"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


domingo, 15 de mayo de 2011

¿Médicos homeópatas?

-Actualizado 26/03/17-

Nostalgia, desesperación y tristeza. Son las tres cosas que alguien puede sentir cuando ve en las calles un letrero o un anuncio publicitario en la sección amarilla en los que se presentan “médicos homeópatas”. Cuando en una plaza, con locales exclusivos para sección de ciencias de la salud, encontramos la lista mas o menos así: cirujano, luego dentista, pediatra, cirujano pediatra, ¿y luego? Homeópata. Dan pena los canales como TV Azteca que en sus "semanas de la salud", ofrecen "tratamientos" como reflexología y acupuntura, junto con exámenes y análisis verdaderamente médicos (como el Papanicolaou), o que en México esté legitimado llamar a la homeopatía medicina.

Pero lo que más da tristeza y pena ajena es escuchar el título que ya mencioné al principio: médicos homeópatas. ¿Cómo y en qué momento un médico puede combinar su profesión con una pseudociencia, que en mas de 200 años no ha demostrado tener efectos mas allá de un placebo?  Una cosa es lidiar con la idea de que la homeopatía  invade todo el país –y el mundo-. Pero otra cosa es saber que recibe apoyo y hasta etiqueta de ‘medicina’ cuando alguien que es verdaderamente médico decide también ser homeópata. ¿Es eso posible? ¿Unir ciencia y pseudociencia?


Si se le pregunta a un "médico homeópata" (lo seguiré poniendo el calificativo entre comillas porque nomas no me acostumbro a que tal titulo exista), el por qué decidió ser justamente eso, posiblemente nos puede contestar una de dos opciones probables:

1. Que estudiar medicina no le bastó, así que buscó enriquecer su "conocimiento" en salud, encontrándose con la homeopatía, o...
2. Que primero fue homeópata, y luego decidió ser médico.

Algunos pocos, quizá nos podrían contestar que, debido a que muchos de sus pacientes de un hospital o de su consultorio, consultan a la vez con homeópatas y otros tipos de "alternativas medicas". Entonces, para evitar que consulten con personas que no cuentan con título en medicina, prefieren ser ellos los que a la vez, son médicos y homeópatas. No porque crean mucho en la homeopatía en sí, sino porque las personas creen en ella. Todo esto suena hasta bonito y humanitario, pero no es más que otra forma de decir: la homeopatía es un buen negocio, así que le entro para ganar un poco mas de dinero "honradamente".

Pero esto último lo considero una razón poco probable –aunque nunca está de más-, ya que consultando el estado de nuestro país sobre este asunto en internet, me topé con nada más y nada menos que con la  Asociación Nacional de Médicos Homeópatas Cirujanos y Parteros en el Distrito Federal AC Mateo Rubio Septién, una organización civil de unos 26 asociados. Todos, según su sitio web, con títulos de doctores. En el sitio se encuentran artículos tan "científicos" como  Teoría de las altas diluciones una de las bases científicas de la Homeopatía, Homeopatía ante el Mito, Hito y Rito del SIDA, Salud, Homeopatía y Física Cuántica o El médico homeópata: ¿profesionista alternativo o complementario? Incluso podemos encontrar Las leyes de la termodinámica en la Homeopatía, en el que menciona que “ya existe la Tecnología básica necesaria para detectar por medio de la Biorresonancia y la Entropía el estado patognomónico del enfermo y los procedimientos medicamentosos mas adecuados para restablecer su saludo, como también darle un seguimiento por medio de un monitoreo evolutivo a la curación con dicha tecnología.” ¡Mother of Dr. House!

¿Cómo se combina la creencia en el desequilibrio de las energías del cuerpo con la idea de microbios? ¿En qué piensan estos disque médicos de profesión al estar recetando charlatanería? ¿Qué es lo que uno debería pensar al encontrarse con que su médico es también un homeópata?


La medicina científica actual es muy buena diagnosticando enfermedades y prediciendo la evolución de las mismas, pero, lamentablemente, no es tan buena curando. Ello puede ser tremendamente frustrante. Me imagino una persona a la que le dicen que su enfermedad es un cáncer de tipo X con metástasis (la medicina es muy buena diagnosticando), y que su esperanza de vida son dos meses (la medicina es muy buena prediciendo la evolución) y que no se puede hacer nada para curarle. No me extraña que ante la impotencia, la frustración, vaya a rezar a la Virgen María, al brujo de Coslada, a Lourdes o al médico homeópata.
Sin duda, su enorme exactitud a la hora de predecir la evolución de la enfermedad es infinitamente más frustrante que la ignorancia de lo que va a pasar. La medicina antigua, que no tenía esa precisión, siempre podría dar esperanzas: “nunca se sabe”, “tal vez evolucione favorablemente”,... Hoy, la predicción es casi exacta: una losa que cae inexorablemente…
Sin duda, su enorme exactitud a la hora de predecir la evolución de la enfermedad es infinitamente más frustrante que la ignorancia de lo que va a pasar. La medicina antigua, que no tenía esa precisión, siempre podría dar esperanzas: “nunca se sabe”, “tal vez evolucione favorablemente”,... Hoy, la predicción es casi exacta: una losa que cae inexorablemente…
Tampoco me opongo a que una mutua privada tenga entre su cuadro de ‘sanadores’ a médicos, sacerdotes, chamanes, brujos, acupuntores u homeópatas siempre que estén claramente diferenciados.  
A lo que sí me opongo es a que me den gato por liebre. Si voy a un médico quiero que sea médico, no homeópata o brujo. Y si voy al brujo quiero que sea brujo, no médico. 

Escribe Félix Ares de Blas en "Homeopatía: Miserias de la Profesión Medica", Publicado en la revista El Escéptico (no 13) de la ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico.La idea de juntar ciencia con pseudociencia es ridícula desde cualquier ángulo y perspectiva. Cualquier ángulo y perspectiva excepto el ángulo económico y más en específico, el ángulo del negocio particular. Ares de Blas nos relata una anécdota suya: cuando su hijo se enfermó, lo llevó con un médico –que si tenía título y todo lo que un medico debe tener-, pero que a la vez, era homeópata y promotor de otras medicinas alternativas.

Cuando investigó un poco más a fondo el por qué algunos médicos deciden también ‘ejercer’ como homeópatas, se dio cuenta que las universidades, como pretexto, aseguran que es mejor que personas con títulos en medicina, ejerzan también alternativas y así, librarse de charlatanes sin licenciaturas o cualquier otro papelito universitario (ahora son charlatanes certificados). A lo que responde que: 

…los garantes de la ética médica son los Colegios de Médicos. Inocente de mí, en cierta ocasión escribí al Colegio de Médicos indicando que ellos no debían permitir usar mal el título; la respuesta fue que lo grave es que la homeopatía la ejercieran señores sin título; que ellos velaban porque la homeopatía la hicieran los médicos y que ellos se encargaban de echar a los intrusos. Su única preocupación era el intrusismo (¿la posible pérdida de negocio o puestos de trabajo?) no que el médico titulado utilizara inadecuadamente su título. 
El problema de introducir a la profesión médica –así como también en cualquier otra carrera seria y científica, con sustento en evidencias- ‘prácticas’  que no poseen ni una pisca de efectividad, mas allá del efecto placebo, no es solo de carácter medico o científico; sino que también ético. La medicina, es una ciencia, y como ciencia, los que la ejercen y practican, deben de tener la obligación de ser objetivos, escépticos y sobre todo, de mirar siempre las evidencias mas que el negocio o el capital de ‘ventas’.

Las universidades, mas que promover tal cosa, promueven un espíritu pragmatista, basándose en el viejo lema: lo bueno es lo útil. Y resulta que lo útil es todo aquello que de unos billetes de más, sin importar que nuestro proveedor de dichos billetes sea una práctica pseudocientífica y totalmente fraudulenta como es la homeopatía. Lo peor de todo esto, es que no solo universidades dan un respaldo a pseudociencias, sino que también algunos gobiernos. Como no es de extrañar, el gobierno de México es uno de los promotores de las pseudomedicinas. Ejemplo de ello es el secretario de salud del DF quien hace un par de años, en la semana de la ciencia, después de recibir una carta preguntando sobre qué es lo que se está haciendo contra las pseudomedicinas como la homeopatía o la acupuntura, afirmó que éstas dos son tratamientos legítimos ya que instituciones de "prestigio" como el Instituto Politécnico Nacional las reconoce como verdaderas terapias (sí, y los extraterrestres nos crearon según The History Channel). También no falta el que dice que porque en PubMed existen enlaces a estudios sobre homeopatía, ésta es por tanto científica.

Si recordamos bien, una de las principales enseñanzas del pensamiento crítico es que no importa la autoridad que hace la afirmación. No importa quién o qué instituto, gobierno, universidad o laboratorio pueda hacer la afirmación, ésta siempre debe tener sustento en la evidencia científica. Sin evidencia,  importa poco si el que afirma que la homeopatía sirve es la NASA. Así las cosas, el secretario de salud del DF comete la clásica falacia de apelación a la autoridad. Si dice que la homeopatía es verdadera porque el Politécnico Nacional dice que la homeopatía –y sus parientes- en verdad sirven como tratamiento, está obligado a demostrarlo y no solo quedarse con el “si  lo dice X, es por que Y es verdad”.

Y resulta ser que de evidencias empíricas o científicas, las medicinas alternativas no tienen ni una. De modo que el que una autoridad del "calibre" del "secre" de salud en el DF diga que la homeopatía no es una pseudociencia, es vergonzoso.

Quizás yo, como persona, lo que puedo hacer es poco. Pero como ciudadano, al igual que todos, podemos ayudar a combatir ridiculeces en nuestra sociedad como el curanderismo y las pseudomedicinas, que son un verdadero peligro y problema de salud pública. Y más aun, como ciudadanos, tenemos el derecho y obligación de exigir a las autoridades, y a las universidades, que no respalden semejantes fraudes y luego los vuelvan parte de sus ingresos comerciales y personales. La decisión es de nosotros, los ciudadanos del país en donde te encuentres.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*"Homeopatía: Miserias de la Profesión Medica", artículo de Félix Ares de Blas, publicado en la revista El Escéptico (no 13) de la ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico.

*"Si tu médico te recomienda usar homeopatía, lo mejor para tu salud sería que cambies de médico", artículo publicado en el blog Popurrí Escéptico.

3 comentarios:

  1. Quizá tu artículo no merece alguna réplica, aunque por otro parte se basa en afirmaciones pobres y poco estimulantes. A continuación las enumerare cada una:

    1. "¿Cómo y en qué momento un médico puede combinar su profesión con una pseudociencia, que en mas de 200 años no ha demostrado tener efectos mas allá de un placebo?"

    ¿Puedes, ahora sí, demostrar que la homeopatía no ha cambiado en mas de 200 años? Sin entrar en desviaciones.

    2."Si se le pregunta a un "médico homeópata" (lo seguiré poniendo el calificativo entre comillas porque nomas no me acostumbro a que tal titulo exista), el por qué decidió ser justamente eso, posiblemente nos puede contestar una de dos opciones probables"

    ¿De qué forma sabes que un médico homéopata "probablemente" te responderá su gusto hacia la homeopatía mediante sólo dos opciones?

    3. "Incluso podemos encontrar Las leyes de la termodinámica en la Homeopatía, en el que menciona que “ya existe la Tecnología básica necesaria para detectar por medio de la Biorresonancia y la Entropía el estado patognomónico del enfermo y los procedimientos medicamentosos mas adecuados para restablecer su saludo, como también darle un seguimiento por medio de un monitoreo evolutivo a la curación con dicha tecnología.” ¡Mother of Dr. House!"

    ¿Por qué consideras las afirmaciones de ese texto como algo no creíble?

    4."¿Cómo se combina la creencia en el desequilibrio de las energías del cuerpo con la idea de microbios? ¿En qué piensan estos disque médicos de profesión al estar recetando charlatanería? ¿Qué es lo que uno debería pensar al encontrarse con que su médico es también un homeópata"?

    ¿De dónde obtienes la conclusión que el hecho de creer en los desequlibrios (homeostasis) no es compabiles con la idea de los microbios? ¿Cómo sabes qué recetan charlatanería?

    ResponderEliminar
  2. Ahora alguna discusiones en torno a tu texto. Félix Ares cae en una falacia ad-crumenam, sus opiniones y su anécdota del tipo "a mi no me funciona" no pueden ser tomadas en cuenta mas que como una falacia de apelación a los sentimientos. Ares no investigó el porqué de que los médicos recetan homeopatía, al menos ¿dónde puedo encontrar su investigación con estadísticas, encuestas, cifras, datos, interpretación y conclusiones? Simplemente no existen, y lo que no existe no es evidencia.
    "También no falta el que dice que porque en PubMed existen enlaces a estudios sobre homeopatía, ésta es por tanto científica."

    ¿Quién ha dicho tal afirmación? El artículo del Ateo666666 fue refutado no hace poco aquí . Mostramos que su "crítica" está basada en argumentos tendenciosos y ataques ad-hominem. No encontramos algún razonamiento interesante al tratarse de acusaciones gratuitas.

    Curiosa norma que en la práctica no se cumple:

    "Si recordamos bien, una de las principales enseñanzas del pensamiento crítico es que no importa la autoridad que hace la afirmación. No importa quién o qué instituto, gobierno, universidad o laboratorio pueda hacer la afirmación, ésta siempre debe tener sustento en la evidencia científica. Sin evidencia, importa poco si el que afirma que la homeopatía sirve es la NASA."

    Por qué el mismo Schwarz afirma que los argumentos de anónimos no son válidos.

    "Y resulta ser que de evidencias empíricas o científicas, las medicinas alternativas no tienen ni una. De modo que el que una autoridad del ‘calibre’ del "secre" de salud en el DF diga que la homeopatía no es una pseudociencia, es vergonzoso."

    Aunque sin citar fuente alguna el lector deberá de creer en tu escrito. De la misma forma que tu como ciudadano exiges el derecho a la evidencia, solicitamos que demuestres que la homeopatía carece de evidencia empírica o científica.

    ResponderEliminar
  3. Would you agree that certain things in life have to be experienced to be trusted? Like for example, riding a bicycle? Its hard to believe by just thinking about it logically, that one can balance on such an instrument. I have never met anyone who has any trust in homeopathy without experiencing it. Get out of your head and into your experience. Get treated for some condition that you know has no immediate cure, or experience a homeopathic proving which is a scientific experiment testing a remedy on a healthy individual. And I invite you to be _Completely skeptical during the experience. Until then you dont _know_ what you are talking about.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido