¡Mira mi nuevo blog!

domingo, 28 de octubre de 2018

La tontería de la semana: "No está demostrado que las pseudociencias sean malas" y otras joyitas

Ya estamos en el último fin de semana de octubre, y aunque más de uno supondrá que este es el último artículo del mes, debo confesarles que estoy preparando un artículo especial de halloween, con mucho cariño para mis lectores, acerca de uno de los monstruos más famosos. Por el momento, es hora de hablar de las tonterías destacadas de la semana, revisando las últimas noticias del embuste paranormal, la venta de misterios y los negocios de las pseudociencias que, como bien sabemos, son bastante redituables para sus practicantes pero dañinos para sus clientes.

Esta semana la página española Redacción médica nos contó de un vergonzoso máster en terapia neural y odontología focal, junto a un posgrado en terapia ayurvédica, en el Campus Docente San Juan de Dios de Barcelona. Estos "posgrados" en pseudociencia se ofrecen con el sello de prestigio de la Universidad de Barcelona. Si usted, como yo, es un seguidor de La lista de la vergüenza, sabrá que la Universidad de Barcelona es un hervidero de pseudociencias variadas, representando una de las casas del conocimiento más deshonrosas de aquel país.  Pero como si esto  no fuera ya bastante malo, resulta ser que la directora de aquel campus, la enfermera Amèlia Guilera, asegura que no hay nada de malo en que los "profesionales" que se diploman en ayur-veda no sean médicos "europeos" (o sea, médicos tal cual), pero pueden ser médicos hindúes. Dicho de otro modo, siempre hay más de un incauto que piensa que es lo mismo estudiar medicina que el diplomado para pseudoterapias que pueden llegar a ser peligrosas. Esta y otras joyitas más de la entrevista con Guilera las analizaremos para ver el grado de irresponsabilidad académica de la directora de este campus.

domingo, 21 de octubre de 2018

La tontería de la semana: La Cofepris colabora con herbolarios y curanderos

Imagen compartida por Cofepris
ante la aprobación de remedios herbales. Y todavía
lo presumen.
Desde mediados del mes pasado he perdido el ritmo con el que este año he estado escribiendo de manera fluida, con al menos dos artículos por semana. Sin embargo, lo que espero no perder es la nueva tradición que hemos creado aquí con usted, amigo lector, de revisar las tonterías más destacables de la semana, donde pasamos revista por el mundillo del embuste paranormal, la venta de misterios y el negocio de las pseudociencias.

Esta semana nos hemos enterado de varios acontecimientos en el mundillo de las pseudoterapias mal llamadas medicinas alternativas. Pero una sobresalió en México: y es que la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) autorizó el uso de 18 plantas medicinales de tipo herbolario que van a poder ser utilizadas en tés, infusiones o suplementos alimenticios. Según recoge la nota en La Jornada, el comisionado Julio Sánchez y Tépoz aseguró que los varios productos autorizados "van a tener calidad, seguridad y eficacia". Pero si esto ya es preocupante viniendo de Cofepris, lo peor, es que Sánchez y Tépoz ha confirmado que este organismo encargado de garantizar la protección sanitaria a los ciudadanos, ha trabajado por cuatro años (!) con la Federación Nacional de la Industria Herbolaria, Medicina Alternativa, Tradicional y Naturista (FNIHMATN) para lograr la autorización de plantas medicinales de tipo herbolario. La FNIHMATN, junto a otros organismos con motivaciones similares, se ha caracterizado por ser una asociación encargada de presionar y buscar espacios públicos para promover su distorsionada visión de la salud, donde la medicina y la farmacología de verdad se pueden fusionar con la magia que ofrecen las pseudoterapias y las precientíficas terapias tradicionales.

Esta es una noticia preocupante, y no solo por el aval que Cofepris le ha dado a estos productos más que científicamente cuestionables, sino que a su vez, está otorgando legitimidad a una asociación que representa todo aquello que no merece estar integrado al sistema nacional de salud. Una asociación que está apuntando logros a su currículum en materia de visibilidad, los que a su vez seguramente son solo el inicio de lo que se viene en este sexenio.

domingo, 14 de octubre de 2018

La tontería de la semana: la NASA descubre a Nibiru... otra vez

Fernando Correa y el honorable ratón
creando sus propios fake news, a ver quién les cree.
 Por un instante pensé que este fin de semana no tendríamos nuestra querida sección de "La tontería de la semana", ya que quería comentar un poco acerca de los cuestionamientos que ha recibido un estudio que hace poco menos de un mes era promocionado como "la mejor evidencia de la homeopatía." Pero la noticia que les traigo el día de hoy era tan especial que no pude resistirme. Así que, aquí estamos de nuevo revisando lo último del embuste paranormal, la venta de misterios y el negocio de la pseudociencia, con frecuencia muy redituables para sus practicantes pero bastante dañinos para sus clientes.

Y nada, el día de hoy tenemos el mayor descubrimiento del siglo: la NASA por fin ha descubierto el planeta Nibiru. Sí, ha encontrado evidencia indirecta de aquel noveno y apocalíptico planeta del que se supone ya hablaban los mayas, los chinos, los hebreos y los sumerios... ¿o será que la NASA descubrió algo distinto? No, según Jaime Maussán, aunque la NASA no lo admita.

domingo, 7 de octubre de 2018

La tontería de la semana: Grafohomeopatía... sí, ha leído bien

Uno perdiendo el tiempo luchando con sus demonios internos para terminan la carrera, cuando un par de completos donnadies se ganan la vida con su propia pseudoterapia de autoayuda.
Después de unas inmerecidas vacaciones y unos días extras sin publicar, es hora de volver a este blog, y qué mejor forma de hacerlo que con la tontería destacada de la semana, la sección donde pasamos revista al mundo del embuste paranormal, la venta de misterios y el negocio de la pseudociencia que, como bien sabemos, son muy redituables aunque con frecuencia bastante nocivos para la salud de sus clientes.

Al inicio de esta semana me topé con algo curioso: la fusión de dos pseudociencias para convertirse en un único y rentable negocio. Aunque por su naturaleza, las pseudociencias suelen ser campos o doctrinas aisladas del resto de cualquier otro campo o forma de conocimiento, no es raro encontrar algún genio que considera rentable la unión de dos o más prácticas pseudocientíficas. De hecho, este fenómeno cultural lo podemos apreciar en prácticamente toda manifestación de la irracionalidad: mezcla de supersticiones locales con aquellas institucionalizadas por una iglesia, o la exportación de creencias, como el fenómeno ovni, combinándose con milagros de tipo religioso, como los estigmas, hasta las creencias new age donde puedes juntarlo todo. Algunos ejemplos de pseudociencias producto de dos o más mezclas de este tipo son el freudomarxismo (psicoanálisis + materialismo histórico), la criptozoología creacionista (búsqueda de animales prehistóricos para demostrar su convivencia con humanos), la astrología jungniana (astrólogos que se creen psicólogos por leer los disparates de Jung), así como las decenas de "consultorios" donde curan con cuarzos, hacen lectura de aura, acupuntura y quiropráctica al mismo tiempo. La coherencia lógica no es necesaria en este tipo de fusiones.

No importa cuán ridícula suene tu nueva pseudoterapia, siempre tendrá un nicho en el mercado de la pseudociencia. Conscientes de esto, un par de españoles avispados crearon su propio negocio: la grafohomeopatía. Sí, ha leído bien, la fusión de la grafología y la homeopatía, faltaba más.

Para consultar más rápido