"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


martes, 8 de noviembre de 2011

Elogios del Pastafarismo

La siguiente es la ponencia que presenté en la Segunda Jornada Filosófica del Departamento de Filosofía del CUCSH (donde estudio yo). Esperando compartirla con mas personas -ya que no es ningún secreto que filosofía de las religiones tenga pocos "fans"- los dejo esperando les guste.

Ponencia. Elogios del Pastafarismo: la Parodia Religiosa como Reflexión Crítica a las Reclamaciones de la Fe.

La religión forma parte fundamental de la identidad humana. El ser humano a sido un ser religioso desde los inicios de la civilización. La fe es el fundamento del sentido, que millones de personas en el mundo moderno, encuentran en sus vidas, aunque muchas veces seamos incapaces de definir nuestra fe y lo que creemos en realidad.

La creencia religiosa, además,parecebrindar respuestas a las preguntas que la humanidad se ha planteado por siglos. ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué existe todo en vez de nada? ¿Qué sentido tiene la vida? ¿Quiénes somos nosotros? ¿Qué hay después de la muerte? ¿Cuál es el fundamento de la moral y la ley? ¿Cómo se originó la vida? Entre muchas otras cuestiones que la ciencia, con todo y sus descubrimientos más grandes, no ha sido capaz de responder de manera satisfactoria. La religión es una respuesta simple y fácil de entender, una respuesta que solo dice “dios lo hizo” o “por que dios así lo quiso.” Sin embargo, para alguien de mente inquieta no le es suficiente estas respuestas; pues éstas plantean un problema más específico que la religión no ha sido capaz de resolver: ¿Cómo saben que fue por que “dios lo hizo” o “por que dios así lo quiso”? ¿Cuál dios “lo hizo” y por que? 

Las personas religiosas, a menudo, prefieren ignorar la existencia de estas preguntas por pura comodidad. Se evita el problema de tener que cuestionar en lo que han creído por años. Aquellos hombres de fe que si intentan responder estas cuestiones, han respondido de forma insuficiente con falacias y contradicciones en su argumentación, o con afirmaciones imposibles de probar o refutar, de modo que sus respuestas son respuestas vacías. En veces, se recurre a los libros sagrados de su fe que, escritos hace milenios por hombres con problemáticas propias de su época, son irrelevantes para la resolución de las modernas cuestiones que plantean el pensamiento crítico y el análisis riguroso y escéptico de la ciencia. Cuando todo esto es evidente, los hombres que en principio intentaban responder los problemas planteados, pasan igualmente a ignorar la problemática sin cuestionar los fundamentos de su fe. En cambio, deciden atacar los fundamentos de la ciencia y el pensamiento crítico, una desesperada defensa propia de la política y la religión.

Cuando se pide una razón para creer en un dios personal en específico, en vez de creer en otro tipo de dios de algún otro credo ajeno al propio, la única justificación (más no una  razón) que se suele dar, es que debemos tener fe. Así pues, en respuesta a esta idea y a las reclamaciones militantes de grupos fundamentalistas que hacen pasar su fe por conocimiento racional o incluso científico (tales como el creacionismo del diseño inteligente), la reflexión critica nos ofrece una alternativa para comparar las afirmaciones de la religión y así mostrar su nula validez: la parodia religiosa.

Ejemplos hay muchos sobre parodias religiosas: la tetera de Russell, el unicornio rosa invisible, la iglesia maradoniana, la iglesia gagariana (de Lady Gaga), la religión jedi, el Pastafarismo, entre muchas otras.
Para esta ocasión, centrémonos en el Pastafarismo: la “Iglesia de MONESVOL”  o del Monstruo de Espagueti Volador*1. Esta “nueva iglesia” se nos presenta haciendo reclamos que son bastante comunes y de los cuales estamos muy familiarizados con ellos, ya que son muy utilizados por otros tipos de fe. Entre lo que pregonan los fieles de MONESVOL se encuentran los siguientes “dogmas de fe”*2:

*El universo fue creado por un dios personal de apariencia idéntica a una plasta de espagueti con albóndigas, llamado el Monstruo de Espagueti Volador. El cual, creó todo cuando estaba “pasado de copas”, lo que explica el diseño algo defectuoso de los seres vivos.

*MONESVOL es un dios bondadoso, y ya que “él es” el dios verdadero, su “palabra” debería ser enseñada en las escuelas, así como los creacionistas del diseño inteligente buscan que se enseñe en las escuelas su creencia, y hacerla pasar como parte de las clases de historia y ciencia naturales. Después de todo, la evolución, el creacionismo y el Pastafarismo deberían tener los mismos derechos de darse a conocer a los niños como posibles explicaciones al origen de la vida y del universo.

*A diferencia de la idea que  los creyentes en el dios judeocristiano (predominante en el mundo occidental) tienen, donde aseguran que los desastres naturales, las desgracias humanas y demás formas del  “Mal”, o son pruebas de fe o manifestaciones de la furia de dios o evidencia de un demonio; la iglesia pastafarista en cambio, ofrece una explicación más “racional”:  esa “ razón” por la que tenemos el calentamiento global, las crisis financieras y demás, se debe a que hoy en día no hay piratas como los de los siglos XVII (los piratas, según este “credo”, son los fundadores originales de la iglesia, pero el catolicismo de antaño se ocupó de destruir toda evidencia de la buena fe de los bandidos del mar). De hecho, si miramos con cuidado esta afirmación, podríamos asegurar que el incremento de las calamidades y desastre actuales es inversamente proporcional al número de piratas al estilo “barba negra” que hoy en día existen.

Si a todo esto le agregamos el hecho de ser ésta una “iglesia liberal”, pues permite tanto a creyentes de otras religiones, como ateos y agnósticos entrar y ser parte de la “verdadera religión”; así como también a homosexuales, bisexuales, pro-abortistas, excomulgados y otros tipos de “herejes” son bienvenidos para el pastafarismo.La iglesia parece ser más abierta con lo que es un ser humano. Además, no admite adoración  ni culto a la personalidad; MONESVOL también dice a sus fieles que en vez de gastar millones en la construcción de iglesias o santuarios, los usen para causas benéficas o para disfrutar de la vida con una cerveza en la mano y con una bella mujer a un lado, dentro de un cuarto oscuro; eso si, siempre usando preservativos, pues si el gran Monstruo no hubiera querido queel hombre los usara, hubiera creado condones con púas o algo por el estilo.*3

Tan “convencidos” están sus fieles en que la iglesia pastafarista es la verdadera iglesia, que hoy en día se ofrece un millón de dólares a aquella persona que sea capaz de demostrar, con pruebas empíricas, que Jesucristo no era el hijo de MONESVOL.*4 Hasta el día de hoy, nadie ha podido reclamar el premio.
¿Qué argumentos pueden usarse para defender la fe pastafarista? Uno de los más usados para la defensa de la “verdadera tallarinesca fe”*5, es el llamado argumento ontológico, el cual dice:

§  Premisa 1: el Monstruo de Espagueti Volador es un ser que tiene toda perfección.
§  Premisa 2: la existencia es parte de la perfección.
§  Conclusión: el Monstruo de Espagueti Volador existe.

Otro argumento de importante peso, tanto lógico como ontológico, es el argumento cosmológico. Cualquier parecido con el argumento cosmológico de Kalam, es pura coincidencia:

§  Premisa 1: la existencia de todo lo que comienza a existir tiene una causa.
§  Premisa 2: el universo comenzó a existir.
§  Conclusión 1: la existencia del universo tiene una causa.
§  Premisa 3: como no hay una explicación científica que pueda elucidar la causa del origen del universo, esta causa debe ser sobrenatural, o sea el universo fue creado por un dios.
§  Conclusión 2: dios existe.
§  Premisa 4: los dioses siempre han creado a los humanos a su propia imagen y semejanza.
§  Premisa 5: el cerebro de los humanos parece una fuente de espaguetis.
§  Conclusión 3: el Monstruo de Espagueti Volador es el único Dios verdadero.

Los anteriores argumentos, sumados a la cantidad de testimonios que dan los fieles de la iglesia sobre el mejoramiento de sus vidas desde que aceptaron a MONESVOL en “sus corazones”, junto con las apariciones milagrosas en panes y asfaltos de carretera, y la nula evidencia en contra de la existencia del Monstruos de Espagueti Volador, podemos asegurar que el Pastafarismo tiene una defensa tan solida y valida como cualquier defensa que cualquier apologista cristiano pueda hacer en favor de su fe. Lo mismo podemos asegurar de la comparativa entre Pastafarismo con el judaísmo, el islam, el hinduismo o cualquier otra creencia religiosa actual.

Además de todo lo ya dicho, MONESVOL, al igual que el dios abrahamico, reveló a sus fieles sus mandamientos. Estos mandamientos, revelados por el “moderno fundador del Pastafarismo,” son también conocidos como “los realmente preferiría que no”*6y nos piden lo siguiente:

1.      Realmente preferiría que no actuaras como un imbécil santurrón que se cree mejor que los demás cuando describas mi tallarinesca santidad. Si alguien no cree en mí, no pasa nada. En serio, no soy tan vanidoso. Además esto no es sobre ellos así que no cambies de tema.
2.      Realmente preferiría que no usases mi existencia como un medio para oprimir, subyugar, castigar, eviscerar, oya sabes, ser malo con los demás. Yo no requiero sacrificios, y la pureza es para el agua potable, no para la gente.
3.      Realmente preferiría que no juzgases a las personas por su aspecto, o su forma de vestir, o de hablar, omira, sólo sé bueno, ¿está bien? ¡Ah!, y que te entre en la cabeza: mujer = persona, hombre = persona... Ninguno es mejor que el otro, a menos que hablemos de moda claro, lo siento, pero eso se lo dejé a las mujeres y a algunos tipos que conocen la diferencia entre el aguamarina y el fucsia.
4.      Realmente preferiría que no te satisfagas con conductas que te ofendan a ti mismo, o a tu compañero amoroso mentalmente maduro y con edad legal para tomar sus propias decisiones. Respecto a cualquier otro que quiera objetar algo, creo que la expresión es “jódete”, a menos que lo encuentren ofensivo, en cuyo caso pueden apagar el televisor y salir a dar un paseo, para variar.
5.      Realmente preferiría que no desafiaras las ideas fanáticas, misóginas y de odio de otros con el estómago vacío. Come, luego ve tras los malditos.
6.      Realmente preferiría que no construyeras iglesias/templos/mezquitas/santuarios multimillonarios a mi tallarinesca santidad cuando el dinero podría ser mejor gastado en (tú eliges):
1. Terminar con la pobreza.
2. Curar enfermedades.
3. Vivir en paz, amar con pasión, y bajar el precio de la televisión por cable.
Puedo ser un ser omnipresente de carbohidratos complejos, pero disfruto de las cosas sencillas de la vida. Debo saberlo, para eso Yo Soy el creador.
7.      Realmente preferiría que no fueras por ahí contándole a la gente que hablo contigo. No eres tan interesante. Madura ya. Te dije que amaras a tu prójimo, ¿no entiendes las indirectas?
8.      Realmente preferiría que no le hicieses a los otros lo que te gustaría que te hiciesen a ti si te van las… ejemplo… las cosas que usan mucho cuero/lubricante/Las Vegas. Si a la otra persona también le gusta (según el nº4), entonces disfrútalo, saca fotos, y por el amor de Mike ¡usa un preservativo! En serio, es un pedazo de goma. Si no hubiera querido que lo disfrutaras al crearlo habría añadido púas, o algo.

Tal y como podemos apreciar, la iglesia pastafarista nos ofrece un fundamento objetivo (es decir, externos al hombre)  del comportamiento y los valores morales.

Desde luego, para la mayoría de nosotros, todas estas ideas suenan por demás ridículas, caricaturescas y por ende, sin valor teológico, moral o filosófico. Pero entonces, debemos preguntarnos, ¿Qué hace que los fundamentos y afirmaciones de las “verdaderas religiones” no sean vistos por los seres humanos como ridículos, cómicos y sin ningún valor? ¿Qué diferencias hay entre el pastafarismo, sus afirmaciones y argumentos, y cualquier otra religión con todo y sus afirmaciones y argumentos? ¿Qué pruebas podemos aportar para demostrar que el pastafarismo está equivocado  y que alguna religión es más “cierta”? ¿Por qué no aceptar al pastafarismo como religión legítima y además mas digna para la humanidad, que el resto de las religiones tradicionales, las cuales han causado innumerables desgracias para la humanidad, tales como la intolerancia, la ignorancia y el dogmatismo? ¿Qué razones tenemos para pensar que el universo no fue creado por un Monstruo de Espagueti Volador e invisible, pero si por un dios que se divide en tres personas distintas y aun así, sigue siendo el mismo dios? Estas, son solo algunas de las preguntas profundas que podemos obtener después de un análisis comparativo entre religiones y parodias religiosas.

La parodia religiosa no solo es útil (en un sentido intelectual y crítico) como una oposición al creacionismo y sus afirmaciones; no solo nace para divertir al público con apologéticas personales. La parodia religiosa es un modo de crítica a las reclamaciones de cualquier religión, y de hacer pensar al público en general (la mayoría de ellos ajenos a la filosofía o la ciencia) cuáles son los fundamentos en los que descansa su fe personal.
La parodia religiosa es, a mi modo de ver, una de las tácticas y herramientas mas útiles y efectivas de hacer filosofía frente a personas que jamás se atreverían a escuchar a un filósofo común. Es a la vez, una forma de difusión del pensamiento crítico y del escepticismo, como parte del método de reflexión filosófica y científica.
“Iglesias” como la de MONESVOL, no solo forman parte de una dura campaña contra la irracionalidad de la pseudociencia, sino también en contra de cualquier tipo de manifestación de la irracionalidad. Ejemplo de ello es la lucha contra el Diseño Inteligente. Además de todo lo anterior, la parodia religiosa resulta por demás  útil para el filósofo de las religiones para aclarar y mirar de manera escéptica, afirmaciones vacías como las presentadas por los  argumentos ontológicos, cosmológicos o morales, utilizados casi de manera sobre explotada por los apologistas y teólogos modernos.

La parodia religiosa, no es una broma, es una sátira racional y crítica que, dada a conocer de forma correcta, tiene el potencial de “abrir los ojos” de muchas personas cegadas (sin saber que se encuentran cegadas) por aquello que llaman fe.

La religión, como cualquier otra manifestación de la cultura humana, tiene el derecho de ser respetada, preservada y creída. Pero la crítica y el pensamiento, tienen el mismo derecho, no solo de ser respetados, sino de ser escuchados, reflexionados y utilizados para preguntarnos a nosotros mismos: ¿Cuáles son las bases para creer en X y no en Y? o ¿Por qué debería de creer en X o en Y? La respuesta a estas interrogantes, es el trabajo de cada uno de nosotros, mirando siempre “las dos caras de la moneda”*7.

·         Por Daniel Galarza Santiago.
·         escepticodejalisco@gmail.com
·         Filosofía de las Religiones
·         Departamento de Filosofía, Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, Universidad de Guadalajara


Referencias
1* El Pastafarismo fue creado por el físico estadounidense Bob Henderson, en señal de protesta ante los cambios en las leyes educativas de su país, las cuales pretendían incluir la enseñanza del Diseño Inteligente en las clases de ciencias naturales como “alternativa” a la teoría de la evolución. Sin embargo, Henderson no pretendía que su “monstruo tallarinesco” fuera utilizado como parodia religiosa, sino solo como denuncia ante la pseudociencia del creacionismo, alias “diseño inteligente.”
Henderson afirma: “no tengo problemas con la religión. Con lo que tengo problemas es con la religión que pretende hacerse pasar por ciencia. Si existe un Dios y es inteligente, creo que tendría mucho sentido del humor.”
2* Los principios del Evangelio Pastafari  aparecen  por primera vez en la carta abierta que dio origen a la parodia religiosa de MONESVOL, enviada al Consejo Educativo de los EEUU;  y fue aumentada en el libro El Evangelio del Monstruo de Espagueti Volador, de Editorial Villard, publicado en 2006.
3* Este es el mandamiento número 8 de los 8 realmente preferiría que no.
4*El Reto fue presentado en respuesta a una lectora del sitio web BoingBoing.net. En un principio el premio era de 250 000 dólares, el cual seria aumentado al millón de dólares gracias a donativos. Este reto es una parodia del reto del creacionista Ken Hovind, quien ofrecía 250 000 dólares a aquella persona que pudiera demostrar que la evolución es la única forma por la que surgieron el universo y la vida.
5*Las demostraciones filosóficas en favor de la existencia de MONESVOL fueron propuestas por el profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad de California, Brian Rabern.
6* Según Henderson, los 8 realmente preferiría que no, ya existían desde hace siglos. Fueron revelados al pirata Mosey en el monte Salsa.
7* Esta conclusión me recuerda a la celebre frase de David Hume y  popularizada por el astrónomo Carl Sagan: “Afirmaciones extraordinarias requieren siempre de evidencia extraordinaria.”

1 comentario:

  1. muy completo, en verdad me gusto demasiado.
    lastima que las personas no sean de mente abierta o mínimo intenten ver "las dos caras de la moneda"

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido