"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


viernes, 28 de octubre de 2011

¿Por qué gracias a Dios soy ateo?

Corregido 28/03/17
Como todo buen intento de filósofo, simplemente no podía quedarme con las ganas de hacer una reflexión sobre esta graciosa y –aparentemente- contradictoria afirmación.

¿Por qué un ateo llega a decir que gracias a Dios es, justamente, ateo? Bueno, como ateo que soy, espero poder responder esto y espero que sea una respuesta que más de uno ha llegado ha concluir.

Cuando mis amigos me presentan con personas que no conozco, a menudo, salta a mi breve descripción el hecho de que no creo en ningún dios. Por supuesto, esa persona dice “¿eres ateo?” a lo que respondo un “sí, soy ateo”. Con sarcasmo, la persona me mira y me dice “ah pero eres ateo gracias a dios ¿verdad?” y yo respondo un sí. Hasta ahora ha sido imposible el no sacarle una sonrisa a toda persona que recién me conoce y que se entera que “gracias a Dios soy ateo”.

Por alguna razón desconocida para mi, estas personas parecen quedarse más tranquilas, o algo por el estilo, cuando aseguro tal cosa. Como si decir "gracias a Dios soy ateo" significara que en realidad creo en Dios. En otras ocasiones –muy raras por cierto-, la persona prospecta a nuevo amigo me dice “¡pero eso que dices es una contradicción!” Y la verdad es que sí lo es, siempre y cuando, la tomes sin contexto y solo como una afirmación vacía.

Decir “soy ateo gracias a Dios” dice más de lo que la mayoría puede imaginarse.
Primero, aclaremos la más común confusión: No, el decir "gracias a Dios soy ateo" no significa que sea creyente en algún dios o que sea un “ateo creyente”. ¿Acaso si un ambientalista dice que es ambientalista “gracias a la deforestación” significa que es un deforestador? O si un anticlericalista dice que es anticlericalista “gracias al clérigo” ¿quiere decir que es creyente en el clérigo? O si un antiabortista dice que es antiabortista “gracias al aborto” ¿quiere decir que apoya el aborto? La respuesta a todas estas es un grandísimo ¡NO!

Tanto la afirmación “gracias a Dios soy ateo” así como las demás ya expuestas, involucran un sentido algo sarcástico, pero es un juego lógico del lenguaje. Cada una de estas afirmaciones puede traducirse así:

*Ambientalista: “soy ambientalista porque entre más sé de los crímenes contra el ambiente, más ambientalista me hago”.

*Anticlericalista: “soy anticlericalista porque entre más sé sobre lo que hacen los clérigos, menos creo en ellos”.

*Antiabortista: “soy antiabortista porque entre más sé sobre el aborto, más me convenzo que es la peor de las alternativas al embarazo no deseado”.

Del mismo modo “gracias a Dios soy ateo se puede traducir” así:

*Ateo: “soy ateo, porque entre más sé sobre dioses y la religión, menos creo en esas cosas”.

¿Qué quiere decir el ateo cuando dice que “porque entre más conoce sobre dios”? Cuando un ateo dice que “entre más sabe de dios menos cree en él” se refiere al conocimiento obtenido por medio de la ciencia, la historia, la filosofía, la lógica y la problemática humana actual.  Tanto la antropología como la historia nos dan una serie de datos y conocimientos históricos –valga la redundancia- sobre las creencias humanas. Cuáles han sido los dioses que el hombre ha adorado alguna vez, cómo adoraba a otros dioses en otros tiempos, por qué adoraban a esos dioses, etc., son datos de invaluable calidad que sirven para hacer una comparativa entre el fenómeno de la fe, tanto moderna como de antaño.

 Así pues, el ateo a menudo se da cuenta que no hay diferencias importantes entre el culto a Yahvé y el culto a Ra, Ganesha, Tlaloc, Odín, Hades o cualquier otro dios de los cientos en que el ser humano ha creído alguna vez. Se da cuenta que el fervor, la fe y la defensa a favor de esa fe, no es diferente de otros tipos de fe y sus respectivas defensas. Comparar por ejemplo, la fe judeocristiana con la fe india (mal llamada hinduísta) nos hace darnos cuenta que no hay nada que un cristiano pueda argumentar en contra de los dioses indios, así como el indio  no tiene mayores argumentos contra el dios judeocristiano.


 Si un credo no es capaz de defender sus fundamentos y hacerlos ver “superiores” de manera evidente, ¿por qué creer entonces en ese credo y no en otro? El hecho que un teólogo no sea capaz de responder esta pregunta  de manera satisfactoria es una fuerte razón que utilizan los ateos para despreciar las creencias religiosas. 
Ahora, en tanto a la problemática humana actual, los ateos miran sufrimiento, hambre, desastres, guerras, cambios climáticos… y se preguntan, ¿puede un dios todo bondad y todo poderoso dejar en el sufrimiento a sus más adoradas creaciones de este modo? Muchas veces se responde que las calamidades en las que vivimos a diario,  o son causadas por nuestro libre albedrío u ocurren porque este mundo es “gobernado por Satanás”.

 
Tanto una como otra afirmación no tienen sentido alguno, ya que si es por el libre albedrío ¿acaso Dios no sabía que utilizaríamos ese “regalo” para destruirnos entre nosotros, y de paso, al planeta? Y si la respuesta es el gobierno de Satanás ¿no sabía Dios que Satanás se creería más que él e intentaría hacer que el ser humano –especie a quien tanto ama Dios por cierto- se perdiera en el pecado? Las respuestas suelen ser: "Dios obra de formas misteriosas” o “tenemos fe en un mundo mejor”. Cuando en un debate se presentan semejantes tonterías, el ateo simplemente recuerda que una buena carcajada vale más que 1000 silogismos.

Si a esto le agregamos que explicar algo con la palabra “dios” no es otra cosa más que decir “no sé, tengo flojera de pensar”, podemos entonces asegurar, con buen fundamento y con alto grado de certeza, que sí, yo soy ateo gracias a dios... a los miles de dioses.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*"Un Manifiesto Ateo", de Sam Harris.  Una explicación breve de cómo las calamidades demuestran o que dios es cruel o que probablemente no existe. Traducido al español en Razón Atea

*Romper el hechizo. La religión como fenómeno natural, de Daniel Dennett, Edit. Katz, 2006.

9 comentarios:

  1. Hola muy interesante tu entrada pero creo que se puede tomar desde la etimología de la palabra con una simplicidad mayor, ateo del griego a deos (no tengo teclado griego jajaja) sin dios, es decir si no existiera el concepto de dios no podría ser atea, soy ateo gracias a dios desde un sentido conceptual, en el momento en que se crea la construcción social la cual denominan dios da cabida al antagónico conceptual de no tener un dios, en ese caso aplica la misma frase desde el concepto más allá del descubrimiento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Erika, muy cierto lo que dices, por eso mismo, me alegro que compartieras la opinion, asi se enriquece el artículo. Gracias y saludos :)

    ResponderEliminar
  3. .
    Como no tenéis invidencias de la no-existencia de Dios, sois unos creyentes en que Dios no existe.
    Bienvenidos al club de creyentes.
    .

    ResponderEliminar
  4. Texoki, tampoco tenemos evidencias de que no existe los Fgiops rojos eso indica que todos somos creyentes, tanto si creemos en los Fgiops rojos como si no; en el momento que alguien crea en algo no le da evidencia de existencia pero para algunos parece ser que es suficiente, y ademas le da la necedad de llamar a los demás creyentes por oponerse a posibles existencias no demostradas que por su naturaleza construida le da un caracter infalsable.

    La falta de evidencias no es prueba de existencia, la existencia de algo extraordinario la deben aportar los que afirman dicha existencia. Si no es aportada dicha evidencia cual es la diferencia entre lo que sabemos que existe y lo que no.

    ResponderEliminar
  5. erika recurre a la etimologia de manera siperficial, si rebusca bien se dará cuenta ke ATEO significa SIN ZEUS. Los griegos llamaron ateo a Aristóteles porque no creia en zeus. Si uno habla con un judio o un musulmán nos damos cuenta ke ellos tampoco creen en dios, sólo en yavé o alá.

    ResponderEliminar
  6. Pues esa ya sería una interpretación, no Augusto? pues es el dios griego o es literal? a ver si me pasa un link donde buscarlo para informarme =)
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Y texokory yo no creo que dios no existe yo aseguro la no existencia del dios judeocristiano desde una contradicción lógica comprobable con el materialismo filosófico cuando quieras lo platicamos

    ResponderEliminar
  8. Bueno yo pienso que esto no tiene sentido alguno, porque si Dios no significa nada para ti porque dices ''Gracias a Dios soy ateo'' En pocas palabras pones, gracias a algo que no se ni que es soy ateo, por mi parte no tiene sentido alguno que digas eso, pero en parte te doy razon, porque hay MUCHAS religiones que tienen DEMASIADOS DIOSES, y nadie en realidad tiene la razon de algo, y pues, ¿por que creer en el mal y no en el bien? ¿si crees en un SATANAS por que no creer en un Dios?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué? A ver, digo "gracias a Dios soy ateo", porque el sostener un ateísmo racional es una de los motivos por los que me interesa saber sobre las creencias y las religiones en general. También porque ha sido justo ese interés lo que hizo que me volviera ateo, citando una frase célebre: "entre más sé de Dios (o de los dioses) menos creo en él." No tiene nada que ver con satanás, otra figura ficticia de la que se tiene registro histórico de cómo llegó a ser un invento de las personas que decían combatirlo.

      Eliminar

Para consultar más rápido