"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


sábado, 19 de marzo de 2016

El Dr. Jaime Maussán, los círculos de cultivo y la Cámara de diputados


El pasado 8 de marzo fue un día de grandes descubrimientos científicos. Por largo tiempo, muchos mexicanos nos habíamos preguntado si existían pruebas de vida inteligente... en la Cámara de diputados. La respuesta tal vez ya la sabíamos: no. Una respuesta que sabíamos en base, por ejemplo, a que la Cámara de diputados no es más que un nido de parásitos que van a dormir y perder el tiempo (si usted dice que no, puede preguntarle a doña Carmelita Salinas). Tenemos más pruebas de la inexistencia de vida inteligente en la Cámara de diputados, como la muestran el diputado panista Gustavo Madero o el chairo de Gerardo Fernández Noroña que estuvo un tiempo bastante cómodo ahí, y muchos otros ejemplos de personalidades que brillan por simplismo, irresponsabilidad e irracionalidad, pero con sueldos que los ciudadanos comunes solo pueden soñar.

Pues bien, justo el 8 de marzo tuvimos más pruebas de la inexistencia de inteligencia en la Cámara de diputados, y es que en el Palacio Legislativo de San Lázaro se prestó espacio para la exposición “Agroglifos y simbolismo universal”, de la dizque artista Abril de Monserrat alías "la dama del simbolismo"; exposición que se ocupa de promover el libro de la reputada artista que lleva el mismo nombre (miembro importante de la reputada Asociación Mexicana de Metafísica y Simbolismo), en el que se muestra "la verdad trascendente" de los círculos de cosecha, agroglifos o anagramas (como yo los conocía). En la exposición no podía faltar alguien que se ha caracterizado por ser un ilustrador del periodismo de "himbestijazión", caso ejemplar de una personalidad propensa a las fantasías, el ufoloco Jaime Maussán, quien nos ha hecho reír tantas veces con historias como la del mono-araña de Metepec, el caballo volador o, su más reciente, las fraudulentas diapositivas de Roswell. Maussán es reconocido como charlatán incluso entre los seguidores del fenómeno ovni. Solo a nuestros gobernantes se les ocurre recurrir a él, como también ocurrió con el caso de los ovnis de la Fuerza Aérea.

La exposición fue promovida por la diputada priista Sofía de León Maza y presidida por el panista Santiago Taboada Cortina. Durante la ceremonia, otros destacados diputados, como el también priista Jorge Carvallo Delfín, se ocuparon de darnos más pruebas de su inexistente inteligencia, comentando sobre la exposición y su mensaje que “este concepto no es solamente un tema de creer o no creer, es un tema de realidad, y quienes tenemos la posibilidad o la capacidad para entender más allá de lo evidente o no evidente estamos claros de que existe la posibilidad de vida en otro planeta”.
Maussán, ahora doctor honoris causa por parte del Instituto Mexicano de Líderes de Excelencia (yo que pensé que no podía haber otro honoris causa más ridículo que el de Jacques Derrida), felizmente inauguró la exposición afirmando que, tal vez (y solo tal vez) en el futuro nuestros gobernantes por fin acepten la posibilidad de que nos visitan otras inteligencias (¿Cómo? ¿No se supone que ellos ya lo aceptan pero lo tiene  todo bien encubierto?). Abril de Monserrat, como gran entusiasta de la religión ovni, explicó que su exhibición tenía el propósito“de mostrar la interpretación, desde el punto de vista simbólico, de imágenes y revelaciones de manifestaciones de otros seres de la galaxia”; vamos, tengamos paciencia señores, parece que el Dr. Maussán y la artista De Monserrat todavía no se enteran que los agroglifos son una vulgar estafa desmontada hace bastante.

Mi facebook-friend, el divulgador Martín Bonfil Olivera dejó bastante claro por qué muchos nos escandalizamos con la exhibición de Abril de Monserrat, su evento con Maussán y la vergonzosa participación de diputados:
Uno, que la muestra sustenta una idea que ya ha sido exhaustivamente refutada: que los símbolos en los campos de cultivo de trigo, maíz y otras plantas (los famosos “agroglifos”) son señales extraterrestres. Lo cierto es que es relativamente fácil hacerlos si se cuenta con estacas, cuerda y algunas tablas. Surgieron como bufonadas estudiantiles, y se han convertido en una verdadera industria de los bromistas (aunque la gente como Maussan y De León insisten en no darse cuenta).

Dos, la muestra promueve las ideas que Maussan difunde a través de programas de TV, libros, revistas, videos y conferencias: que existen visitantes extraterrestres que constantemente nos vigilan y ocasionalmente nos dejan mensajes en clave (“a veces son mensajes en código binario, en clave morse, fractales, a veces es geometría sagrada o mensajes astronómicos, e incluso de advertencia de peligros”, afirma).

Y tres, aun cuando la diputada De León afirma que no se gastó dinero público en montar la exposición, los espacios de la Cámara deberían estar dedicados a difundir la cultura, no supersticiones ni necedades.
Dr. Jaime Maussán.
Este último punto, tal como narra el mismo Bonfil, fue el que tocó el diputado Jorge Álvarez Máynez al afirmar, en una carta que envió a la Comisión de Cultura, que la exposición “sólo abona a la mala imagen que tiene la Cámara de Diputados”. Además, insiste que “Los espacios culturales del Poder Legislativo no pueden destinarse a farsantes, sino todo lo contrario, deben estar dirigidos a artistas, creadores e incluso científicos que promuevan la reflexión, el análisis y la labor intelectual”. Álvarez Máynez, diputado del Movimiento Ciudadano, ayudó a demostrar que no es 100% exacta mi afirmación de que no existe vida inteligente en la Cámara de diputados, sin embargo, hay que investigar más, pues decir que existe inteligencia ahí puede ser todavía muy apresurado. Maussán graciosamente le respondió al diputado, calificándolo de ignorante, y de paso, calificando a todos los que criticamos (y burlamos) de sus "himbestijaziones" como ignorantes. El Dr. Maussán se pregunta si los que criticamos esto alguna vez hemos investigado el fenómeno, a lo que se responde a sí mismo que no.

 Bueno, esto de que critican quienes no investigan tal vez aplica para personas que no pierden demasiado su tiempo buscando ovnis pero que no se dejan que les vean la cara, como el diputado Álvarez Máynez, aunque para otros, como Héctor Chavarría, Luis Ruiz Noguez o Mario Méndez Acosta, con todo y décadas de investigación (sin "h", con "n", con "v" y con "c") hacen críticas demoledoras a farsantes como el mencionadísimo Dr. Maussán. Y bueno, está bien, yo puedo aceptar que nunca he investigado directamente un caso de ovnis, pero, con toda la evidencia que tenemos hoy día, podemos asegurar con alto grado de certeza que Maussán tampoco ha investigado jamás un solo caso de ovnis. Ojo, hablo de investigar no de "himbestijar", que es lo que este señor ha hecho por más de veinte años difundiendo tonterías, algunas bastante peligrosas.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*"Extraterrestres en el Congreso", entrada de Martín Bonfil en su blog La ciencia por gusto.

*El Comité para la Investigación Escéptica emitió un reporte sobre los círculos de cultivo titulado "2002 CSICOP Crop Circles Experiments". Tal vez alguien debería pasárselo a Maussán y sus acólitos.

*El blog del auténtico investigador de ovnis Robert Sheaffer, Bad UFOs, ofrece algunas de las noticias más nuevas sobre los ovnis y sus fanáticos, entre ellos, el chistoso de Maussán.

5 comentarios:

  1. Segunda Alerta.
    Usted está infringiendo la Ley Federal de Derechos de Autor al utilizar una imagen reservada
    con todos los derechos y depósito legal realizado. Retire la imagen o será denunciado por delitos federales cometidos contra los derechos de autor.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades Daniel, la sociedad se ha vuelto pasiva y deja que un montón de charlatanes, magufos y estafadores anden por ahí engañando y lucrando por sus mentiras

    ResponderEliminar
  3. Por lo menos dale a los agroglifos la categoria de obra de arte. por que si tu crees que un circulo de 100 mts. de diametro o mas, se puede hacer con todo su contenido interior en una sola noche. En completa obscuridad, sin destrozar toda la siembra? por lo menos date un tiempo para estudiar el fenomeno. y despúes opinar.
    Así no quedaras en ridiculo, exponiendo tu arrogancia y tu ignorancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se ha hecho antes, en completa oscuridad, sin destruir el resto del cultivo. El problema es que los amigos etélatras y ufolocos piensan que es una hipótesis igual de plausible como la hipótesis de extraterrestres sin nada qué hacer más que arruinar el trigo. La diferencia es que la hipótesis de los humanos que crean estas figuras está más que confirmada, a diferencia de las tonterías sobre ovnis.

      Y no, no es arrogancia ni ignorancia. Es solo aceptar los hechos, puros y duros.

      Eliminar

Para consultar más rápido