"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


martes, 2 de diciembre de 2014

Ayotzinapa, Chespirito, el Hospital Nacional Homeopático y otros asuntos mexicanos


Estos últimos días, por cuestiones de escuela y trabajo, no he podido tener el tiempo suficiente para sentarme y con paciencia a escribir algunas de mis elucubraciones personales. Por el mismo motivo tuve que cerrar el blog de filosofía que recién había abierto, La pipa de Russell. En todo este tiempo, sin embargo, he tratado de seguir activo en el ciber-espacio, actualizando mi perfil de facebook con temas (según yo) interesantes y traspasando varios de mis artículos viejos al blog de reciente creación, abierto por Roberto Augusto, Filosofía en la Red.

En estos últimos días también se han venido dando una serie de sucesos que han estado en primera plana en todos los periódicos nacionales, sucesos que, por más que uno intente, no puede ignorar. Así decidí publicar mis humildes opiniones sobre estos temas que, al igual que a muchos otros mexicanos, no pude ignorar.


*Ayotzinapa, la corrupción y la vergüenza de los mamertos. El pasado 26 de septiembre un grupo de estudiantes manifestantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero, fueron detenidos por policías municipales de Iguala y Cocula. Aquel fue el último día que se les vio a los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Tiempo después, las investigaciones demostraron una horrenda red de corrupción y alianzas de parte del gobierno local con el grupo Guerreros Unidos, escisión del cártel de los Beltrán Leyva. 

El 26 de septiembre los estudiantes, aparentemente, organizaban una manifestación de protesta en lo que sería el informe de gobierno de María de los Ángeles Pineda, esposa del alcalde José Luis Abarca. El mencionado político ordenó la detención de los manifestantes, con un saldo trágico de seis muertos (entre ellos, tres normalistas), 25 heridos y 43 desaparecidos. Los 43 por los que miles de mexicanos, indignados, asqueados y cansados de la brutalidad, el abuso de poder y la complicidad con el crimen organizado, exigían (y aún muchos exigen, exigimos) justicia al grito de ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!


Esto es lo que algunos entienden por "diálogo racional."
Más allá de exigir que los regresen vivos (es evidente que, si fueron asesinados, nunca más los regresarán aún cuando atrapen a todos los implicados), el grito de indignación nacional es evidencia de cómo el pueblo mexicano reprueba y lamenta lo sucedido, solidarizándose con los familiares de las víctimas, quienes, aunque hubieran sido los peores vándalos de la historia de México, nadie tenía derecho a privarlos de su libertad y, mucho menos, de privarlos de sus vidas. Ayotzinapa es solo uno de los varios ejemplos de la injusticia social, las cucarachas que están en posiciones de poder, el cáncer que tiene en agonía el sistema social mexicano y la carencia moral de aquellos que son capaces de perpetrar semejantes crímenes contra la humanidad.

El caso Ayotzinapa es un asunto lamentable e indignante, pero igual de lamentable han sido las acciones que se han venido dando en todo el país en nombre de la tragedia: vandalismo, destrucción de propiedad privada y espacios públicos, secuestro de camiones, bloqueo de carreteras, conspiranoia y más y más irracionalidad. Los que se dicen "anarquistas" (mamertos, para los compas) piden cosas tan ridículas (por decir lo menos) como la renuncia del copetudo Peña Nieto, y no han hecho otra cosa más que hacer que en el país se sienta mayor desconfianza e indignación, pero ahora por la vergüenza que representan estos grupos pseudo-revolucionarios que, siendo minorías aisladas e irrelevantes, consiguen mediante la destrucción que se les preste la atención que no merecen.

Personas como esas no merecen estar en las calles. Este tipo de personas merecen ser encarcelados y tener un juicio justo con una condena que se corresponda con sus crímenes; pero eso sí, cuando se trata de ellos vs los policías, se miran a sí mismos como guerreros del pueblo en una causa estilo "guerra santa", pero cuando las autoridades por fin obtienen valor suficiente para hacer algo por mantener la paz y garantizar la seguridad, tanto de los verdaderos manifestantes como del resto de la ciudadanía, llamamos a estos los victimarios de los mártires estudiantes que se manifiestan porque piden justicia. 

La pregunta que me hago y que mantengo en el aire es muy simple: estos vándalos y criminales callejeros (porque lo de anarquistas les queda demasiado grande. Bakunin seguro se volvería a morir al ver lo que estos sujetos han hecho con su filosofía; lo de estudiantes ni siquiera debe ser mencionado, pues es evidente que de universitarios, entendiendo bien esta palabra, no tienen nada) exigen que las autoridades cumplan con su deber impartiendo la justicia incluso cuando se trata de políticos y narcotraficantes. Pero cuando los perpetradores del desorden y la injusticia son ellos mismos, ¿piden que se les deje tranquilos? ¿Tanta es su miseria e hipocresía?

Tal como comentaba unos días atrás, es penoso ver que incluso instituciones como las universidades públicas se presten a este tipo de escándalos. Las universidades, en mi humilde opinión, no son lugar para activismo cercano al pandillerismo, sino que son la zona donde se cultiva el pensamiento crítico, racional, tolerante y basado en los duros hechos, para evitar salirnos del tema, tal como ha pasado con el asunto de Ayotzinapa. 

Es una lástima que una tragedia así se vuelva excusa para el vandalismo y la irracionalidad de pseudo-izquierda.

Véase más: "Cronología del caso Ayotzinapa: los 43 normalistas que aún no aparecen", artículo en Animal Político; "La última noche de Ayotzinapa", de Cuauhtémoc Contreras en la revista Rebelión.

*Chespirito, la miseria de la derecha y más vergüenza de mamertos. Hace cosa de cinco días, Latinoamerica recibía la noticia que hizo llorar a más de uno: Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como Chespirito, moría a los 85 años de edad debido a complicaciones respiratorias. La noticia me tomó de sorpresa. El creador de personajes como El Chavo del 8 y el Chapulín Colorado había muerto, personajes que me hicieron reír en toda mi infancia y que, aún de vez en cuando los suelo mirar (y me siguen sacando una que otra carcajada).


Buen comediante y actor, un asco de persona. Contrario a lo que sus defensores más fanáticos puedan decir, no es odio, es simplemente ser sinceros.
Como toda celebridad a la hora de morir, a Chespirito lo homenajearon tanto como lo atacaron, ambas partes con justas razones en parte y con grandes desatinos también. Por un lado, es innegable la influencia de los personajes tan icónicos creados por Chespirito en la cultura popular del mundo hispanohablante. Generaciones enteras se rieron de las mensadas de cada lunes que el Chavo del 8 hacía en la vecindad. Chespirito tiene sin duda un lugar bien merecido en el salón de la fama de los comediantes, pero la verdad es que no es para tanto. Muchos de los encabezados de periódicos y noticieros lo enaltecían como un genio de la comedia, algo que es completamente falso.

Si algo le faltó a Chespirito fue ser un genio, pues si uno mira con detenimiento toda su creación, se dará cuenta que no es más que la repetición de los mismos chistes capítulo tras capítulo, sin importar de cuál serie se hable, sea El Chavo, El Chapulín, El Doctor Chapatín, etc. A diferencia de otros comediantes de la época dorada del cine mexicano, Chespirito se quedó corto, demasiado corto en cuestión de genialidad. Quizás es por eso que a tantas personas les (nos) gusta tanto ver sus programas: porque a pesar de no presentar nada fuera de lo ordinario, nada que no se le pudiera ocurrir a cualquier otro, sus personajes reflejan de forma burda e inexacta la sociedad latina, en especial la clase media baja.

Entonces, sí, fue un gran comediante pero estuvo lejos de ser un genio de la comedia.

Por otro lado, sus críticos se ocuparon de recordarnos el asco de persona que era Chespirito y las bajezas que reflejaban sus creaciones: "lamentable, perpetuador de una visión iturbidista y de los Caballeros de Colón, fascista y autoritario, una visión de la comedia y la diversión pacata, miserable y estrecha, el chiste bobo adornado de arrogancia, clasismo y superficialidad, falto de ideas y agresivo con la persona [...] Si a eso le añades las campañas de Chespirito en favor de Fox y Calderón y su lucha contra el derecho de las mujeres a decidir sobre su aborto, pues muy simpático no me resulta, no. Y que ese esperpento [...] se erija como "icono cultural" mexicano junto con Cantinflas me parece lamentable." escribía el periodista Mauricio-José Schwarz a finales del año pasado en un artículo que en estos últimos días recobraría popularidad.

Chespirito fue un sujeto sumamente conservador, llegando afirmar que Vicente Fox había sido el mejor presidente en la historia de México (¡hazme el chingado favor!), simpatizando y prestándose para comerciales del PAN (el partido político más retrógrado en el país), participando en campañas contra la despenalización del aborto, y sintiéndose bastante cómodo visitando países latinos sometidos en dictaduras de derecha. Eso sí, las afirmaciones virales de facebook  sobre que Chespirito fue el "idiotizador" de millones, que Televisa elaboró el homenaje de despedida para que todos nos olvidáramos de Ayotzinapa o, más cómico aún, que Peña Nieto fue el autor intelectual para que muriera Chespirito y que así consiguiera una cortina de humo para quién sabe qué oscuros planes, resultan sencillamente las publicaciones más "idiotizadoras" que he visto en redes sociales (irónico, ¿no?).

Era pues, y lo sostengo firmemente, un asco de persona, un pésimo ejemplo de persona para los mexicanos y para América Latina entera. Aún así, tengo ganas de ver el capítulo en el que el Chavo del 8 se imagina que entra a la casa de la Bruja del 71 y la encuentra preparando un brebaje para Don Ramón.

Véase más: "Cantinflas y Chespirito", artículo de Mauricio-José Schwarz en su blog No Que Importe; "Chespirito y su relación con las dictaduras de AL", artículo de Eduardo Bautista en El Financiero.

*El Hospital Nacional Homeopático y la vergüenza de Peña Nieto. Más o menos en los mismos días en que se despedían de Chespirito, el copetudo de su presidente Enrique Peña Nieto anunciaba orgulloso la re-inauguración del Hospital Nacional Homeopático (HNH), el cual había entrado en funcionamiento tres meses atrás. El copetudo comentaba que se sentía complacido con la existencia de un lugar como el HNH, el cual fue el primer hospital en su tipo en toda Latinoamerica (gracias a Dios), con su "modernísima" terapia del siglo XIX (siglo en el que se inauguró la dichosa institución).

Nuestro copetudo presidente nos recuerda  en su discurso de inauguración que:
"Recordemos o, más bien, aquí quiero referir que en lo que va de esta Administración se han modernizado 47 institutos o centros de salud en todo el país, con una inversión superior a los 10 mil millones de pesos, aunado a la inversión que se viene haciendo dentro del sector salud, para ampliar la infraestructura de servicios [...]"
Y eso sí, las felicitaciones a los homeópatas que laboran en el HNH no se hicieron esperar:
"[...] Un hospital que se concluyó la obra hace ya algunos meses y hace tres meses entró en operación y pareciera que se volviera común el que estemos inaugurando obras de infraestructura hospitalaria, cuando realmente lo que se está acreditando ante la sociedad mexicana es el esfuerzo y el empeño que tiene el Gobierno para que tengamos más y mejor infraestructura al servicio de la salud de todos los mexicanos. Este hospital, sin duda, contribuye a este esfuerzo.

A mí me da mucho gusto recorrer los espacios o algunos de los espacios de este Hospital Nacional de Homeopatía, conocer que más allá de ser solamente un hospital de homeopatía, realmente se vuelve, esta disciplina, un esfuerzo complementario a la medicina tradicional, a la medicina alópata y que, sin duda, esto deja ver que éste es un hospital prácticamente de segundo nivel; es decir, no porque sea de segunda clase, sino porque es un hospital de mayor especialización a los conocidos de tercer nivel, porque pareciera que primer nivel, segundo nivel, tercer nivel, no queda muy claro a qué se refiere. [...]"
El gobierno del cambio y el progreso. Se nota, ¿verdad?
Aquí surge de nuevo una cuestión al aire: ¿qué es lo que se está buscando realmente? ¿Una mejor calidad en el servicio de salud para los mexicanos o una forma bonita de presentar obras realizadas, sin la más mínima asesoría científica, solo para agradar a un pueblo que de por sí lo ve como piedrita de riñón? 

Si se tratara de la primera opción, a mi entender, los recursos destinados al HNH (recursos que ayudan a que se sume los ¡10 mil millones de pesos destinados a 47 centros de salud en todo el país!) no hubieran siquiera existido. Lo que es más, se hubiera dejado o que el HNH se sostuviera por inversión privada (y ahí quien quiera aliviarse con chochitos azucarados no afectara el erario público) o simplemente hubiera acabado clausurado o reemplazado por un hospital que contara únicamente con servicios de salud basados en la evidencia (y no, una vez más: medicina basada en la ciencia no es lo mismo que alopatía).

El Hospital Nacional Homeopático se mira como una vergüenza para el país. Igualmente, es una vergüenza el apoyo cínico al curanderismo y el despilfarro de dinero (público, por cierto) que llevan a cabo gobiernos como el del querido copetudo que, sin tener la más mínima idea de qué significa servicios de salud de calidad, ofrecen a instituciones que solo promocionan la impostura médica.

Es una completa tarugada el culparlo por casos como el de Ayotzinapa, pero sí es de preocuparse que nadie que se dé a oír públicamente esté alzando la voz de indignación por semejantes actos que se disfrazan de progreso, cuando solo es una forma de tirar los recursos públicos a la basura.


Como dijo alguna vez el maestro Héctor Chavarría: "¡Mexicanos al grito de guerra, pero de una que valga la pena...!" Bien, ahora pregunto: ¿no vale la pena nuestra salud, tanto individual como social?

Véase más: "Una vergüenza nacional: el Hospital Nacional Homeopático", artículo en La Lista de la Vergüenza, Capítulo México; "Hospital homeopático, otra vergüenza mexicana", artículo de Mauricio-José Schwarz en El Retorno de los Charlatanes.

26 comentarios:

  1. Muy buena información nos compartes. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Ayotzinapa, Chespirito, el Hospital Nacional Homeopático y otros asuntos mexicanos y este articulo englobados en los mismos adjetivos calificativos que el autor regala a los demás, parafraseando a verdaderos filósofos como Savater, pobre gente que entiende de números pero no de simbolos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Savater un "verdadero filósofo"? Ja ja... bueno, pobre gente que entiende de autores pop y no de filosofía.

      Eliminar
    2. Una adecuada respuesta del ignorante que escribe un articulo de nivel de un chico de prepa

      Eliminar
    3. Y no deja de ser emblemático de una persona que cita a pensadores de la talla del mediocre de Mauricio-José Schwar.

      Eliminar
    4. Dos respuestas adecuadas de alguien que ignora de filosofía y que solo se vale ataques personales para sostener su postura.

      Eliminar
    5. Si, claro, "ataques personales" porque de alguna mágica manera los ataques a los que no piensan como tú y que catalogas como "mamertos" o "tarugos" sostienen tu postura. Porqué un analfabeta político funcional si tiene la impunidad intelectual de un ignorante y pontifica a los demás basado en una total incomprensión de la situación socio política de tu propio país.

      Ahí te dejo un enlace para que te enteres de lo que en realidad opinan los verdaderos filósofos y no los mediocres que lees.

      http://www.filosoficas.unam.mx/~sincrimen/

      Eliminar
    6. Porque un "analfabeto político funcional" tiene, igual que todos, la libertad de opinar lo que desea, y si alguien no opina igual, pues qué bien. Pero aquí se espera que vengan con argumentos y evidencias en vez de frases vacías y acusaciones personales que podrían ser o no verdaderas, pero que no afectan en lo más mínimo lo que escribí arriba

      Gracias por el enlace. Me gustó bastante, ya me inscribí. Me parece bastante coherente y realista, ojalá los criminales que se dicen "pro-Ayotzinapa" y que creen que publicando memes de EPN y destruyendo lugares públicos y propiedad privada van a salvar al país, pudieran leer y comprender escritos como ese.

      Y por cierto, no sé si los que escribieron eso son "verdaderos filósofos" (y no me interesa mucho que digamos), pero se ve que son verdaderos ciudadanos que saben qué es lo que quieren y qué clase de medios son los beneficiosos.

      Eliminar
    7. Y hablando de homeopatía según tú, "aquí se espera que vengan con argumentos y evidencias", ya que cuando no hay, "no afectan en lo más mínimo lo que escribí arriba". Entonces si pongo "evidencias" ¿afectará tu escrito o borraras otra vez los comentarios como es tu costumbre? Obviamente nada se puede tomar en serio que la Medicina Basada en la Evidencia es lo que dice un tipo como Carroll, así que tomaré lo que dicen los manuales científicos de la misma y el artículo original de Sacket así como otras referencias recientes según los niveles de plausibilidad y "evidencia". Empecemos con lo primero de los chochitos, esos que dices que no tienen nada:

      http://link.springer.com/article/10.1007/s12013-013-9712-7

      http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs13237-014-0105-0

      Y luego vamos con los estudios de eficacia, según la revisión más reciente el 90% de los estudios controlados (incluyendo los de alta calidad) muestran una superioridad al efecto placebo,

      http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/fct.12099/abstract

      Ya entrando en temas filosóficos:

      http://link.springer.com/article/10.1007/s12682-014-0197-y

      Nota: He puesto únicamente estudios publicados en revistas de ciencia, todas tienen revisión por pares, un plus está ahora en una revista del grupo Nature:

      http://www.nature.com/sc/journal/v52/n1s/full/sc201450a.html

      Siendo sinceros ya tengo el artículo que pedías sobre las 7 razones para no creer en la homeopatía, todo con referencias y argumentos, así que cuando gustes.

      Eliminar
  3. Y tomando en cuenta lo que has escrito en ASK sobre la filosofía rigurosa:

    "Aquella que se sirve y apoya el conocimiento científico, utiliza un lenguaje claro y preciso, se apoya con las herramientas de la lógica matemática y se enfoca en problemas reales, es la filosofía rigurosa."

    Lógica matemática, aquí lo tienes:

    http://www.worldscientific.com/doi/abs/10.1142/S0217979211101624?queryID=%24%7BresultBean.queryID%7D

    Problemas reales:

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16425109

    ResponderEliminar
  4. Ya todos sabemos que afirmar cosas sin tener la menor intención de sustentarlas es el núcleo del credo seudo-escéptico. Pero aún así pregunto:

    ¿Por qué es "ridículo (por decir lo menos)" exigir que renuncie Peña Nieto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí bueno, casualmente los que "saben" eso de los "seudo-escépticos", casualmente, son aquellos que afirman cosas sin tener el menor sustento, aunque digan tener la intención de hacerlo. (En fin, creo que eso ya lo hemos tratado muchísimo, como para volver a cansados intercambios que acaban siendo inútiles para oídos sordos... ¿u ojos ciegos?).

      Dos buenas razones de por qué es ridículo: 1° Claro, como si lo fuera hacer solo porque muchos publican su "anti-peñismo" en redes sociales (seamos realistas). 2° La renuncia de un representante de Estado, ¿cambiará en algo realmente? ¿Acaso eso demostraría algo (no sé, como que el "combate"a la corrupción por fin da frutos o que el gobierno por fin escucha a su pueblo)?¿Quién seguiría en el poder?¿El secre de gobernación?¿O ponemos al Peje para hacer la utopía populista?

      Lo siento. Hasta ahora, tal vez la forma de esa petición más racional que he visto es la de Loret de Mola padre, quien es un completo desconocido incluso para muchos que se dicen anti-peñistas, así que dudo que tenga mucha difusión, tal como (casi estoy seguro) demostrará su llamado del 14 octubre.

      Eliminar
    2. Ah sí, por cierto. En el artículo me refería que pedir la renuncia de Peña Nieto es ridícula por parte de quienes dicen buscar justicia al caso Ayotzinapa.

      Eliminar
    3. Es muy fácil analizar tus dos "buenas razones" planteando el problema en un modo más general:

      El castigo a un ladrón¿cambiará en algo realmente? ¿Acaso eso demostraría algo (no sé, como que se castiga el delito o que el gobierno por fin cumple con su tarea?

      La cultura de los tontos útiles que dicen que el castigo de los delitos no sirve de nada es algo que todos los líderes de opinión se cuidan mucho de repetir. Quizá el ejemplo más terrible de ello fué cuando Rangel Sostmann, el rector del ITESM en tiempos de los dos estudiantes asesinados por el crimen ( más o menos ) organizado en Monterrey, dijo ( como se cita en este artículoque ante estos asesinatos, no era tiempo de buscar culpables ni de hacer protestas sino de hacer propuestas.

      Los tontos útiles tienen un grado de ignorancia tal que desconocen por completo el funcionamiento de una sociedad, incluso al nivel más simple y empírico. Pueden haber aprendido en su casa a no hacer ciertas cosas por que el castigo será seguro pero son absolutamente incapaces de transportar eso al nivel social y entender la penalización como inhibidora de la corrupción, si el concepto de justicia no les dice absolutamente nada.

      Por eso es que la coartada de que penalizar a un culpable no cambiaría nada es la "explicación" de los que cooperan activamente a la degradación de México, así como seguramente cooperaron votando por Calderón y apoyando el fraude, probablemente más o menos a sabiendas, con alguna otra coartada similar en ignorancia a la que ahora discutimos.

      Eliminar
    4. Algo que se quedó en el tintero:

      Digo que el ejemplo de Sostmann es terrible por que es completamente impresionante que el rector de la universidad privada más prestigiosa del país engañe de esa forma respecto de la función social de la justicia y la penalización del crimen, especialmente el crimen de Estado.

      Como siempre, hay dos posibilidades: que Rangel Sostmann supiera que estaba propagando una aberración criminal, o que no lo supiera.

      Si lo sabía, entonces trataba de hacer eso que dije arriba: continuar adoctrinando a los ignorantes y estúpidos en la cultura de la impunidad.

      Si NO lo sabía, entonces resulta que las clases medias y altas están tan penetradas por esa ignorancia que queda demostrado que todos sus axiomas, incluído el odio enfermizo a ciertas figuras ( por ejemplo mencionar al "Peje" cuando no tiene absolutamente nada qué ver en el tema ), son falsos, como si eso no hubiera quedado completamente demostrado en el gobierno fraudulento que apoyaron ( y siguen apoyando ).

      Eliminar
    5. Muy interesante el caso de Sostmann, pero lamentablemente, mi amigo, es un caso que no viene al caso en manera alguna. ¿Por qué?

      Bien, porque en ninguna parte estoy diciendo que no hay que castigar a los criminales, sino que estoy diciendo (desde mi escrito), que es ridículo asegurar que Peña Nieto fue el autor intelectual del caso Ayotzinapa (tal como muchos chairos aseguran con sus pancartas diciendo "Ayotzinapa crimen de Estado" o "Fue el Estado" o los que dicen tal cual, que fue Peña el culpable de ese horrible crimen, comparando el caso con la matanza de Tlatelolco), y después de eso, pedir que renuncie que porque es culpable, que porque su gobierno fracasó (siendo que ni siquiera ha concluido), que porque no se han encontrado culpables, etc. Todas esas afirmaciones con las que concluyen que debe de renunciar Peña son, hasta donde puedo entender el caso, ridículas.

      Mi postura estaría equivocada si estuviera comentando lo mismo sobre Abarca. Imagina que te dijera que mejor no lo quiten de su puesto de alcalde. Sería un auténtico bruto, ya que ese tipejo sí que tiene mucho qué ver con la fuente del crimen.

      En ningún momento estoy asegurando que no se castigue a los culpables, ni que se debe frenar todos los intentos por hacer la mayor justicia social posible, solo estoy diciendo que culpar a un sujeto como Peña sobre cada calamidad en el país es similar a culpar al diablo por cada mala acción que cometemos.

      Eliminar
    6. Todo mundo ( menos los tontos útiles ) saben que Peña Nieto proviene del priísmo más añejo y autoritario. Y todo mundo ( menos los tontos útiles ) saben que en la cultura del priísmo añejo y autoritario no se mueve una hoja sin cuando menos la bendición de Nuestro Santísimo Señor Presidente. O como dijo Fidel Velázquez, "el que se mueve no sale en la foto".

      No tantos pero si los suficientes saben que Peña Nieto ya ha estado involucrado en casos muy semejantes de represión. El caso de Atenco, con las treinta y pico mujeres violadas tumultuariamente para dar aterrorizar a la gente, es obra de Peña Nieto y de su verdugo Wilfredo Robledo.

      Entonces, es de una ignorancia e ingenuidad rayanas en la subnormalidad el pretender que, en la zona más importante de producción de drogas de Guerrero, con la policía federal y el ejército vigilando los movimientos de los normalistas ( como estableció el GIEI ), un presidente priísta iba a estar fuera de la jugada.

      Pero aunque así fuera y resultara que a los tontos útiles les saliera mágicamente un Nuevo PRI(MR) donde los lacayos se mandan solos, hay una cosa llamada RESPONSABILIDAD. Si consultas el diccionario, verás que es diferente de CULPABILIDAD.

      Como dije, los tontos útiles tienen tal grado de ignorancia que pueden ignorar a propósito o sin querer queriendo hechos fundamentales y aún así estar segurísimos de estar en lo correcto. Por ejemplo el hecho de que el 27o Batallón haya cedido terrenos militares a Abarca para hacer sus negocios ( como se explica en este artículo.

      ¿Se mandan solos los comandantes de batallones? En el mundo de los que apoyaron el fraude de Calderón y odian a AMLO como para mencionarlo en todos lados, quizá. En el mundo real, no.

      En resumen, Peña es muy probablemente culpable pero es definitiva y absolutamente RESPONSABLE. Y los tontos útiles que dicen que no cambiaría en nada que renunciara, no hacen mas que exhibir su terrible ignorancia cómplice.

      Eliminar
    7. "es ridículo asegurar que Peña Nieto fue el autor intelectual del caso Ayotzinapa (tal como muchos chairos aseguran con sus pancartas diciendo "Ayotzinapa crimen de Estado" o "Fue el Estado""


      "Lo que sí es relevante es analizar cómo el derecho internacional describe los hechos considerados como ilícitos[3] y cómo define el actuar de la autoridad para que estos se consideren “hechos de Estado”:

      1 - Privación arbitraria de la vida: la privación de la vida de manera arbitraria se considera ilícita conforme al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), en su artículo 6.1 así como en la Convención Americana de Derechos Humanos en su artículo 4.

      2 - Detención arbitraria: el artículo 9.1 del PIDCP establece que nadie podrá ser sometido a detención o prisión arbitraria, ni privado de su libertad salvo por lo establecido en la ley.

      3 - Desaparición forzada: la desaparición forzada, ilícita conforme el artículo 2 de la CISDFDP[4] y artículo 7 del Estatuto de Roma[5], es la privación de la libertad cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguido de un acto de negación. En este sentido, no hay que olvidar que Abarca desconoció los hechos durante una entrevista a los pocos días de lo ocurrido y, que el propio gobierno calificó lo acontecido como “un caso típico de desaparición forzada”[6].

      4 - Actuar de la autoridad: en los artículos 4 y 7 de la Resolución 56/83 de la ONU, que trata sobre la “Responsabilidad del Estado por hechos internacionalmente ilícitos”, se describe un hecho del Estado como el comportamiento de todo órgano de este, sin importar su posición, tanto si pertenece al gobierno central como a una división territorial del Estado. Asimismo establece que aún cuando la persona o entidad exceda en su competencia, será un hecho del Estado mientras haya actuado en su condición de autoridad."

      Se deduce que tu crees que un crimen de Estado sólo existe cuando el presidente lo ordena. Quiero pensar que después de la cita anterior ya aprendiste que el crimen de Estado no se define así.

      --------------------

      "Todas esas afirmaciones con las que concluyen que debe de renunciar Peña son, hasta donde puedo entender el caso, ridículas"

      Evidentemente entiendes poco o nada del caso.

      Eliminar
  5. "Bucarest. El primer ministro de Rumania, Victor Ponta, anunció el miércoles su dimisión y la de su gobierno en pleno tras multitudinarias protestas por la muerte de más de 30 personas en un incendio de un club nocturno en la capital del país, Bucarest, durante el fin de semana.

    "Entrego mi mandato, dimito, e implícitamente lo hace mi gobierno también", dijo Ponta el miércoles en un comunicado. Se mantendrá en el poder hasta que el nuevo ejecutivo asuma el cargo, apuntó.
    ...
    El alcalde del distrito donde sucedió la tragedia, Cristian Popescu Piedone, anunció a la prensa el miércoles que también presentará su renuncia alegando que es moralmente culpable del incendio más letal en la historia del país.

    "Asumo la culpa moral. En cuanto a la (culpa) legal, dejaré que la justicia se pronuncie", explicó."
    Referencia

    Ese es un ejemplo de cómo se aplica la responsabilidad del Estado. Obviamente a los tontos útiles mexicanos, herederos de la tradición borbónica que se horroriza de hacer responsable al caudillo, así sea del odiado PRI, eso les parece un absurdo rayano en la blasfemia.

    Son esos tontos útiles, que se creen el soporte del país pero viven en la colonia novohispana y gustan de exhibir su ignorancia, los que mantienen a México como la república bananera que es, al contrario de lo que pregonan y se convencen.

    La pregunta de los 64mil es:

    ¿Por qué un país que viene de la dictadura Ceausescu ha llegado a esos niveles de exigencia social y nosotros seguimos viviendo en el país de los asnos que creen que es ridículo hacer responsables a los que tienen la responsabilidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parte de la respuesta a la pregunta anterior se puede encontrar en un hecho simple:

      Hace más de TRES AÑOS que se le informó a Galarza que NCAHF era una organización fachada fraudulenta que no sólo fué incapaz de sostener su dichos en una corte de segunda instancia sino que además se dedicó a alegar locuras.

      Y con todo y eso, Galarza mantiene el apuntador a NCAHF ( en la sección Mis Sitios Favoritos en Inglés y bajo el nombre de Consejo Nacional Contra el Fraude de la Salud ).

      Eso muestra que el hecho de que Galarza ignorara qué es un crimen de Estado mientras afirmaba

      "Sí bueno, casualmente los que "saben" eso de los "seudo-escépticos", casualmente, son aquellos que afirman cosas sin tener el menor sustento, aunque digan tener la intención de hacerlo."

      no es casual ni mala suerte, sino parte de una ideología caracterizada por la ignorancia profesada, donde él y sus correligionarios tratan de no investigar sobre los temas de los que se sienten segurísimos como para señalar a los demás como ignorantes.

      Multiplíquese esa condición por millones y tenemos una república bananera de los niveles de México.

      Eliminar
  6. Bueno, parece que el Sr. Galarza tiene cosas más importantes qué hacer que sustentar sus dichos o tener la honestidad de reconocer que por ignorancia estaba desinformando.

    Antes de dejar definitivamente el tema, conviene formalizar algo que el sentido común ya indica:

    Dado que Galarza tiene mucho respeto por Edzard Ernst ( en este artículo lo cita y en este otro lo llama legendario, para dar sólo dos ejemplos ), le convendría saber lo que Ernst piensa de su actitud respecto de esta discusión:

    "El autor del artículo en cuestión, quien había sido un entusiasta participante de las discusiones, debería haber respondido y argumentado su caso. En lugar de eso sus comentarios en este blog se detuvieron abruptamente , un hecho que la mayoría de expertos podrían interpretar como una admisión de culpa." Referencia

    Así que según Ernst, figura y modelo de Galarza, el que éste no responda más es una admisión de culpa a la acusación de desinformar y tergiversar la verdad y la realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De qué diablos hablas? ¿Ya eres telépata también o tratas de psicoanalizarme? Por favor, claro que tengo cosas más importantes que hacer que alimentar un troll traumado con Ernst, con Bunge, Con Schwarz, conmigo o con cualquiera que diga que la homeopatía es una vulgar estafa. Seguir alimentando un troll es hacer caso omiso a mi propio anuncio que tengo en este blog.

      Por favor.

      Eliminar
    2. "parece que el Sr. Galarza tiene cosas más importantes qué hacer que sustentar sus dichos o tener la honestidad de reconocer que por ignorancia estaba desinformando."

      "claro que tengo cosas más importantes que hacer que alimentar un troll traumado con Ernst, con Bunge, Con Schwarz, conmigo o con cualquiera que diga que la homeopatía es una vulgar estafa"

      Así que el tema ya no es qué es un crimen de Estado.

      Ni que el gurú de Galarza lo condena


      Ahora resulta que el tema es la homeopatía y los trolls.

      Y así no tiene que sustentar ni reconocer nada de lo que afirmaba categóricamente apenas unos párrafos arriba.

      Y cree que nadie se vá a dar cuenta

      Eliminar
    3. Tengo cosas más importantes que alimentar trolls, eso es todo. Ups, se me volvió a caer un pedazo de pan (ah sí, ya me acordé que no entiendes el sarcasmo: bueno, ese es un enunciado sarcástico, por si acaso). ;)

      Eliminar
    4. Yo sólo entiendo que de autorizado comentarista de lo ridículo que es acusar a Peña Nieto de crimen de Estado, ya descendiste a adolescente típico por que no tienes la honestidad de admitir que no tenías Ni Puta Idea(MR) de lo que hablabas.

      Este tipo de regresiones en tus correligionarios es prácticamente la norma absoluta, por que siempre parten de la ignorancia profesada como base para todas sus afirmaciones. Por ejemplo tu maestro Martín Bonfil, que ( como se cita en este artículo ) prefiere decir:

      "Estimados lectores: Grrr es un personaje afectado de sus facultades mentales. Favor de no hacerle caso. Tampoco sé por que esta obsesionado con refutar todo lo que yo o Enrique Gánem decimos (pero gracias por ponerme en la misma lista que él). Si encuentro una forma de bloquearlo de aqui, lo haré. Mientras tanto, recuerden: don't feed The Troll!!"

      que explicar cómo es que una persona muerta ocho años antes puede seguir siendo un charlatán empeñado en algo, por que igual que tú no piensa en informarse antes de hablar y cree que cualquier muestra de ignorancia se arregla llamando troll al que lo pone en evidencia.

      El problema es que el mismo Bonfil los desautoriza a ambos ( a ti y a él mismo ) cuando dice ( según se cita aquí ):

      "Pero hay también personas que, sin ser investigadores científicos, cultivan el pensamiento crítico de manera regular, y dedican una parte importante de su tiempo a revisar las afirmaciones seudocientíficas que frecuentemente circulan en los medios, a recabar datos para contrastarlas, a criticar sus incongruencias y, en caso de hallar que no se sostienen, a denunciarlas y combatirlas. Se etiquetan a sí mismos como “escépticos”, y florecen en la blogósfera y las redes sociales (y, desde antes, a través de listas de correo, revistas y publicaciones diversas)."

      Así que invertir tiempo en mostrar que no tienes Ni Puta Idea de lo que es un crimen de Estado no es hacer de troll sino una actividad correcta, bendecida por Fray Martín Bonfil.

      ¿Piensas contradecirlo o es más barato seguir jugando al quinceañero?
      .

      Eliminar
  7. Usted es realmente sorprendente. El mismo rigor que tiene para denunciar fraudes como la homeopatia es el mismo del que carece para tratar temas como el de Ayotzinapa.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido