiosa lista de casualidades con el número 9 continua, y esta azarosa anomalía fue incluso notada por el propio Lennon cuando dijo:


"Yo vivía en el 9 Newcastle Road. Yo nací el 9 de octubre, el noveno mes. Es sólo un número que me sigue a todas partes, pero, numerológicamente, al parecer soy un número 6 o 3 o algo así, pero todo es parte del nueve."
Es claro que si prestamos atención a un número en específico encontraremos una serie de coincidencias a lo largo de la vida de cualquier persona (podemos pensar por ejemplo, que la relación verdadera de los The Beatles y la magia de un número, no sea el 9 sino el 3, porque 9 es múltiplo 3), y que si bien, es chistoso y extraño, no pasa de ser mas que meros hechos aislados que se juntan de forma determinada para querer resaltar un "misterio". Pero la relación de The Beatles con el número 9 se hace cada vez mas oscura conforme se agranda el mito.

Retomando la canción Revolution 9, sobran los sitios web que aseguran que esta tiene un mensaje subliminal que se escucha claramente si oyes la canción al revés. Tal como en este video con subtítulos se muestra:



A muchos les pone la piel de gallina, pues "muestra" que el grupo de rock mas famoso del mundo en verdad era satánico, que al parecer disfrutan de los lamentos y que Paul McCartney está muerto. El mensaje de la canción al revés es evidente ¿no? Bueno, los invito a que escuchen con atención esta misma canción invertida pero sin subtítulos.  Si no lo han hecho, lo mas recomendado es que no continúen leyendo.

Si ya lo hicieron, notarán que en realidad no es posible diferenciar los supuestos mensajes satánicos. Incluso puede que usted haya "descubierto" mas mensajes, pero posiblimente no porque realmente la canción esté invitando  a los beatlemaniacos a volverse satánicos, sino porque nuestros cerebros tratan de encontrar sentido y orden en un marco sin sentido y desordenado. No importa si este orden solo es psicológico, lo encontramos. Y esto es justamente lo que se conoce como pareidolia

Justamente la pareidolia es una ilusión, o mejor dicho, un error en la percepción, en la que un estímulo vago y oscuro se percibe como claro y distinto. Por eso, no es casualidad que los "mensajes" se perciban mejor con los subtítulos (guiando a la mente) que sin ellos. Lo cierto es que, aunque los supuestos mensajes de Revolution 9 hubieran sido en verdad colocado a propósito no causaron que las miles de generaciones que han escuchado esta canción se volvieran satánicos, ya que no existen pruebas que demuestren que la mente humana en verdad puede captar los mensajes subliminales.

3. El asesinato de John Lennon fue un complot para controlar a las masas. De acuerdo a los conspiranoicos, John Lennon era un hombre "demasiado bueno", con mensajes anti-militaristas y anti-elitistas que no convenían para nada a los poderosos. Algunos piensan que la fama de frases como "somos más populares que Jesús" eran evidencia de que se tenía que censurar y reprimir a hippies de este tipo.

Sin duda, detrás de todo mito hay una pizca de verdad, pero muy poca. Los hechos son que John Lennon no era bienvenido en EEUU y había muchos intereses en que el ya entonces ex-beatle influyera en el pensamiento del pueblo. Lennon sí estaba en contra de la guerra de Vietnam y condenaba los programas de armamento nuclear. Canciones como Imagine y Power to the People mostraban el pensamiento de paz en contra de la militarización y la guerra. Lennon estaba teniendo demasiada atención por parte del pueblo estadounidense, y había temor en que su pensamiento expresado en éxitos musicales repercutiera de forma negativa en la reelección de Richard Nixon en 1972.

Lennon era vigilado, en busca de "pretextos" para poder expulsarlo del país. Hasta aquí los hechos, pues la continuación de la teoría conspiracionista asegura que, por estos temores y por la imposibilidad de expulsar a Lennon de Estados Unidos, el gobierno estadounidense opta por matarlo. Así, la CIA elabora un plan bien organizado en el que utilizan a un hombre común para programarlo como asesino por medio de tecnología hasta la fecha desconocida (y posiblemente inexistente, pero continuemos con el cuento). Ese hombre ahora programado en asesino no era otro mas que Mark David Chapman.

Chapman disparó a Lennon pero porque estaba siendo controlado, no porque este realmente quisiera matar a la leyenda del rock. Otra variante de la teoría de conspiración asegura que Chapman no mató a Lennon, sino que un tirador escondido fue el verdadero asesino. Chapman solo se encontraba en el lugar incorrecto, en el momento incorrecto.


La realidad es que las teorías de la conspiración en torno al asesinato de John Lennon son tan lúcidas y tienen tanta evidencia como la teoría conspiracionista que afirma que a Hugo Chávez le contagiaron el cáncer. O sea, ninguna evidencia y nada lúcidas.

En primer lugar se tiene la confesión del propio Chapman quien dice, básicamente que dentro de él una voz le decía "hazlo, hazlo, hazlo", y no, no se trataba de un agente de gobierno hablándole por radio, pues hasta el día de hoy no se ha encontrado dispositivo alguno en la cabeza de Chapman. Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980, pero Chapman (de acuerdo a su propia declaración) acechaba a Lennon desde octubre. Incluso llegó a viajar dos veces con la intención de matar al cantante. De forma simple, Chapman, estando trastornado y confundido llegó a la conclusión que matando a Lennon sería alguien en la vida, al ser famoso. La historia del asesinato de John Lennon y la culpabilidad de Chapman están ampliamente documentados y es improbable que en el futuro cercano o lejano se demuestre que en verdad existió una conspiración.


2. Yoko Ono separó a The Beatles. Posiblemente el mito más polémico sobre la relación de los integrantes de The Beatles, es el que afirma que el principio del fin del grupo fue el día en que John Lennon se enamoró de la artista Yoko Ono. Es la clásica historia en la que o elijes a tus amigos o elijes al amor de tu vida. Y de acuerdo al mito, el buen John se decidió por el amor de su vida, arruinando un futuro lleno de éxitos con la compañía de sus hermanos Paul, Ringo y George.

Yoko ha sido una de las figuras más controvertidas desde siempre. De origen japonés y siendo una artista y crítica de arte desconocida, es imposible dudar que ella tuviera gran influencia en Lennon una vez consolidada su relación. Sin embargo, lo que pocos saben es que Yoko colaboró enérgicamente con The Beatles en sus últimos tiempos. Una vez separados, Yoko inspiró, apoyó y participó en varios éxitos de John (incluso hizo que John  cambiara su nombre a John Ono Lennon) , incluyendo canciones como Oh my love, Stand By MeWomanGod e Imagine.

¿Pero qué tan cierto es que Yoko fue la principal causa de separación de The Beatles? En realidad nada cierto. The Beatles era una banda ya separada por dentro, sacando canciones mas que nada por negocio; los beatles estaban hartos de estar siempre juntos, y de que el público estuviera siempre admirando a una banda como ellos. Para cuando John comenzó su relación con Yoko, The Beatles estaba muriendo. 

Hace unos meses Paul McCartney declaró en una entrevista que Yoko Ono no separó a los Beatles. El mito parece haberse originado entre el escándalo que causó la separación del cuarteto, y gracias a variadas declaraciones negativas de John Lennon sobre The Beatles. En otras palabras, un chisme un vecindad.


1. Paul McCartney está muerto. El mito con mayor extensión y posiblemente con mayor número de creyentes es el de que Paul McCartney, vocalista y compositor de The Beatles, murió en un accidente de auto en 1966, siendo sustituido todo este tiempo por un doble que, hasta la fecha se hace pasar por el difunto beatle.

 ¿Las evidencias de tan extraordinaria afirmación? Los defensores de la teoría de conspiración aseguran que hay numerosas pistas que The Beatles colocaron a propósito. Por ejemplo, se dice que en la portada del famoso álbum Sargento Pimienta se muestra una guitarra con flores blancas (el instrumento de Paul), además que se muestra una extraña "o" junto al nombre de la banda. Los teóricos aseguran que la "o" se refiere a Leso, una isla griega que el cantante supuestamente había comprado. Esto pues, era la invitación a los fans para que se unieran al misterio, pues es justamente después de una grabación para el Sargento Pimienta que Paul "murió".


¿Mensaje oculto dando a entender que Paul McCartney estaba muerto o solo un día caluroso para una sesión de fotografías?
Otra pista se "encuentra" en la portada del disco Abbey Road, la cuál según la teoría de conspiración, representa un cortejo fúnebre. Supuestamente John Lennon va vestido de blanco porque representa al orador o sacerdote del funeral, Ringo Starr va de negro porque es el representante de los familiares en duelo, Paul McCartney está de traje y descalzo, porque se supone que es así como entierran a las personas, y Geogre Harrison en jeans es el sepulturero. Se afirma también que el lugar donde se tomó la foto es la calle donde Paul estrelló su auto y murió. También se asegura que en la imagen se logra apreciar una carrosa funeraria y que los beatles están en dirección opuesta a un cementerio que estaba en la calle, según esto, están saliendo de éste. También, en la placa del Volkswagen que se mira a la izquierda de la imagen, detrás de George, tiene inscrito "28 IF" lo cuál se interpreta como un mensaje en el que nos informan que, de haber seguido vivo, Paul McCartney hubiera tenido 28 años el día en que se tomó la foto (en realidad tendría 27).

Pero el rumor que catapultó este mito fue una llamada hecha a Detroit DJ Russ Gibb el 12 de octubre de 1969 por alguien identificado como Tim Zarsky, un estudiante de la Universidad de Michigan.  Tim informaba que había encontrado un sorprendente mensaje oculto en la canción Revolution 9 del White Album. En la canción se escuchaba (como ya lo hicimos) que Paul estaba muerto. Esto sirvió para que Fred LaBour, un estudiante de periodismo de la Universidad de Michigan, creara un artículo en el que detallaba la nueva teoría de conspiración: Paul McCartney había muerto y sustituido en la banda por un doble llamado William Campbell. La teoría conspiratoria nació en las letras de LaBour.

Durante tres semanas, la muerte de Paul McCartney fue uno de los temas más comentados en EEUU, hasta que en noviembre del 69 la revista Life publicó en su portada a Paul McCartney. A partir de entonces el rumor empezó a decaer.

Si Paul no murió, ¿entonces quién se accidentó en su auto? ¿Y dónde estaba Paul el día del accidente? El verdadero accidentado fue Mohamed Hadjij (quien por cierto, tampoco murió en el accidente); el 7 de enero de 1967, este extraño personaje viajaba en el Mini Cooper de McCartney,  se dice que transportaba drogas con dirección a Sussex. Luego de esto, algunos rumores dispersos ya hablaban de la muerte del cantante, así como la sustitución de éste por un doble en la banda.  Paul McCartney, por su parte,  estaba de vacaciones con su novia Jane Asher, viajando a través de Francia y Kenia del 6 al 19 de noviembre de 1966.

Aunque se sospechó que el engaño pudo haber sido fraguado por la disquera de The Beatles o por los propios Beatles, lo cierto es que no existen evidencias que demuestren que este mito se originara más allá de los sensacionalistas reportajes diversos de la época, y por el escrito de LaBour, quien fuera el que consolidó el mito.

El mayor mito de The Beatles


Con esto llegamos al final de los mitos populares sobre The Beatles, aunque existe un mito auténtico de este grupo, el cual fue desmitificado por el propio John Lennon en diversas entrevistas (las mas significativas recolectadas en la edición especial de la revista Rolling Stone) es el mito de esa banda llamada Beatles. El mito en que hubo un cuarteto de amigos que disfrutaban hacer canciones, eran un ejemplo de moralidad para la juventud.

Lennon llegó a declarar "yo no creo en The Beatles". Lennon no creía en esa imagen que la cultura pop hizo de la banda. No creía en los carteles de presentación, en las caras sonrientes y coloridas de los discos, ni en la imagen de un grupo unido en los conciertos. The Beatles ha sido el mayor mito de The Beatles, y miles, incluso, millones de personas en el mundo siguen creyendo en esta ilusión.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*El sitio web The Beatles Bible, con excelente información sobre biografías, sucesos y mitos sobre el cuarteto de Liverpool.

*"Paul McCartney Really Is Not Dead", artículo de Loren Collins donde expone las falsedades de la supuesta conspiración de la muerte de McCartney, en el CSI.

*La Edición especial de la revista Rolling Stone del natalicio de John Lennon, John Lennon. La última guía para saber sobre su vida, su música y su leyenda.

1 comentario:

  1. Recibe un saludo desde Veracruz.

    Son buenos los mitos que derribas en tu post.

    Sobre el mito 2, quisiera aportar que, de acuerdo a, entre otras fuentes, Geoff Emerick, una de las reglas de trabajo de los Beatles consistia en no permitir que personas ajenas al grupo, sus asistentes o la gente de EMI estuvieran presentes durante sus sesiones de trabajo y grabación, salvo las fiestas que armaron durante Yellow submarine o A day in the life, y la abrupta aparición de Yoko generó un mal ambiente instantáneo, puesto que no solo estaba ahí sentada remendando calcetines, sino que, durante la grabación de Abbey Road, luego de un accidente de auto, John mandó a instalar una cama dentro del estudio 2 para que una conaleciente Yoko pudiera estar presente, y ordenó que le pusieran un microfono para que pudiera dar opiniones y sugerencias.

    En un episodio Yoko hizo enojar a George al comerse uno de sus chocolates Savoy Truffle sin su permiso, por lo cual la llamó "blody bitch" desde el control room.

    Por otra parte George se queria salir de The Beatles desde 1966, lo alteraban mucho las giras, no le gustaban las muchedumbres ni la histeria que se generaba por su sola presencia, y consideraba que no contaban con suficiente seguridad, a la vez que su frustración personal empezaba a manifestarse por el hecho de que Lennon y McCartney rechazaban sus canciones (aunque el mismo George reconocia que en esa etapa aún no eran muchas ni muy buenas, del '68 en adelante fue otra cosa) y le molestaba sobremanera la "tutela" de Paul sobre él, indicandole qué hacer en muchas canciones.

    Cuando quedó cautivado por la India, su música y su cultura, lo último que le interesaba en la vida eran los Beatles, (según sus propias palabras en Anthology) y durante su breve partida del grupo durante el rodaje de Let it be, Lennon dijo: "a la mierda con él, llamen a Clapton".

    Paul era quien más creia en el mito de los Beatles, quien más queria que siguieran unidos y quien más luchó por ello.

    Hasta antes de la disolución trató de no enfrentarse tan abiertamente con John por el tema Yoko y, según Geoff Emerick, "hacia como si no estuviera para tratar de mantener el ambiente de trabajo tolerable", aunque pudo hacer poco ante la actitud de hartazgo de John.

    La cuestión de quien seria el manager fue el pretexto final, pero era evidente que John y George estaban artística y emocionalmente en otro canal, y los Beatles eran un estorbo para su desarrollo artístico y por ende, personal.

    Sobre Ringo no hay mucho que decir, su aporte más que musical fue sonoro gracias a su estilo único de tocar la bateria, inigualable.

    Al igual que George tuvo su momento de frustración por el hecho de estar junto a 2 genios sin poder más que seguir sus indicaciones y en el 68 se fue durante 15 dias.

    Aprendió a jugar ajedrez durante las largas horas y los largos días en que no solicitaban su colaboración en el estudio, según Emerick era el más cínico y el más "hostil" con los ajenos al grupo, aunque el más leal y el más amigo de los de dentro , incluso toleró que George le fuera a decir descaradamente en la cara que estaba enamorado de Mo (esposa de Ringo).

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido