"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


martes, 6 de agosto de 2013

Retos UFO-ilógicos II: el ovni nazi*

Continuando con los casos célebres de ovnis que se venden como auténticos retos a la ciencia en internet y otros medios de comunicación, llegamos con una de las historias favoritas de los actuales misteriólogos y magufos (y también una de mis favoritas): los ovnis nazis. En el siglo XXI la fascinación por la Segunda Guerra Mundial se hizo evidente con los cientos de miles de sitios web dedicados a la historia del nazismo. Sin embargo, parte de este interés se desvío de la curiosidad por el conocimiento histórico para centrarse en ideas conspiracionistas, esotéricas e incluso paranormales. La relación entre el nazismo y la ufología no es más que una variante de esto último.

Leyendas de platos voladores

Dependiendo del magufo, perdón, el investigador con el que se hable, los ovnis nazi vienen a ser una serie proyectos secretos de aeronaves con tecnología avanzada, principalmente aviones en forma de plato o disco, o incluso algunas hipótesis afirman que una civilización extraterrestre (¿tal vez los pleyadanos? digo, después de todo son arios) contactó con los nazis otorgándoles el conocimiento de la tecnología inversa. Los promotores de estas ideas aseguran que los platillos voladores nazis vendrían a ser innovaciones tecnológicas tan sorprendentes que no solo serían artefactos adelantados a la época de los años 40, sino que además sería tecnología aun demasiado avanzada para nuestro tiempo. Estos artefactos pues, son nada más y nada menos que la legendaria Wunderwaffe.

Dentro de las leyendas de ovnis nazis se suele hablar de dos proyectos principales (aunque las teorías conspirativas son variadas): el Haunebu y  Die Glocke.
Es bastante extraño que las "fotografías"
de Haunebu se parezcan tanto
a un platillo de maqueta lanzado al aire.

El Haunebu, de acuerdo a esto, fue un prototipo desarrollado por la "Orden del Sol Negro", una supuesta asociación secreta dentro de la SS. Se supone que esta élite militar nazi estaba buscando crear maquinas con energías alternativas tales como la gasificación del carbón, turbinas de oxígeno líquido, combustibles derivados del alcohol de grano e incluso, según se dice, motores electromagnéticos antigravitacionales. Haunebu era el prototipo más prometedor.

Las investigaciones para crear dicha nave, supuestamente, comenzaron en 1939 (a comienzos de la guerra) cuando esta asociación logró crear un motor antigravedad electromagnético. Este motor recibió la denominación de Thule Triebwerk el cuál sería instalado en un "disco Thule". A todo esto, la sociedad Thule, una esotérica asociación secreta que aseguraba orígenes místicos a la raza aria, sería la encargada desde 1935 de buscar un campo de pruebas para desarrollar este tipo de tecnologías. El Haunebu (o RFZ-5 como se supone se le nombró en 1939), del cuál se presume se construyeron hasta dos prototipos de 25 metros de diámetro cada uno. Supuestamente el Haunebu realizó hasta 52 vuelos de prueba. Como di el mito no fuera ya de por sí increíble (en serio, no lo creo), se dice que en 1942 se creó el Haunebu II (y luego el III y el IV, y otros proyectos similares), el cuál podía rebasar la velocidad del sonido. Este plato volador, según se dice, realizó al rededor de 106 vuelos.

Por otro lado, Die Glocke (la campana) , la nave secreta (que probablemente nunca existió) más famosa de los nazis, era (dependiendo del ufólogo con el que se hable) la famosa arma maravilla de los nazis (Wunderwaffen), una nave para viajar en el tiempo, o una máquina anti-gravedad. Se supone que se trataba de un platillo volador con dos cilindros de contra-rotación que utilizaban "mercurio rojo" como combustible nombrado en clave como Xerum 525. Aunque nunca se ha encontrado evidencia física o documental que corrobore estas afirmaciones, se suele asegurar que una estructura que actualmente se encuentra en ruinas, cerca de la mina de Wenceslao (conocido como"El Henge").


Representación de Die Glocke.
Muy aerodinámica, ¿no lo creen?
Los teóricos de la conspiración aseguran que fue el general de la SS Hans Kammler, ingeniero y líder de proyectos secretos de la Alemania nazi (fue quien supervisó el programa de los misiles V-2 y los programas de aviones privados) quien estuvo a cargo de la creación de naves antigravedad como Die Glocke en la mina de Wenceslao. Prueba de ello es la extraña construcción en forma circular (como si su arquitectura, dicen, hubiera sido planeada para guardar un objeto en forma de platillo). Se dice también que Kammler entregó el proyecto del platillo volador a sus nuevos "jefes" una vez transportado a los EEUU como parte del proyecto Paperclip (aunque la historia oficial nos sugiere que lo más probable es que se haya suicidado en 1945) y que en una prueba en Diciembre de 1965 con un prototipo estadounidense de Die Glocke se accidentó en Kecksburg, Pennsylvania. 

Este acontecimiento marcaría el comienzo de uno de los casos de incidente ovni más extraños en la historia estadounidense: el incidente de Kecksburg. Todo esto suena por demás fantástico, pues conspiración, suspenso, ciencia ficción e historia se combinan. Pero, ¿cuánta historia y cuánta ficción están inmersas en los relatos de ovnis nazis? ¿Cuánto es un hecho histórico y cuánto es solo una ilusión de novela ficticia?

Historia y pseudohistoria del ovni nazi

Las historias de Haunebu y Die Glocke son por demás increíbles, pero tal vez son demasiado increíbles. Lo suficientemente increíbles como para levantar sospechas de fraude. Afirmar que hubo dos naves Haunebu que realizaron varias horas de vuelo, que utilizaron tecnología que hasta hoy no existe, que Die Glocke causó el incidente de Kecksburg o que Kammler fue la cabeza de este tipo de proyectos, son hasta donde puedo comprender, demasiadas afirmaciones extraordinarias. ¿Y las evidencias extraordinarias que las sostengan?


Una falsificación más, digo, una
fotografía más de Haunebu.
Como ya se ha dicho con anterioridad, no existe evidencia física, documental o gráfica que prueba la existencia de estas naves o que siquiera los nazis hayan pensado en proyectos parecidos. Desde luego, los que se niegan aceptar la posibilidad de que todo no sea más que un mito, aseguran que ante la falta de evidencias, solo hay una explicación:¡Compló! Algunos autores como Joseph Farrell han llegado asegurar que Die Glocke era tan secreto, que cuando los nazis se dieron cuenta de la inminente derrota asesinaron a los científicos involucrados y destruyeron todo lo referente al platillo volador antigravedad. Desde luego, esto no explica por qué los nazis no destruyeron verdaderos proyectos y planes ultra-secretos como el programa Amerika Bomber (el plan para atacar Estados Unidos en el cuál incluso estaba el proyecto del arma nuclear nazi),  los tanques gigantes Landkreuzer P.1000 Ratte o el P.1500 Monster, o las aeronaves (de diseño más tradicional que de platillo) como el jet Horten Ho-229, el Mach 2.2 Lippisch P13a o el avión suborbital Silbervogel (el cual serviría para el programa Amerika Bomber). También se tiene el registro de espionaje nazi, incluido los espías que llegaron a México con el fin de investigar nuestro país para ver si este era un buen punto para de aquí atacar gringolandia.

Misteriosamente, los aliados capturaron cientos de proyectos, prototipos y planes ultrasecretos perfectamente documentados. Solo de Die Glocke, Haunebu y "proyectos" similares no se encontró ni el polvo. ¿Una prueba de la conspiración o una buena razón para pensar que esto es solo una leyenda? Para responder esta pregunta, debemos contestar primero ¿cómo fue que se llegó a saber de los ovnis nazis? Aunque los primeros reportes y teorías sobre naves secretas nazis datan de los avistamientos de los foo fighters (vistos ya en la primera parte de esta serie), para decepción de muchos, la fuente de las historias de platillos voladores nazis no está en el archivo histórico de ninguna potencia, ni en los vestigios de algún prototipo de los años 40, ni en ningún documento desclasificado con las firmas de Kammler o de algún nazi involucrado, sino de un libro publicado en el año 2000.

The Truth About of the Wunderwaffen, del historiador militar polaco Igor Witkowski, apareció en el 2000 con una historia increíble que relatar: en 1997 Witkowski tuvo acceso a un interrogatorio clasificado (desde luego, no se le permitió copiar archivos ni tener una sola prueba de que en verdad fue testigo de datos secretos) al oficial de la SS Jakob Sporrenberg, en la cuál el oficial interrogado confiesa ser testigo de una serie de proyectos de alta tecnología. Sporrenberg, menciona un proyecto de una nave antigravedad llamada Die Glocke (La Campana). Esta historia se popularizó en 2002 en The Hunt for Zero Point de Nick Cook. A partir de aquí es que la fiebre ovni-nazi se desata, y que mejor lugar para desencadenar un mito de esta magnitud sino es en internet. Los sitios web que hablan de conspiraciones y encubrimientos extraterrestres se deleitaron con estos relatos sin antes verificar su autenticidad.

Si Witkowski vio realmente una entrevista a Sporrenberg o simplemente lo inventó es algo que probablemente nunca lo lleguemos a saber con absoluta certeza. Lo que sí sabemos con certeza es que Sporrenberg fue un oficial nazi condenado a muerte en los años 50 que nunca tuvo nada que ver con ciencia o proyectos tecnológicos de la SS. Él fue un oficial de campo de lucha contra los partisanos, pero nunca tuvo que ver con proyectos de aeronáutica o tecnología alguna.


El Henge, ¿un edificio que albergaba a Die Glocke o solo una fábrica de tanques?
Si la historia de los ovnis nazis son un invento del siglo XXI, ¿qué pasa con "El Henge"? La misteriosa estructura de la mina de Wenceslao fue utilizada para la fabricación de tanques, y no existe registro (o razón) alguno que haga pensar que era un taller de platillos voladores. ¿Y qué hay de Kammler, el proyecto Paperclip y el incidente de Kecksburg? Tal y como se señaló desde un principio, no hay nada que indique que Kammler perteneciera al proyecto Paperclip o que entregara los planos de Die Glocke a los Estados Unidos, porque para cuando comenzó el proyecto paperclip Kammler estaba presumiblemente muerto.

En cuanto al incidente de Kecksburg, aunque se trata de un caso misterioso y se barajaron varias hipótesis que iban desde un meteorito hasta una nave extraterrestre, lo más probable es que se haya tratado de restos de desechos quemados de la sonda soviética Kosmos 96. Aunque han existido ciertas irregularidades en el manejo de la investigación por parte de la NASA y la Fuerza Aérea de EEUU, los hechos básicos se siguen sosteniendo. Y el hecho es que incluso parecen haber sido analizados pedazos de la sonda. Era lógico que en aquel entonces se encubriera y desinformara debido a la paranoia existente con relación a un posible ataque ruso a los Estados Unidos durante el periodo de Guerra Fría. Encubrir el caso fue un asunto de seguridad nacional, no de contactos extraterrestres y tampoco de proyectos nazis recreados en EEUU. 


Una imagen icónica
de la sonda Kosmos 96.
Cualquier parecido con
el ovni reportado en
Kecksburg es pura coincidencia.
¿Y si todo esto es una conspiración? La teoría de la conspiración, desde las afirmaciones locas de Farrell hasta los teóricos que aseguran el encubrimiento nazi-extraterrestre en Kecksburg carece de todo sustento. Farrell no muestra un solo documento ni un testigo confiable que sostenga que sus afirmaciones son algo más que un delirio personal, y actualmente se cuenta con bastante información para afirmar con un alto grado de certeza que Kammler nunca estuvo en contacto la inteligencia estadounidense (porque lo más seguro es que ya había muerto poco después de la derrota de Alemania) y que el incidente de Kecksburg fue un caso en el que la paranoia comunista de la Guerra Fría, una sonda caída y la fiebre de los platillos voladores se mezclaron. La idea de destruir un proyecto ultra-secreto y dejar evidencia de cientos de otros proyectos es absurdo. Lo que se sabe que los nazis realmente se ocuparon de destruir cuando se acercaba la derrota inminente, fue toda aquella evidencia que los inculpara en crímenes contra la humanidad tales como el Holocausto. Las fábricas y laboratorios donde se llevaban acabo proyectos de ingeniería militar se capturaron básicamente intactos. La complicidad de la sociedad Thule y las máquinas de Vril en el caso de Haunebu carecen igualmente de evidencias, y se tiene bien demostrado que la relación de estos con las historias de ovnis son también originarias del siglo XXI y no de finales de la Segunda Guerra Mundial.

Las especulaciones sobre el incidente de Kecksburg y Die Glocke recobraron popularidad en tiempos recientes gracias a la promoción especulativa de programas transmitidos en canales "serios" como The History Channel y Discovery. Tristemente, las series dedicadas a estos temas no han podido mostrar evidencias nuevas que sugieran algo verdadero sobre los platillos voladores nazis. Solo la misma especulación de siempre.


La idea de una Wunderwaffen o arma maravilla nazi carece en sí de cualquier sentido. Si los nazis en verdad estaban desarrollando adelantos tecnológicos de este tipo, o incluso si llegaron a tener contacto extraterrestre, ¿por qué perdieron la guerra? ¿Qué interés pudo haber tenido Hitler, Kammler o cualquier otro en "ocultar" esto si ya habían perdido, y no se preocuparon en encubrir el resto de proyectos y programas secretos?

Lo que muestra la fascinación de los ovnis nazis, más que una prueba verdadera de un reto ovni que deja perplejos a científicos e historiadores, es justamente el interés que aún hoy en día nos da un sistema y una doctrina tan extraña y extrema como lo fue el nazismo. Los elementos del ocultismo nazi y la conspiración solo hacen que tengamos una visión más romántica de la historia, pero no necesariamente tenemos datos históricos.

El investigador y creador del podcast Skeptoid, Brian Dunning opina sobre los ovnis nazi:
[Los ovnis nazis] Son totalmente la invención de los autores fuera de Alemania, aprovechando el hambre del público por lo extraño asociado con los nazis. Hoy en día, cualquier búsqueda en Internet para algunas de estas condiciones dará lugar a un tsunami de fotografías trucadas en blanco y negro, las teorías conspirativas de encubrimientos, entrevistas con cranks que dicen tener algún conocimiento de información privilegiada, y las listas interminables de números de modelos y de las denominaciones de los platillos voladores nazis que nunca existieron. Dentro de la historia de la aviación y la historia militar, no existe referencia a platillos voladores propulsados ​​por batería de tecnologías Vril o antigravedad.
Es la propia naturaleza de nuestra percepción de los nazis lo que impulsa estos cuentos chinos de la Wunderwaffen, no la historia real. 

Nadie podrá decir que esto es photoshop, porque en aquel entonces no existía el photoshop.

Aunque puede resultar válida nuestra fascinación con la historia, siempre hay que tener presente la diferencia entre la realidad de los hechos y las especulaciones carentes de evidencias. Tener presente esto, es la clave para distinguir la fantasía de la realidad, los hechos de la ficción, la historia de la pseudohistoria.

*Agradezco las asesoría del investigador de ovnis Leopoldo Zambrano Enríquez. Sin su rápida tutoría para ordenar los datos sobre el tema tal vez no hubiera terminado el artículo o habría tenido de escrito algo totalmente diferente.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*El capítulo "Las Armas Secretas de los Nazis", de la serie-documental Los Nazis, anteriormente transmitida en The History Channel, ofrece buena información sobre los auténticos proyectos secretos de Hitler.

*"Esoterismo Nazi para principiantes", artículo del historiador Boris Grinchpun publicado en el blog del investigador argentino, Alejandro Agostinelli

*El capítulo "Wunderwaffen: Nazi Wonder Weapons", del  Skeptoid Podcast, de Brian Dunning ofrece una breve pero documentada genealogía de los mitos sobre el arma maravilla nazi.

*La investigación "The Nazi UFO Mythos", por Kevin McClure, es uno de los documentos más completos sobre el tema.

*En la RationalWiki las entradas:

*En la Wikipedia en inglés:


4 comentarios:

  1. "Nadie podrá decir que esto es photoshop, porque en aquel entonces no existía el photoshop"

    estas hablando enserio?
    http://www.youtube.com/watch?v=Ej64QgW24d0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja es obvio que no mi amigo, pero también es obvio entonces que no leíste el artículo. De lo contrario, sabrías que solo es una broma.

      Muy buen enlace de Oxlack, es uno de los contactos interesantes que tengo en facebook. Gracias!

      Eliminar
  2. Perdón mi estimado, si leí el articulo, solo que no entendí el sarcasmo, error de comprensión de lectura jaja, saludos muy buena pagina

    ResponderEliminar
  3. en este tema no he profundisado mucho pero no creo que que los nazis hubieran tenido ayuda, si no creo que ubieran ganado

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido