"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


miércoles, 28 de diciembre de 2011

Última reflexión del año

Este fue mi primer año completo en el mundo blogger, y antes que cualquier otra cosa, agradezco aquellos que hicieron de este humilde blog uno de los que visitaron en 2011. Curiosamente, he leído en varios blogs la presencia de los llamados "trol" o "troll", y para mi buena suerte, no tuve este año comentario molesto. Hubo comentarios interesantes, otros poco interesantes; comentarios comprensibles y uno que otro incomprensible; hubo algunos que me corrigieron, unos que me criticaron y unos que me felicitaron. Por todo esto estoy muy agradecido, ya que aguantaron durante todo un año a un blogger inexperto en ciencia, que se atrevió hablar de ciencia, dando su opinión lo mas racional y objetiva posible, criticando una y otra vez las choradas de las pseudociencias, la religión o la superstición.

Pero filosofemos un poco sobre el próximo año. Estamos a unos días de comenzar el tan temido 2012, y parece ser que los esfuerzos por parte de los expertos y de los inexpertos incrédulos (como yo), han hecho poco para tranquilizar este mundo supersticioso que no parece aprender de sus errores proféticos. Tal como nos decía Carl Sagan, "la profecía es un arte inútil". Este año fuimos testigos de las profecías del evangelista Harold Camping, de la muerte segura por parte del cometa Elenin y la "energética vibra" del 11/11/11. Nada pasó, en todos estos no faltó el incauto que pensó que vivía las ultimas horas de su existencia, y estoy muy seguro que antes de llegar al 21 de diciembre del siguiente año, pasarán otros "días del juicio final". Claro está que las personas, aunque crédulas no son nada tontas (por lo menos los que conozco de forma personal) ya que hasta ahora ningún creyente en fin del mundo en 2012 ha querido apostar a que amaneceré el 22, 23, 24, 25... de diciembre de 2012 como cualquier otro día.

Los viejos mitos de la pseudociencia y la superstición seguirán ahí el próximo año: fantasmas, duendes, el chupacabras, ovnis, abduccidos, creacionistas, astrólogos, curanderos... dudo que cambie algo de esto. De modo que de propósito de fin de año no está el ver un mundo mas racional. Lo que sí me propondré como deseo de año nuevo, es estar aquí, escribiendo esperando que tú estés aquí leyendo, pensando, cuestionando y criticando.

No creo que este año nuevo sea muy diferente al de otros años. Habrá desgracias, guerras, epidemias, indiferencias, crímenes... pero a la vez, tendremos descubrimientos, innovaciones, inventos, revoluciones, pensamientos... Habrá peleas, discusiones, ataques... pero junto a todo esto, habrá momentos felices, inolvidables, momentos de estar con esa persona con la que el tiempo se va solo un momento, momentos placenteros... en fin, la única predicción que se me ocurre dar de forma racional y explicadita en pocas palabras es: el próximo año, el sol seguirá saliendo como siempre, y todos viviremos iluminados por el mismo sol y opacados por los mismos problemas.

De todo experimentamos, y el fin de año es un momento genial para reflexionar sobre cuanto avanzamos, cuanto nos estancamos, cuanto logramos metas y cuanto dejamos proyectos inconclusos. Un momento para pensar cuantas personas entraron en nuestras vidas y cuantas salieron. Un momento para mirar el oscuro panorama de la sociedad en política, medio ambiente o sociedad, pero a la vez, un momento para maravillarnos de lo nuevo que conocemos, que estaba oculto y ahora podemos apreciar.

No creo que el 2012 sea el ultimo año de la existencia humana, pero sí creo en el viejo consejo de, "vive tu vida como si mañana no volvieras a despertar".

Conoce, experimenta, discute, cuestiona, piensa, reflexiona, cree, decepcionante, enojate y sonríe... luego, cuando termine el año 2012, vuelve a mirar hacia atrás, para mirar todo lo que has vivido en solo 365 días.

Nos vemos en 2012... y mas allá.

Feliz Año Nuevo.

1 comentario:

  1. Una reflexión afable.

    Como inexperto en ciencias también digo que lo entiendo perfectamente. ;)

    Parece que se va poner más interesante blog para el 2012.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido