"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


jueves, 5 de enero de 2012

¿Por qué no he hablado de políticos... digo, de política?

Advertencia: este no es un artículo para que escriba su opinión sobre su partido político de preferencia o el que mas odia, sino para un debate racional sobre por qué razones piensa que ese partido es el mejor o el peor.

Por fin estamos en el año esperado por muchos y temido por otros: el 2012. Dejando de lado las tonterías, digo, las profecías, este año es uno de los más interesantes en México a nivel social, ya que es el año (igualmente esperado y temido) de las elecciones presidenciales. Desde hace ya mas de un año, el país ha estado muy atento a lo que dicen y hacen los posibles candidatos a la presidencia, estando también al tanto de las afirmaciones de comentaristas y empresas, buscando puntos o señales que delaten a qué partido político están apoyando.

Quizás no exista en estos momentos, mayor burla y crítica hacia un candidato en las redes sociales, que a Enrique Peña Nieto. Y bueno, la verdad es que decir que la Biblia fue una de sus tres lecturas que ha marcado su vida, confundir un autor y no mencionar aunque sea Harry Potter como tercer libro, es sin duda un "gran oso". Facebook, Twitter y You Tube se vieron inundados con mensajes, imágenes y videos que recalcaban la ignorancia de Peña Nieto y ridiculizaban (aun lo ridiculizan) con mensajes cómicos pero sin duda críticos despreciables. Hay algunos conspiranóicos que aseguran que el candidato del PRI es el chivo expiatorio de Salinas y que Televisa lo está ayudando junto con la Gordillo... y no se que tantas cosas mas. Por supuesto, todo esto son el menor rastro de evidencias que señalen a por lo menos una parte de estas "criticas", eso si, siempre añadiendo que "la prole no votara por Peña Nieto", entre otros mensajes similares.

Hay algunos videos que de plano, son geniales pero que no tienen nada que ver con la campaña política propiamente dicha, como este:

La verdad me sacó una buena carcajada y si, la idea de que una persona que busca gobernar todo un país, no ha leído un solo libro con el que se pueda decir que tiene aunque sea, lo básico en conocimiento cultural es francamente triste, por no decir ya que es estúpido.

Claro está que todo esto solo sucede en el cibermundo, ya que los demás medios de comunicación masiva (tele, radio, periódicos y revistas), se encuentran bajo el ojo analítico del IFE, con la ley de no guerra sucia o campañas negras. El Instituto, en este caso supuestamente, se encarga de revisar el contenido de las campañas o cualquier otro anuncio, para evitar que estos contengan material que ataque ad hominem a candidatos o partidos políticos.

El IFE sin embargo, es incapaz de revisar (otros dicen censurar) las redes sociales, de modo que se ha vuelto campo fértil para los ataques de guerra sucia, y para que "la prole" apoye con todo entusiasmo estas cosas, que de manera directa o indirecta, benefician y perjudican a campañas y partidos políticos.

Personalmente, no he encontrado una sola publicación en facebook que hable o critique al buen Peje, ni siquiera de los chistes y caricaturas en donde lo ponían dentón y con su típico acento. Curiosamente son aquellos de "izquierda" (que cada vez me parecen mas con aires de neo comunismo ideológico, mas que izquierda crítica), los que han hecho sentir su dura crítica hacia la derecha y el centro de la política mexicana. La propuesta de AMLO y  del movimiento MORENA en general, son escuchadas y bien vistas en las redes sociales, cosa que no he mirado en Televisa o TV Azteca (pero eso si, los deseos de "feliz navidad" de Santiago Creel, aparecen aun hoy día, a mas de una semana de la fiesta).

 Algo que también se nota, es que los medios de comunicación no apoyan en lo mas mínimo las campañas de guerra sucia desatadas contra Peña Nieto principalmente. Si no me creen, pregúntenle a Loret de Mola y su opinión sobre lo que se hace en las redes sociales.

Las campañas de guerra sucia, las propuestas izquierda-comunistas utópicas, las conspiranoias... si de todo esto se trata hablar de política, entonces yo paso. Yo no apoyo a ni uno y ni otro, yo hasta ahora, me he sentado a escuchar. Yo no aseguro que por que mi familia le va al PRI entonces debe ser ese la mejor opción; o que AMLO aun no supera el 2006 y por eso está intentando llamar la atención, con una campaña que lleva desde entonces, visitando cada región del país; tampoco pienso que la guerra contra el narco con nuestro queridísimo gobierno de derecha sea el mejor de los momentos históricos de la nación. Puedo criticar las acciones de Calderón y sus secuaces y culparlos de una época en que algunos nos ven como Estado Fallido; puedo asegurar que Peña Nieto no es en lo más mínimo la persona mas culta de la que he escuchado; puedo incluso decir que el Peje tiene buenas propuestas y una visión cautivadora de una reforma benéfica para el pueblo mexicano... todo esto puedo afirmarlo, platicarlo, debatirlo, etc... pero de lo único que defiendo en estos tiempos de tensiones políticas, es que la educación basada en el pensamiento crítico es el mejor camino para mejorar el país.

No hace falta decir que no soy ningún experto político o un crítico social que se la pasa devorando todo periódico que se respete del puesto de revistas, buscando estar actualizado en todo lo concerniente a política para así, entrar en acaloradas discusionesconstructiva del panorama político. Soy demasiado precavido cuando empiezan ese tipo de charlas, llegando incluso a dejar de lado el escepticismo político, y huyendo de la charla.

Si me preguntan por quién voy a votar, mi respuesta hasta hoy ha sido "no se si voy a votar para empezar". No considero de mucha utilidad el ejercicio electoral, en un país donde se ha perdido la idea original de democracia. La democracia es el ejercicio político de participación ciudadana con sus representantes (es decir, sus gobernantes), para de este modo, llegar a soluciones de problemáticas a través del debate racional, considerando los intereses y necesidades tanto del ciudadano, como de su medio. Nunca he sabido de que en México suceda algo como eso, y soy muy pesimista en cuanto a predecir cuándo sucederá un ejercicio real de democracia.

Soy muy crítico sin embargo con campañas que presentan humillantes falacias lógicas, como las expuestas tanto por grupos de derecha como de izquierda extrema, para descalificar al PRI de nuestros días, asegurando que "después de 70 años de dictadura, bla bla bla, van a volver... bla bla bla, ya no tenemos memoria..." como si en 70 años no se diera la separación tajante de Iglesia-Estado, en que la Iglesia no tiene que meterse en política; como si en 70 años de erradicara casi de forma total el analfabetismo, construyendo mas escuelas que en cualquier otro momento de la historia del país; como si no se hubieran construido carreteras, hospitales, monumentos, parques y demás; como si no se hubiera expropiado el petróleo... en fin, estoy muy de acuerdo al decir que en 70 años hubo grandes desgracias, complots, fraudes descarados y robos millonarios;  pero asegurar que solo por que los "protagonistas de la película" de ese entonces fueron los priístas, todo esto volverá a suceder no es mas que un burdo ataque basado en la falacia genética.

No digo que el PRI sea la mejor opción, yo solo cuestiono y pregunto: ¿cuál es la mejor opción? ¿cómo estar seguros? ¿qué argumentos y pruebas puede darse para decir que uno que afirma un país utópico, cumplirá lo que dice? La crítica política, desde donde la puedo ver, no es una crítica basada en la razón ni la argumentación. Es una crítica de ideología personal, basada en la preferencia y la conveniencia personal, mas que en cualquier otra cosa.

Entre los partidos políticos, es una lucha de bandos, no una lucha por el país. Es una lucha (les duela a quien les duela la realidad) de ver quien sigue de estar en la silla presidencial; considero improbable un cambio social en México, mientras la sociedad (nosotros) continuemos con un pensamiento pasivo, ignorante y acrítico-racional. Ni un tipo de bonito copete ni un señor con acento chistoso podrán salvarnos de lo que no queremos ser salvados.

Por todo esto, yo no hablo de políticos, digo de Política. Es mas, no se ni por qué me molesté en escribir esto.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*Revista El Chamuco y los hijos del Averno en internet, con artículos, imágenes y monos al gusto sobre la decadencia política nacional.

*Revista Proceso en internet, con las mejores críticas sociales que conozco. Eso si, nunca dejes de cuestionar.

*El Ensayo Escepticismo Político, de Mario Bunge es una reflexión filosófica y a la vez, una guía de detección de tonterías en las afirmaciones y discursos políticos indispensable para mirar la política con ojos escépticos.

2 comentarios:

  1. Muy buena tu columna, definitivamente no me gustaria ver ganar a Peña Nieto y aunque el PAN no esté en su mejor momento considero que es la mejor opcion para el país, mantener un gobierno PANISTA evitaria tantos cambios que trae un nuevo gobierno. Al que veo más preparado para ser presidente es a Santiago Creel.

    ResponderEliminar
  2. Hola gracias por tu comentario Sofia, solo que, creo que tu y yo discrepamos mucho de opinión jeje. La verdad, para mi un gobierno de derecha es un gobierno estanca-naciones, que carece de verdadera planeación.

    Desde luego, esto es un punto de vista, no una razón, así que pienso que solo debemos tomar esto como lo que es: opiniones.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido