La OMS contra la desinformación sobre el COVID-19

La OMS contra la desinformación sobre el COVID-19
La OMS contra la desinformación sobre el COVID-19

lunes, 23 de marzo de 2020

Coronavirus y el retorno de los profetas

De izquierda a derecha: Nostradamus, Sylvia Browne
y Mhoni Vidente. Según sus seguidores, tienen
cosas importantes qué decir sobre la pandemia del
SARS-CoV-2. 
"La gente ama el misterio, y la adaptación de predicciones vagas (ya sea de Browne, Nostradamus o cualquier otra persona) para adaptarse a los eventos actuales y recientes es un juego de salón atemporal que tiene más que ver con la psicología y la falta de pensamiento crítico que con los poderes psíquicos." Benjamin Radford.

La pandemia actual de coronavirus ha encendido alarmas en todo el mundo, lo que todos sabemos. Se trata de una emergencia mundial donde todos podemos aportar para evitar que su propagación sea aún más grande y sus consecuencias más graves. Esto también lo sabemos todos. Y con toda seguridad, al igual que otras grandes pandemias, tendrá importantes repercusiones en el curso de la historia, y eso lo sabemos bien todos por igual. Lo curioso, es que algunas de estas generalidades suelen mostrarse como particularidades asombrosamente predichas por videntes de ayer y hoy, como si en verdad hubieran sido capaces de mirar en el futuro (o en nuestro presente, si el supuesto profeta ya está muerto).

Hoy, todo el mundo está enterado de la gravedad de la pandemia, y se recurre de forma casi obsesiva a noticieros y sitios web para saber más sobre los orígenes y el futuro de las afectaciones causadas por el COVID-19. Algunas veces, incluso eclipsando otras noticias igual de importantes. Y en medio de tanta preocupación, los charlatanes regresan con los mismos viejos trucos de siempre.


 De charlatanes-esperpento de ayer y hoy



En México, suplantando al difunto Walter Mercado en el papel de máximo charlatán-esperpento, encontramos a la astróloga y tarotista Mhoni Vidente, quien no se ha resistido a hacer predicciones que asombran sobre el coronavirus. Y no, no asombran por su exactitud, sino que asombra el que alguien en verdad le esté prestando atención. Al igual que otros astrólogos pop mexicanos, como el mencionado Walter Mercado, o la Giovannita o Amira, es promocionada como una psíquica con muchos aciertos, por lo que debería de tomarse en cuenta su opinión.

Mhoni Vidente.
Según lo recoge Radio Fórmula el pasado 16 de marzo, la astróloga cubana asegura que habrá polaridad, algunos apoyando al gobierno y otros criticándolo por sus acciones (y uno perdiendo el tiempo estudiando una licenciatura, cuando puedes vender obviedades como mensajes de las estrellas, ¿no creen?); siguiendo con otras obviedades, Mhoni predice que habrá "una crisis económica muy fuerte, inseguridad galopando completamente en las calles. Es un mes clave, es el mes del renacimiento, es el mes de tomar decisiones y crear un nuevo mundo y un nuevo pensamiento". Si esto es lo que presenta Radio Fórmula como noticias, no me imagino el motivo por el que han omitido una nota sobre el último gran descubrimiento científico... de que el agua moja.

La astróloga se desató afirmando que también habrá guerras, tragedias, caída de aviones, y que lo que se está viviendo ahora será fundamental para todo el año. También declara que para abril ya habrá una vacuna contra el actual coronavirus, que se tardará un año para que todo el mundo se beneficie de este antídoto (?), y claro, un montón de disparates producto de su propia ignorancia, como que el coronavirus fue creado (barbaridad que trataré en otro artículo), que en China morirán más de 5 millones (cuando el global de muertos en China no rebasa los 3,300 y ya se han tenido días sin casos nuevos de contagios confirmados), que la vacuna ya existe pero Francia o Israel no la quieren dar a la luz (?), que saldrán nuevos volcanes de México, Ecuador y Asia... ¡hasta arcángeles vienen! Dicho de otro modo, Mhoni no está haciendo otra cosa más que lanzar varios dardos esperando que alguno dé en el blanco, para que así sea reconocida como una auténtica vidente, un viejo truco de los charlatanes de la adivinación bien conocido, llamado shotgonning.

Estas supuestas predicciones abusan de los datos que el común de la gente conoce (hay crisis mundial, hay tensión entre potencias por el coronavirus y por el petróleo, hay polarización en la opinión pública), mezclándolas con mensajes apocalípticos que tienen un impacto en los creyentes que esperan lo peor para el futuro, y apuntando hacia los lugares concretos donde su mensaje es recibido (México) para que no quede duda que deben identificarse con éste. Usando esta fórmula, cualquier presunto psíquico adquiere notoriedad, esperando el impacto del mensaje sea lo bastante grande como para olvidarse de sus profecías fallidas del pasado. Sus seguidores, muy seguramente, habrán olvidado que Mhoni Vidente aseguraba en febrero que el coronavirus no llegaría a México hasta finales de abril y principios de mayo. ¿Sus poderes la traicionaron? Porque el virus tardó unos días después de su "predicción" en llegar a nuestro país. También en aquel entonces hablaba de una cura para esta enfermedad (a saber cuál, porque las vacunas no curan, previenen, algo que evidentemente desconoce aquella que dice conocer el futuro... ¿y no conoce la definición básica de diccionario de "vacuna"?), y dado que aún no llegamos a esas fechas, sigue sosteniéndolo. Veremos qué dice cuando estemos en esos meses.

Sylvia Browne.
Cuando se expone a un profeta de este modo, cualquiera puede fijarse que las generalidades que afirma no dicen nada que no se sepa el común de las personas, que sus profecías más específicas fallan con mucha regularidad, pero que son ocultadas con nuevas revelaciones impactantes, aderezándolas con la mística, la conspiranoia y la religiosidad necesarias, que también comparten el común de las personas sobre un momento tan caótico como el que actualmente vivimos. Ahora también asegura que alguien famoso morirá por COVID-19. Si pasa, todos dirán que ella lo predijo, aunque no dijera quién sería en realidad; y si no pasa, se olvidará todo.

Otra estafadora que se niega a desaparecer, a pesar de haber fallecido en 2013 (y no, no fue capaz de predecirlo, aunque lo intentó y obviamente falló), es la médium estadounidense Sylvia Browne (para James Randi es preferible llamarla "La Garra"). Esta supuesta psíquica, con enormes metidas de pata tanto en shows de televisión como metiendo su cuchara en casos policiales (entorpeciendo una y mil veces los casos), era una de las más famosas en aquel país. La también famosa consumidora de magufería y estrella pop, Kim Kardashian, junto a otros medios, llamó la atención de sus millones de seguidores al mostrar la fotografía de una página del libro End of Days (2008), de la difunta vidente, donde se lee lo siguiente:
"Alrededor de 2020, una enfermedad grave similar a la neumonía se extenderá por todo el mundo, atacando los pulmones y los bronquios y resistiendo todos los tratamientos conocidos. Casi más desconcertante que la enfermedad en sí será el hecho de que de repente desaparecerá tan rápido como llegó, atacará nuevamente diez años después y luego desaparecerá por completo."
Para Kardashian y millones de sus seguidores, estas son palabras del pasado que versaban sobre un futuro lejano, del que era imposible saber algo más allá de una fuente sobrenatural. Por supuesto, Kardashian y otros se olvidan de aquellas partes incómodas y hoy absurdas del libro, como que Browne aseguraba que habría una cura para el mal de Parkinson y la parálisis en 2012, concentrándose en aquello que parece encajar con la vida actual. Pero la profecía es más apariencia que exactitud cuando se la examina con detenimiento, tal como lo hizo Benjamin Radford, investigador paranormal y editor adjunto de la revista Skeptical Inquirer.

Para empezar, decir "alrededor del 2020" está lejos de significar "en el 2020":
Lo que significa "alrededor de 2020" varía según un criterio subjetivo, y podría incluir un rango de más o menos tres o más años: la mayoría de las personas probablemente estaría de acuerdo en que 2017, 2018, 2019, 2021, 2022 y 2023 están "alrededor" de 2020. Usando este rango, vemos que la propagación de Browne es de más de siete (o más) años, más de media década.
¿Qué fue lo que "predijo" Sylvia "alrededor" de esas fechas? Que habría una "enfermedad grave similar a la neumonía", pero el SARS-CoV-2 no es una enfermedad grave similar a la neumonía (en casos graves, causa neomonía), y más del 80% de los infectados presenta síntomas leves. De hecho, otras variedades de coronavirus, como el SARS y el MERS causan síntomas más graves, por lo que hasta el día de hoy siguen estando en el ojo de la OMS.

Otra inconsistencia de la "profecía", descrita por Radford:
Pero Browne también ofrece otra característica específica de esta enfermedad, la de "resistir todos los tratamientos conocidos". Esto tampoco describe COVID-19, que no "resiste todos los tratamientos conocidos"; de hecho, los médicos saben exactamente cómo tratar (aunque no vacunan o pongan en cuarentena de manera eficaz, que son medidas muy diferentes) la enfermedad, y es esencialmente lo mismo para la influenza u otras infecciones respiratorias similares. No hay nada único en la resistencia al tratamiento de Covid-19.
Tampoco hay motivos para considerar que la futura desaparición de la pandemia sea desconcertante, si tomamos en cuenta el fondo de conocimientos en epidemiología y salud pública, que predicen (pero no profetizan) que las enfermedades infecciosas (especialmente enfermedades repiratorias) tienen patrones predecibles, algo que puede corroborarse con los datos de otras epidemias similares, como la del SARS entre 2004 y 2006, de influenza en 2009, o de MERS en 2012. Para Radford, la conclusión es evidente:
Así que tenemos una predicción de dos oraciones escrita en 2008 por un delincuente convicto con un largo historial de fallas. La mitad de la predicción (la segunda oración) evidentemente no ha sucedido. La otra mitad de la profecía describe una enfermedad respiratoria infecciosa que no se parece al COVID-19 en sus detalles y que sucedería dentro de unos años a partir de 2020. En el mejor de los casos, tal vez una sexta parte de lo que dijo es exacto, dependiendo nuevamente de cuánta libertad estás dispuesto a darle en términos de fechas y descripciones vagas.
Lo cierto es que Sylvia Browne, como todos los psíquicos famosos, fue un fraude y un fracaso con cientos de errores en sus profecías y supuestas visiones psíquicas, pero que fue lo bastante cínica para abusar de aquellas personas que deseaban creerle. Y después de casi 7 años de su muerte, lo sigue siendo.

Nostradamus, entre ambigüedades y fake news


Como no podía faltar en un escenario apocalíptico, varios medios se han hecho eco de unas supuestas profecías realizadas por el casi mítico Nostradamus. Si usted busca en Google "Nostradamus covid 19", obtendrá nada menos que 12 millones 500 mil resultados (por fortuna, los más actuales, son las desmitificaciones), y número similares puede encontrar si liga al astrólogo y médico renacentista con otra serie de acontecimientos de actualidad. Los medios que promocionaron las supuestas profecías del coronavirus, dan por hecho que Nostradamus predijo la llegada al poder de Napoleón y de Hitler, el asesinato de JFK, la llegada del hombre a la Luna, la guerra de Vietnam, la caída de las torres gemelas, la guerra de Irak, etc. La realidad es que estas leyendas urbanas carecen de sustento, ya que Nostradamus jamás predijo nada. Pero, ¿qué dicen las supuestas profecías de Nostradamus sobre el coronavirus?

Según una imagen que se volvió viral, que incluso cuenta con la interpretación entre paréntesis, Nostradamus escribió:
Y en el año de los gemelos (20-20)
surgirá una Reina (Corona)
desde el Oriente (China)
que extenderá su plaga (virus)
de los seres de la noche (murciélagos)
a la Tierra de las siete colinas (Italia)
transformando en polvo (muerte) a los
hombres del crepúsculo (ancianos)
para culminar en la sombra de la ruindad. (Fin de la economía, tal como la conocemos).
 Parece una profecía muy obvia, que encaja a la perfección con lo que actualmente sucede. Por desgracia, es demasiado buena para ser verdad. Sí, digo por desgracia, porque si fuera real, creo que más de un escéptico tendría algo interesante qué investigar, pero no lo es.

La primer señal de su falsedad, es que esta "profecía" no está escrita en cuarteto, método que usó Nostradamus y que se encuentra plasmado en su más famosa obra Las Profecías (1555). De acuerdo a la revisión compartida por el diario Vanguardia, la palabra "plaga" solo aparece una sola vez en todo el libro del profeta francés, mientras que la palabra "polvo" se la encuentra seis veces, pero en ninguna profecía remotamente cercana a la compartida en redes sociales. La palabra "gemelos" no aparece en ninguna cuarteta (aunque el singular "gemelo" sí, en referencia a un niño). Por último, tal como explica el portal Snopes, no existe mención alguna de esta "profecía" en ninguna fuente antes del 2020, lo que evidencia el fraude. Probablemente se trató de un pequeño experimento social por parte de algún desquehacerado para observar cuán fácil se comparte información sin verificar en redes sociales. Algo similar había sucedido hace no tanto, cuando se aseguraba que Nostradamus tenía una profecía sobre el 11/S, que resultó ser una broma creada por un universitario. O quizás, solo fue un fake news más de cientos que han aparecido sobre el coronavirus.

Pero los partidarios de Nostradamus no niegan que el profeta de verdad tuvo algo qué decir sobre el SARS-CoV-2. Mientras algunos portales desmentían el fake news arriba expuesto, otros mencionaban una auténtica cuarteta como profecía cumplida:

La gran plaga de la ciudad marítima 
no cesará hasta que se vengue la muerte 
de la sangre justa, condenada por un precio sin crimen,
de la gran dama indignada por la simulación.
¿Qué quiso decir Nostradamus realmente? Quién sabe. En serio, nadie lo sabe. Es extraño que una cuarteta tan ambigua sea vista como profecía actual. Para empezar, la ciudad de Wuhan, donde se originó la actual pandemia, no es una ciudad marítima ni de cerca, ni el virus tiene nada que ver con el mar o ciudades maríticas o con animales marinos, o con cualquier otra interpretación caritativa que se quiera dar. ¿Quiénes serían los de "la sangre justa? Aquí es muy evidente qué fácil puede ser conectar este mensaje con cualquiera de las teorías del conspiravirus: un conspiranoico podría decir que esto significa que Nostradamus hablaba de un virus creado a modo de arma en contra de alguien más. ¿Quién lo creó? La "sangre justa" podría ser EEUU, pero también podría ser China, o Rusia, etc. ¿Y quién es la "gran dama indignada por la simulación? Nuevamente, los teóricos del conspiravirus podrían señalar a potencias mundiales, empresas multinacionales, líderes o medios de comunicación, y con todos podría encajar. Entonces, esta profecía encaja a la perfección con la conspiranoia, pero no parece decirnos nada sobre el mundo real.

Nostradamus.
Lo irónico de las profecías de Nostradamus es que éstas parecen ser inútiles, aún suponiendo que el astrólogo renacentista realmente tuviera capacidades paranormales, pues siempre se hace evidente que la profecía se ha cumplido una vez que ha sucedido algo. Nunca han servido para anticipar algún evento; ninguna catástrofe, ninguna guerra, y mucho menos ninguna pandemia ha sido evitada por las profecías de Nostradamus (y no se diga ya del resto de presuntos psíquicos). Es como si su club de fans se esforzara en calzar los hechos que experimentan en las ambigüedades que se leyeron en los libros del profeta. Y de hecho, ese es un método de prestidigitación usados por psíquicos como Nostradamus, llamado shoehorning (o "ajustar el calzado").

Esta artimaña consiste en hacer coincidir hechos actuales con la agenda de alguna idea, doctrina, ideología o profecía personal, política o religiosa. "Este es un procedimiento extremadamente seguro, ya que no se puede demostrar que están equivocados y muchas personas no son conscientes de lo fácil que es hacer que algo parezca la confirmación de un reclamo después del hecho, especialmente si les das amplia libertad para hacer el ajuste del calzado", escribía Bob Carroll, autor de The Skeptic's Dictionary

El eterno retorno de los profetas


Desmitificar las profecías es un cuento de nunca acabar, al igual que el resto de fake news. Ahora que he estado en cuarentena (tanto por seguridad, como porque estoy desempleado) me he dado cuenta que soy un hombre de fe: tiendo a creer todavía que las personas son tan capaces de razonar y distinguir un engaño como cualquier fact checker,  pero el problema está en que se decidan a investigar, a saber qué es lo que hay detrás de todo aquello que se comparte por redes sociales. Basado en esa fe, considero que estos tres ejemplos son suficientes para demostrar que los supuestos profetas solamente usan trucos de cualquier adivino de feria, y conociendo estas tácticas, el lector está capacitado para evaluar otro conjunto de profetas y profecías que se han dado, y que se siguen dando como acertadas o como verdaderas. Dejo al lector el trabajo de revisar las profecías del "Nostradamus chino" Liu Ji o Liu Bowen, de las profecías de la Biblia, o las supuestas profecías de la literatura y de series pop como Los Simpson, o el de su psíquico favorito. 

Tome en cuenta que nadie nunca ha demostrado tener habilidades precognitivas o cualquier otra habilidad paranormal, que no existe método de profecía que haya acertado más de lo que cada quien podría acertar pronosticando cientos de calamidades para dentro de 5, 50, o 500 años, y que los pocos que han establecido fechas y ubicaciones específicas para una profecía siempre, pero siempre, han fracasado.

La profecía, como decía Carl Sagan, es un arte inútil, y probablemente sea igual de inútil desmitificarlas si las personas están dispuestas a creer. Eso lo han demostrado las personas en 1999, en el 2000, en el 2006, en el 2011, en el 2012, y en cualquier otro futuro apocalipsis. Pero siempre es interesante escuchar una buena historia apocalíptica, donde los eventos del presente anticipan la extinción humana. También es sumamente atractivo escuchar de superhumanos con capacidades extrasensoriales que podrían avisarnos de la siguiente calamidad (o que tal vez podrían ganarse más seguido la lotería adivinando los números ganadores), pero es importante siempre separar la ficción de la realidad, las leyendas urbanas de lo que realmente lograron los profetas (nada).

SI TE INTERESA ESTE TEMA

* A Brief History of the Apocalypse, el portal que te muestra un historial enorme de profecías fallidas desde el 2800 a.n.e. hasta el 2040.

* The Coronavirus Collection: Fact-checking COVID-19, una recopilación de fake news entorno a la actual pandemia, hecha por los colaboradores de Snopes.

* Especial Coronavirus, la colección de artículos de desmitificación en la plataforma española Maldito Bulo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permiten ataques personales, ofensas, enlaces a páginas inseguras o no deseadas, ni ningún tipo de trolleo en general. Si planeabas publicar alguna de las anteriores, ahórrame el tiempo de rechazar tu comentario y vete a otro lado.

Para consultar más rápido