"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


lunes, 26 de diciembre de 2016

¿Escépticos del escéptico de Jalisco? ¡Por favor, gracias!

David Osorio y Mauricio Schwarz.
Ya estamos por terminar el año. Lastimosamente, para mí, no terminé los artículos que planeaba hacer antes de entrar al 2017 (aún me faltaron la quinta parte de los Retos UFO-ilógicos, un artículo sobre la vigencia del debate sobre la astrología y la reseña de El espejismo de Dios, aunque aún tengo esperanza en poder presentar esta última en Filosofía en la Red). Sin embargo, en vez de ponerme a terminar alguno de esos escritos, en esta ocasión presento unas cuantas respuestas a las críticas que dos escépticos han hecho a dos artículos míos. Lo que tienen en común: los dos críticos cuestionan (hasta ridiculizan) mis objeciones al nuevo ateísmo.

El periodista científico Mauricio-José Schwarz y el blogger racionalista David Osorio, hace unos días respondieron dudas de sus seguidores en Ask con respecto a mis artículos "La hipótesis Dios o el error de Dawkins" (véase aquí una versión corregida del mismo) y "Humanistas contra el nuevo ateísmo", respectivamente. Debido a los límites de extensión que la plataforma impone, dudo que lo que muestran en sus respuestas haya sido lo único que quisieran decir. Sin embargo, creo que dejaron bastante en claro sus ideas principales. Mientras Schwarz me señala como autor de un "despropósito" porque soy tan fanático de la filosofía que, al amar tanto a esta disciplina no puedo "dejar de odiar a quienes la critican, y a veces falta a la verdad y al rigor con tal de atacarlos." Y claro, él ha sido una de mis víctimas. Por su parte, Osorio, blogger a quien considero un facebook-friend, afirma que mi escrito solo es "un compendio de absurdos" como muchos de los que he caído (¿escrito?), criticando después algunas ideas de los teístas que critican el nuevo ateísmo, como si yo fuera teísta o defendiera esos puntos, asegurando (de modo muy simplista) que "todas las críticas al Nuevo Ateísmo se resumen en una sola crítica: que los 'nuevos' ateos somos malos, malotes, perversos por rechazar en su totalidad el privilegio religioso." ¿En verdad es así? ¿Eso es lo que muestro en mi escrito? o ¿solo es lo que él quiere ver?



Para empezar, si usted es algún comentarista de redes sociales y/o ha tenido antes alguna disputa con alguno de mis críticos, permítame decirle que no me importa. Tanto Schwarz como Osorio, creo, hacen una importante labor de divulgación científica y defensa de la cultura científica contra la irracionalidad y la superstición. Schwarz es parte de la primera generación de escépticos mexicanos, que actualmente reside en España, desde donde continúa su labor, por ejemplo, en el Círculo Escéptico. Por su parte, David Osorio es un periodista colombiano con aportes invaluables en su blog De Avanzada sobre la ilustración científica, el activismo racionalista y el movimiento escéptico. También ha traducido una colección de escritos del inglés al español de los que sus lectores (incluyéndome) estamos muy agradecidos. Como buenos escépticos, los dos se han ganado varias enemistades con magufos variados: parapsicólogos, ufolocos, homeópatas, acupunturistas, fundamentalistas cristianos, posmodernos, veganos,  fanboys de la madre Teresa, de Jodorowsky o de Osho®, etc. Así que, si usted es un magufo ardido con Osorio o con Schwarz, francamente no me interesa.

Ahora sí, entremos en debate.

Mauricio-José Schwarz, Dios y la estructura de las hipótesis científicas


 Mauricio-José Schwarz es de esas personas que no te dejan de sorprender nunca. Gran divulgador y periodista, fotógrafo, músico, poeta, escritor de ciencia-ficción (se cuenta que plagiado por Suzanne Collins) y activista racional en defensa de la ciencia, el estado laico y la izquierda científica, Schwarz es sin duda alguien de quien cualquier interesado en los ilustrados del siglo XXI puede sacar mucho provecho. Sus blogs El retorno de los charlatanes y Los expedientes Occam, son clásicos de la divulgación científica y escéptica del mundo hispanoparlante, mientras que en No que importe uno puede encontrar interesantes reflexiones sobre sociedad, política y fenómenos de masa. También son altamente recomendables sus videos de su canal de YouTube donde presenta su serie El rey va desnudo. Para terminar su presentación, diré también que es autor del libro ¡No, por Dios! (Ateísmo para principiantes), libro que sigo esperando llegue a México. Basta ya de currículum.

Schwarz, con todo lo admirable que puede ser, posee, como cualquier otro ser humano, varios defectos y opiniones que considero falsas y sin fundamento. Hace unos cinco días, desde su perfil en Ask respondió a uno de sus lectores que le preguntaba sobre su opinión respecto a que algunos autores (como Richard Dawkins o Victor Stenger) consideren a Dios como una hipótesis científica. El lector enlazaba mi artículo "La hipótesis Dios o el error de Dawkins", escrito hace unos dos años, sobre esta cuestión. Schwarz se ocupó de criticar incluso algunos errores de redacción de mi escrito, lo cual no dice mucho sobre mi argumento principal, y sí le quita espacio a Schwarz a su respuesta para que pudiera profundizar más en su críticas.

La primer crítica de Schwarz a mi escrito la hace refiriendo a un video suyo sobre ateísmo militante donde se niega la existencia del nuevo ateísmo como movimiento social. Aquí el video. La crítica se encuentra a partir del minuto 39:29:


Primero, Schwarz cae en la conocida falacia genética, afirmando que, como el término nuevo ateísmo fue originalmente una  invención peyorativa del periodista Gary Wolf (otros como Bob Carroll ubican el origen del término en el artículo de Andrew Brown), por lo tanto, este no existe, pues es una etiqueta impuesta a otros. Esto tiene tanto sentido como afirmar que el ateísmo no existe ya que originalmente, el término "ateísmo" fue un peyorativo usado para etiquetar a los infieles en tiempos antiguos. (Así Sócrates, Aristarco, Aristóteles, Bruno, Spinoza, Hume, Diderot, Voltaire o Darwin, fueron acusados de ser infieles ateos por alguna autoridad religiosa en turno). Por tanto, el ateísmo no existe. 

Si atendemos a definiciones básicas de "movimiento social", tal como la que presenta Wikipedia, nos daremos cuenta que negar que el nuevo ateísmo sea un movimiento social e intelectual, es en sí un despropósito desafortunado de una mente racionalista: 
Un movimiento social es un grupo no formal de individuos u organizaciones que tiene como finalidad el cambio social. Durante el siglo XIX, el concepto de movimiento social estaba ligado a un tipo de cambio social particular (revolucionario) y a un fin específico (la instauración de un régimen socialista o comunista), así como a una identidad en concreto (identidad de clase) y a un grupo social en particular (la clase obrera). A lo largo del siglo XX, el término comenzó a utilizarse para englobar movimientos que se sitúan en muy diferentes contextos, en esferas tan distintas como la cultural, social, política, económica o personal, y cuya composición incluye a clases, sectores o colectivos como obreros, campesinos, mujeres, estudiantes, vecinos y grupos étnicos.
Hoy en día, existen libros, autores, sociedades y organizaciones dedicadas exclusivamente al ateísmo militante basado en las ideas clave de los autores del nuevo ateísmo. La Richard Dawkins Foundation for Reason and Science, eventos como el Reason Rally o campañas activistas como la Out Campain o los autobuses ateos, dan prueba suficiente para decir que el nuevo ateísmo es un movimiento social, con un grupo no formal de individuos y organizaciones que tiene como finalidad el cambio social, tanto en la cultura y la sociedad como en la política y la vida personal. Busca un cambio social, tiende a fines específicos y dentro de dichos grupos se forma una identidad (la de ser ateo). No soy sociólogo, pero si alguno está leyendo esto, me gustaría saber si mi diagnostico está equivocado: el nuevo ateísmo, que inició como una etiqueta peyorativa para encerrar a los autores e ideas del ateísmo militante posteriores al 11/S, es hoy en día un movimiento social.

Ahora, sería difícil desenredar todas las imprecisiones o errores del video de Schwarz (desde que se escribe Dennett, con doble "t", o que es Michel Onfray no Michael Onfray, hasta explicar en qué consisten los movimientos sociales con todas sus características), y tampoco es el objetivo de este artículo. En general, el video es bastante recomendable, pues posee una gran exposición de lo que para Schwarz es el ateísmo militante. Pero podemos continuar con su corta respuesta en Ask.

En el tercer párrafo de su respuesta, Schwarz asegura que en mi escrito confundo la abiogénesis y la evolución, cosa muy común, según él, entre religiosos y filósofos (¿cuáles filósofos? Vaya usted a saber), y que además confundo "el hecho de la evolución" con el "modelo explicativo" de la evolución. Luego de "explicar" mis confusiones (sin cita alguna, claro), Schwarz asegura que una pseudociencia como el diseño inteligente en realidad es una teoría de la abiogénesis. Hasta aquí uno puede ver la enorme confusión (mucho mayor que la de Dawkins) entre hipótesis científicas y teorías científicas con pseudociencias y enunciados religiosos. En primer lugar, cualquiera que en algún momento se haya molestado en leer alguno de mis escritos (como este o este otro), sabrá que yo mismo he explicado las diferencias entre la evolución como un hecho natural, y las teorías de la evolución que son las explicaciones científicas de cómo funciona la evolución. En segundo lugar, aunque es cierto que el diseño inteligente no presenta explicación alguna sobre el origen de la biodiversidad (dependiendo del creacionista al que le preguntes, algunos te dirán que, una vez diseñadas las especies, comenzaron a evolucionar; otros te dirán que la complejidad irreductible de las especies es tal, que siempre han sido así), es incorrecto asegurar que esta sea una teoría de la abiogénesis. 

El diseño inteligente, justamente es una pseudociencia, primero, por carecer de hipótesis o explicaciones científicas para fenómenos biológicos como la abiogénesis y la biodiversidad, segundo, porque contradice el grueso del conocimiento científico bien establecido en biología evolutiva (y otras áreas), y tercero, por contradecir los supuestos filosóficos de toda ciencia, tales como el materialismo, el sistemismo y el naturalismo metodológico. Si yo estaba confundido sobre asuntos de la abiogénesis y la evolución, aparentemente Schwarz lo está en asuntos de la naturaleza de las explicaciones científicas vs las explicaciones pseudocientíficas.

En el cuarto párrafo afirma:
Hace hombres de paja al atribuirle a Dawkins (sin dar la cita) la afirmación de que "las explicaciones sobrenaturales, como la idea de dioses, son explicaciones científicas". Antes afirma que según Dawkins "Dios es una cuestión de tipo científica" (científico, pero bueno). ¿Por qué no da citas bibliográficas para justificar la atribución? Porque no las hay como tales.
Y en el siguiente párrafo dice:
Lo que hay es la idea de que "dios" _como explicación de la realidad_ sí es una hipótesis científica. Me explico. Si lo sobrenatural se mantiene en el reino de lo sobrenatural y sólo actúa por medios igualmente sobrenaturales, no es una hipótesis científica. Pero en el momento en el que se afirma que un hecho sobrenatural causa un hecho natural (rayo, sonido de trompeta, etc.) se está hablando de la realidad física y ésta sí es terreno de la ciencia. ¿El auto atropelló al perro porque quiso dios o hay una mejor explicación, más parsimoniosa? Eso sí se puede someter a análisis científico. Me remito, porque se me acaban los caracteres, a Victor Stenger.
Primero nos insinúa que soy deshonesto al asegurar (sin cita) que Dawkins y otros (como Stenger) dicen que Dios es una hipótesis científica que puede ser investigada (y desmentida) científicamente, y luego dice que Dios sí es una hipótesis científica, remitiéndose a un escrito de Stenger donde explica la cientificidad de la hipótesis de Dios. ¿Solo yo veo la contradicción aquí? Lo cierto es que incluso en debates con Schwarz en facebook, en los tiempos que publiqué el artículo que me critica, me ocupé de mostrarle tanto citas de Dawkins como de Stenger asegurando que Dios (no los milagros o "hechos sobrenaturales" que causan "hechos naturales") es una hipótesis científica.

De hecho, para cualquiera que haya leído El espejismo de Dios, esto es algo evidente. ¡Dawkins titula un capítulo entero de su libro como "La hipótesis de Dios"! Y esto es lo que afirma Dawkins sobre la hipótesis de Dios:

No estoy atacando las cualidades específicas de Yahvé, Jesús, Alá o ningún dios concreto como Baal, Zeus u Odín. En lugar de ello, definiré la hipótesis de Dios de un modo que sea algo más defendible: Existe una inteligencia sobrehumana, sobrenatural que creó y diseñó deliberadamente el Universo con todo lo que contiene, nosotros incluidos. Este libro abogará por una visión alternativa: cualquier inteligencia creativa, lo suficientemente compleja como para diseñar algo, llega a existir como el producto final de un dilatado proceso de evolución gradual. (pág. 54, cursivas del autor).
 [...]
Resulta necesario dar cuerpo a la sencilla definición de la hipótesis de Dios con la que comencé para que pueda acomodarse al Dios abrahámico. Este no solo creó el Universo; también es un Dios personal que mora en él, o quizá fuera de él (signifique lo que signifique esto), y posee las desagradables cualidades humanas a las que ya he aludido. (pág. 61).

Dawkins, desde la página 53 a la página 100 de su libro (en versión bolsillo), dedica un análisis a su "hipótesis de Dios", limpiando algunos malentendidos como los NOMA, la miseria del agnosticismo, y citando algunas frases célebres de los padres fundadores de EEUU sobre la cuestión del Estado laico y los peligros de la religión. Algunas páginas más adelante Dawkins afirma que, si bien es imposible refutar la "hipótesis de Dios", sí es bastante improbable, según lo que sabemos por la biología evolutiva y la cosmología.

El punto aquí es que insinuar mi deshonestidad por no dar cita sobre la hipótesis de Dios que presume Dawkins, es en sí un acto deshonesto. Claro, luego de ofrecerle estas (y otras) citas a Schwarz y otros críticos cuando recién escribí ese artículo, se cuestionó sobre si Dawkins en realidad estaba hablando sobre una hipótesis científica. Es sabido que comúnmente usamos la palabra "hipótesis" para referirnos a una "idea" o conjetura cualquiera, mientras que por "hipótesis científica" se hace referencia, entre otras cosas, a un enunciado claro que posee ciertas características especiales tales como el que sea testeable, parsimonioso, naturalista, fecundo (es decir, que sea capaz de dar explicación a un problema concreto, ayudando a describir como a predecir la naturaleza de su objeto de estudio) y que presente consistencia tanto lógicamente interna como para con el fondo de conocimientos (y supuestos previos) bien corroborados. Si Dawkins y otros autores del nuevo ateísmo hacen referencia a Dios como una hipótesis en el sentido común (no científico) de la palabra, entonces no habría problema alguno. Pero ese no es el caso.

Explicar la naturaleza de las explicaciones científicas es un campo tan debatido y con tanto contenido en filosofía de la ciencia, que tendríamos que dedicar no un artículo, sino un libro entero para tratarlo, tal como lo demuestran las obras La explicación científica, de Carl Hempel, La investigación científica, de Mario Bunge o La ciencia. Estructura y desarrollo, editada por C. Ulises Moulines dentro de la Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía. El punto es que, si nos atenemos a que Dios es una hipótesis científica, tal como Dawkins afirma, obtenemos un maravilloso conjunto de confusiones sobre las hipótesis científicas, los dogmas religiosos y las explicaciones sobrenaturales.

Bob Carroll en su magnífico ensayo "Can Science Decide the God Question?" (ensayo que usé de base para el escrito que Schwarz me critica) explicaba este punto:
¿Qué conocimiento científico o prueba empírica podría falsificar el concepto de una consciencia no-física eterna con el poder de crear cosas de la nada? Tenga en cuenta que este ser puede manifestarse de la misma forma en que el universo se manifiesta. Se puede argumentar que tal ser sería superfluo, o que su existencia no es cuestión que la ciencia pueda determinar. Uno podría hacer muchas afirmaciones acerca de este ser y algunas de esas afirmaciones podrían presentarse improbables o falsas por ser incompatibles con el conocimiento científico actual, o por ser internamente inconsistentes (es decir, lógicamente contradictorias o lógicamente inconsistentes).
En realidad, para tratar la cuestión de Dios y argumentar que este ser, tal como se le presenta como un ser personal todopoderoso, omnisapiente e infinitamente bueno, que además se preocupa por sus creaciones humanas, no hace falta someterla a pruebas científicas ni considerarla como una explicación científica del mundo. Hace falta solamente el análisis lógico de los enunciados de teólogos y apologistas para demostrar que dicho ser es lógicamente inconsistente. Un ser tan imposible como un círculo cuadrado, debido a que las características que se le atribuyen se contradicen lógicamente entre sí. Dios no es una hipótesis científica, es una inconsistencia lógica, de la que no hace falta investigación científica alguna para probarlo.

 El que científicos como Dawkins confundan términos filosóficos con términos científicos es tan lamentable como el que existan filósofos que ignoren de ciencia y aseguren que tal o cual concepto científico está equivocado (como pasa con los filósofos antievolucionistas Jerry Fodor y Thomas Nagel).

Schwarz y otros (como Stenger en el artículo que Mauricio cita en su respuesta), han llegado asegurar que una creencia por muy central (¿general?) que sea, mientras ya toque lo físico, se le puede revisar científicamente. Esto es verdad, y es algo que nadie ha negado,  pero en modo alguno estamos hablando aquí de una "hipótesis sobrenatural" que además sea una hipótesis científica. Por ejemplo, ante un caso de una supuesta estatua que llora sangre, lo que el investigador científico busca explicar es cómo una estatua emana cierto líquido, excluyendo la idea de un  milagro por no ser una idea congruente con los supuestos de la investigación científica. Lo que tienes entonces es un fenómeno no explicado, que se presume tiene origen sobrenatural, pero no una hipótesis científica que apele a lo sobrenatural. Puedes presentar varias hipótesis que coincidan mejor con el conocimiento científico bien establecido y con los principios del naturalismo, antes que pensar en la posibilidad del milagro. Y aún sin investigar puedes preferir alguna hipótesis naturalista (sea que es óxido, humedad, una fuga de agua detrás de la estatua... o un vil fraude). Esto es un problema particular, un fenómeno (una estatuta que emana una cierta sustancia) y lo que buscas es saber por qué ocurre este fenómeno.

La idea del milagro no es una hipótesis ni nada parecido a una explicación científica por carecer de los principios científicos y por contradecir el grueso de conocimientos que nos indican que un evento como tal viola dichos conocimientos. Sin embargo, puede ser descartada en base, primero a una hipótesis que cumpla con los rasgos básicos de una explicación científica, y segundo, una investigación científica que corrobore alguna hipótesis en específico. En casos particulares, de naturaleza fáctica, es posible desechar las explicaciones sobrenaturales. Cuando se habla de generalidades, como el origen y evolución de la vida, o el surgimiento del universo, también es posible hacer a un lado las explicaciones sobrenaturales, tomando primacía las hipótesis y teorías científicas por ser explicaciones realistas, sistemistas y naturalistas del universo.

Por último, Schwarz diagnostica mi problema: en realidad soy un fanático que falto a la verdad a la hora de defender la filosofía:
El auto tiene un problema, creo: ama tanto a la filosofía que no puede dejar de odiar a quienes la critican, y a veces falta a la verdad y al rigor con tal de atacarlos. Me lo ha hecho a mí mismo en ocasiones. Una pena. Es como esas personas que funcionan con la razón, pero la abandonan cuando alguien toca su religión.
Francamente, pueden decir que me equivoco en mis escritos y valoraciones, pero, ¿alguien puede mostrarme alguna prueba de mi "odio" a los que critican la filosofía? Y más importante aún, ¿alguien puede darme una prueba de que mi "odio" a los que atacan la filosofía es la fuente de mi escrito y sus "despropósitos"? ¿No? Bueno, entonces solo hay que tenerle fe al ilustre Mauricio Schwarz, quien al parecer se siente una víctima de mis odios. Mientras esperamos las pruebas de mi fanatismo religioso-filosófico (?), pasemos ahora a las críticas de David Osorio.

David Osorio, las confusiones de una mente de avanzada


Primero que nada he de confesar que encontré más contenido en la respuesta de Schwarz que en la de mi facebook-friend David Osorio, autor del genial blog De Avanzada. El mismo lector de Schwarz le preguntó a Osorio sobre su opinión de mi artículo "Humanistas contra el nuevo ateísmo", a lo que respondió que "Es un compendio de absurdos. Como muchos antes que él, el bueno de @escepticodejalisco cae en varios errores." Algo que sería bueno explicar sobre el escrito que Osorio me critica, es que las tesis que en él se defienden no son mías, sino de tres autores diferentes: Michael Ruse, Massimo Pigliucci y Paul Kurtz. Si las defiendo o no, para mi escrito es irrelevante ya que fue planeado como un ensayo puramente descriptivo. Entonces, aquí tenemos una primera confusión (menor) por parte de Osorio achacándome a mí los (supuestos) errores de otros autores.

Dentro del mismo primer párrafo, David nos dice que:

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el Nuevo Ateísmo es un grupo de personas vagamente definido, no tiene autoridades, y no es responsable por cómo se comportan muchos de sus presuntos integrantes o seguidores (porque de la no-creencia no se deriva ningún código de conducta o comportamiento).
Es cierto, tal como ya se explicó, el nuevo ateísmo no es una religión sino un movimiento social, no institucionalizado y no homogéneo. Y por tanto no posee autoridades, y aunque para muchos puede ser un término vago (o hasta inexistente, como a Schwarz), puede describirse con cierta precisión. Pero de ahí a afirmar que sus principales rostros no son responsables (en parte) por las consecuencias de un movimiento social, que es el de generar una identidad y actuar en consecuencia a esta, hay un gran abismo. Es cierto que de la no-creencia no se deriva código de conducta alguno, pero desde el nuevo ateísmo no solo se promueve la no-creencia. Se promueve también el orgullo de ser ateo, la confrontación directa contra los que atentan contra el Estado laico; se promueve el surgimiento de una identidad en el ateísmo con la formación de asociaciones y eventos exclusivos dedicados al activismo ateo, donde los individuos ateos encuentran la fuerza de grupo que normalmente no encuentran en una sociedad principalmente religiosa.

El movimiento ateo sin duda será fuente de futuros estudios sociológicos y politológicos, al igual que lo han sido los movimientos en defensa de los derechos de las mujeres, los negros y los homosexuales. Y al igual que en estos tres últimos, el movimiento ateo, aún cuando carece de dogmas y autoridades (en teoría), en la práctica, es decir en el mundo real, es posible demostrar que sí existen ciertos tipos de conducta, tal como los que describen Ruse, Pigliucci y Kurtz, explicados en mi artículo. Dicho de otro modo, por muy benéfico que sea (igual que los movimientos en pro de los derechos de mujeres, negros y homosexuales) no está exento de sesgos, vaguedades y errores.

Osorio trata de diagnosticar el por qué hay tantos críticos del nuevo ateísmo, tanto teístas como ateos y escépticos:

Hasta ahora, de una u otra forma, todas las críticas al Nuevo Ateísmo se resumen en una sola crítica: que los 'nuevos' ateos somos malos, malotes, perversos por rechazar en su totalidad el privilegio religioso. Ya sean los religiosos lloriqueando porque ponemos al mismo nivel la creencia en dioses que en hadas y porque hacemos una altiva defensa del laicismo, o la izquierda regresiva diciendo que no tenemos en cuenta los fuertes sentimientos religiosos, o los filósofos atacando el naturalismo ("cientificismo", que llaman ellos de manera peyorativa). En últimas, todo se resume en que, en ningún ámbito de la vida, le damos un tratamiento más especial a la religión de lo que se la damos al hobbie del póker o a la filatelia.
El párrafo completo se reduce a dos palabras: hombre de paja. Expliquemos por qué. En mi artículo, explico cuáles son las principales críticas de tres filósofos ateos, críticos de la religión tanto como lo son Richard Dawkins o Sam Harris: Michael Ruse, quien explica que autores como Dawkins son descuidados al hacer ver ideas religiosas como explicaciones científicas. Si ideas como las del diseño inteligente, son en realidad explicaciones científicas equivocadas o refutadas, y no religión disfrazada de ciencia, entonces, ¿por qué evitar que se enseñe en las clases de ciencia? Ruse también describe (no explica) la agresión por parte de los seguidores de Dawkins y de cómo este último se auto-promociona, generando así un ambiente casi religioso, donde si una autoridad es cuestionada sus acólitos acuden en su defensa, muchas veces de manera irracional, usando falacias como los hombre de paja y ad hominems. Massimo Pigliucci, por su parte, se esfuerza en diagnosticar el razonamiento descuidado de los nuevos ateos, principalmente las tesis de la hipótesis de Dios (como dice Dawkins) o el que los valores morales son en realidad hechos científicos (como dice Sam Harris). Asegura que estos malos razonamientos se derivan de un sesgo cientificista que le hace un flaco favor a la divulgación científica y el pensamiento crítico. Por último, Kurtz señala que el movimiento secular debe caracterizarse principalmente por lo que defiende en vez de por lo que ataca, mostrándose como un movimiento que propone y defiende la razón, la ciencia y los valores morales de la Ilustración, los cuales pueden ser defendidos también por religiosos liberales. El ateísmo militante, para Kurtz, no es parte esencial del humanismo secular (no se confunda, que la crítica a la religión, y el escepticismo forman parte fundamental del secularismo que defiende Kurtz).

 ¿En qué momento alguna de estas críticas se reducen a que los " los 'nuevos' ateos somos malos, malotes, perversos por rechazar en su totalidad el privilegio religioso."? Quién sabe. ¿Qué tienen que ver estas críticas con religiosos que lloriquean el que un ateo ponga su creencia en dios al nivel de la creencia en hadas, con la izquierda regresiva que toma en cuenta los sentimientos religiosos o con filósofos que atacan el naturalismo (y encima lo confunden con el cientificismo... me gustaría ver cuáles filósofos son esos, porque yo no conozco ni uno)? Yo no lo sé, y a Osorio no le importó explicarlo.

Pero eso sí, tal como continúa David nada de eso (obvio, pues solo son hombres de paja inventados por él), cambia los siguientes hechos. Aunque yo sí les puedo poner algunos paréntesis adicionales (lo que está en cursiva y negritas es la respuesta de David):

- Lo que se puede afirmar sin evidencia se puede descartar sin evidencia. (Sí, y más importante aún, lo que puede afirmarse sin consistencia lógica no hace falta exigirle evidencia alguna. "¿Quién podría dar evidencias de un círculo cuadrado?" sería solo una pseudopregunta).
- No hay ni el menor rastro de evidencia de la existencia de ningún dios. (Así como no hay evidencia del ratón de los dientes, ya lo sabemos, pero eso no importa tanto. Lo que importa desde el inicio es la consistencia interna de lo que propones).
- Decir eso no es intolerante. (¡No hay hechos intolerantes!). (Desde luego, solo es un vicio del lenguaje).
- Nadie está obligado a respetar lo que otros consideran sagrado. (¿Y eso qué tendría que ver con las críticas escépticas al nuevo ateísmo? Respuesta: nada).
- Si alguien se siente ofendido por estas afirmaciones, está en su derecho... y es *su* problema; no de quienes afirmamos que la Tierra se sigue moviendo. (Entendido y anotado. ¿Eso nos aporta algo que no sabíamos ya antes de criticar al nuevo ateísmo? ¿No?, ok, siguiente).
- Que alguien tenga "una cultura científica intachable y a la vez profese alguna religión sin ser idiota, malvado o ignorante" no hace que esa creencia, de repente, deje de ser tremendamente irracional. Ni que ellos estén haciendo un gigantesco ejercicio de hipocresía y de cherry-picking. Ni que sus correligionarios más honestos estén dispuestos a muchas atrocidades en nombre de esa misma superstición. (Es cierto, el que alguien tenga "una cultura científica intachable y a la vez profese alguna religión sin ser idiota, malvado o ignorante", no lo hace inmune a la buena crítica. Pero de ahí a decirle hipócrita por sus malos razonamientos hay una abismo. Ese tipo de persona es tan honesta con sus creencias como lo es un fanático dispuesto a muchas atrocidades en nombre de la misma superstición. No reconocer eso es pura necedad).
- Ninguna sociedad ha empeorado nunca por volverse más racional (así que estar más comprometidos con el avance de la Razón de lo que lo estaba Kurtz es motivo de *orgullo*, no de críticas). (Eso es verdad, aunque no veo cómo es que Kurtz estaba menos comprometido con eso, ni en qué sentido ese hecho afecta las críticas de Kurtz al nuevo ateísmo).
Tal como he visto en otras ocasiones, David se desvía demasiado del punto central criticando algo que nadie está defendiendo en ningún momento, sin importar si para eso hace falta hacer falsas generalizaciones y hombres de paja. Lo malo de un razonamiento tan defectuoso como el que presenta David en su Ask es que da cabida a que, a la hora de criticar un punto importante auténtico, queda minimizado por las demás malas críticas. Eso no hace ningún favor al movimiento escéptico ni al ateísmo militante, creo yo.

Conclusiones


Tal vez alguien que crea que Schwarz y Osorio están en lo correcto en todo podrían decirme que muestro una actitud por demás arrogante al asegurar que estos dos autores se equivocan y yo no. Esta solo sería una paja mental más de las muchas que me han mostrado quienes defienden algún autor x que siguen o admiran. Cualquier lector verdaderamente crítico, que se moleste en leer, primero mis dos artículos criticados, segundo las respuestas de Mauricio y David, y tercero una segunda lectura de esta contra-réplica, puede darse cuenta que 1) concedo la razón siempre que se tiene razón; 2) cuando no concedo la razón, argumento el por qué, y así cualquiera pueda verificar si mis argumentos son válidos; y 3) no personalizo ni pretendo ser psíquico en mis críticas. Tanto Schwarz como Osorio se sienten bastante cómodos diagnosticando los pensamientos de quien están cuestionando (más evidente en Schwarz), sin tomar en cuenta que tal vez dicha valoración puede ser una consecuencia lógica de una crítica equivocada.

Tal vez yo podría estar equivocándome al responder a mis críticos. Tal vez no comprendo algún punto que están explicando o no tengo tanta experiencia con el tratamiento de ciertos temas. Pero para eso argumento, para que sean mis argumentos sean susceptibles de cuestionamiento. Si en vez de eso me pusiera a inventar que mis críticos solo son personas que en su amor al cientificismo faltan a la verdad con tal de no rendir pleitesía a la filosofía (y dice Schwarz que yo lo hago), esto sería por completo una pérdida de tiempo, ¿no creen?

Actualización 02/01/17  Parece que mi respuesta a mis dos críticos no les interesó tanto. Mientras que con David Osorio intercambié algunos comentarios en los que nos aclaramos algunos puntos (más que nada, en torno a qué es exactamente lo que critica Michael Ruse al nuevo ateísmo, en vez de mis críticas a su comentario en Ask) y concordamos en otros, con Mauricio Schwarz no parece que vaya haber aclaración, crítica o diálogo alguno. Así lo muestra en esta nueva respuesta suya en Ask, donde uno de sus lectores le pregunta si responderá a mis críticas. En vez de responder a mis argumentos o decirme que me equivoco en las críticas y correcciones que le hago, se queda satisfecho con insistir que soy deshonesto, impreciso, que falsifico sus opiniones y soy malísima persona con él, con Tyson, con Krauss, con Dawkins, e incluso con David Osorio, que porque, según su diagnóstico psicológico, soy un fanático de la filosofía que no escucha razones (equivalente a los fanáticos y trolls de "la hipnosis, el psicoanálisis, la homeopatía, la bioneuroinmunodescodificación cuántica, la acupuntura" que se aleja del razonamiento cuando sienten atacada su fe).

Schwarz afirma que:
En esos casos, siempre lo he dicho, lo oportuno es retirarse. Decía Lazarus Long, el gran personaje de Robert Heinlein "Nunca trates de enseñarle a cantar a un cerdo, perderás tu tiempo y pondrás de malas al cerdo". Y yo no quiero perder el tiempo ni poner de malas a nadie (y no, que ya lo veo venir, no estoy diciendo que nadie sea "un cerdo", es que así es la cita, y se trata de _abstraer_ el concepto más allá del ejemplo concreto... si el encéfalo y las glándulas lo permiten).
Con ese tipo de sabiduría popular, creo que en efecto, no hay más que decir.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*Contraste usted las afirmaciones de los artículos "Testing the God Hypothesis", de Victor Stenger, y "Why There Almost Certainly Is No God", de Richard Dawkins, con el ensayo "Can Science Decide the God Question?", escrito por Bob Carroll.

*Para un análisis sobre el movimiento del nuevo ateísmo, véase el artículo "New Atheism and the Scientistic Turn inthe Atheism Movement", de Massimo Pigliucci, publicado en la revista Midwest  Studies In Philosophy en 2013.

7 comentarios:

  1. Escéptico de Jalisco, ¡bravo! No has dado ni una en el clavo. Tus conocimientos de epistemología, por poner un ejemplo, son patéticamente pobres y equivocados. No sabes la diferencia entre el materialismo como hupótesis de trabajo del método científico y la llamada cosmovisión materialista

    ResponderEliminar
  2. "autores como Dawkins son descuidados al hacer ver ideas religiosas como explicaciones científicas"

    Esto es una trampa lingüística, Daniel: ahí entra la navaja de Hitchens. Toda afirmación es susceptible de ser contrastada con el conocimiento humano acumulado, así sea una idea religiosa. No sé cómo ser más claro: alguien está proponiendo que una explicación del mundo (o parte de él) es X; si no cuenta con evidencia se puede descartar como falso, incluso si eso le rompe el corazón a Ruse.

    "Si ideas como las del diseño inteligente, son en realidad explicaciones científicas equivocadas o refutadas, y no religión disfrazada de ciencia"

    Son ideas falsas; su clasificación es irrelevante. A nadie en medicina se le enseña que se cure con sanguijuelas, ni homeopatía (bueno, algunos lo hacen, pero es claro que eso es una perversión).

    "Ruse también describe (no explica) la agresión por parte de los seguidores de Dawkins y de cómo este último se auto-promociona, generando así un ambiente casi religioso, donde si una autoridad es cuestionada sus acólitos acuden en su defensa, muchas veces de manera irracional, usando falacias como los hombre de paja y ad hominems"

    Nunca he visto nada de esto. Y es curioso: ¿dónde estaría Ruse cuando han acusado a Dawkins de machista, de islamofóbico y básicamente de cualquier otro ataque ad hominem de libro por el sólo hecho de tener Twitter?

    "razonamiento descuidado de los nuevos ateos, principalmente las tesis de la hipótesis de Dios (como dice Dawkins) o el que los valores morales son en realidad hechos científicos (como dice Sam Harris)"

    Alguien que afirma la existencia de dios debería dar evidencias de la misma. Que a Pigliucci le incomode la carga de la prueba es problema de él; no de quienes exigimos la evidencia para creer en la afirmación.

    Y ya que nos molestan los hombres de paja, Pigliucci debería cuidarse de ello: que Harris incurra en un error de categoría no cambia la tesis principal de su postura, que es que la ciencia puede informar para que tomemos mejores decisiones morales. Reducir su punto a que los valores morales son hechos científicos (¿hay otro tipo de hechos?) es renunciar al principio de caridad necesario a la hora de criticar una postura (que, curiosamente, en el caso de Pigliucci se ha vuelto un ataque contra Sam Harris y cualquiera que opine que lo que dice no es completamente descabellado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Sí David, la navaja de Hitchens puede servir para descartar ideas y explicaciones. Eso nadie lo ha negado. Lo que no nos dice la navaja de Hitchens (o con lo que no nos ayuda), es que ideas y explicaciones sobrenaturales sean o no hipótesis fácticas o explicaciones científicas. Una explicación sobrenatural la puedes descartar por carecer de pruebas para su soporte, pero antes de ello, puedes descartarla por ser inconsistente internamente contra conocimientos bien establecidos. Así los fantasmas son descartados por violar leyes como las de la óptica.

      No se dice que no se puede pedir evidencia, se dice que primero hay que tener consistencia en una idea para luego averiguar si es posible contrastarla con la evidencia. Y no, no se trata de ningún privilegio religioso.

      2. Hmm... no, no creo que sea irrelevante clasificar. Si tu clasificas el diseño inteligente como "mala ciencia" o explicación científica refutada, no hay nada en la constitución (por lo menos las de EEUU y México. Imagino que en Colombia tampoco) que te impida mostrar en clases "mala ciencia" o explicaciones científicas refutadas. Así, un creacionista puede decir que sus postulados son científicos, aunque sean "científicamente incorrectos", en un aula. Si clasificas el DI como religión, y demuestras que en efecto solo es religión disfrazada de ciencia, la sacas de las aulas. Si no clasificamos, no tiene sentido la defensa de la educación laica (y ese es un ejemplo que ofrece Ruse).

      3. Bueno, de seguro no estás en grupos de ateísmo donde se observan esos comportamientos. Bien por ti. El que nunca hayas observado algo no implica que ese algo no ocurre. El dónde está Ruse cuando alguien hace ad hominems a Dawkins (curioso, eres buen conocedor de esos) es irrelevante para la cuestión y solo estás dirigiendo la atención a otro lado.

      4. Nunca he visto que a Pigliucci le incomode la carga de la prueba, la verdad. Y bueno, las afirmaciones de Pigliucci sobre las ideas de Harris son susceptibles a ser contrastadas y criticadas, pero no he visto crítica alguna en la que se demuestre que hace hombres de paja sobre Harris.

      Eliminar
  3. Me precio de ser de los pocos que nunca compró el argumento sobrado en ego vacío, resentimiento y mecanicismo positivista y absurdo de Chuarz y su títere Osorio. Por fortuna veo que el tiempo nos da la razón a los pocos con el carácter de detractar estos "divos incuestionables de la razón". Muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Daniel:

    He tenido la oportunidad y el gusto de leer algunas de las entradas de este Blog,las cuales me han parecido interesantes, pero, mejor aun, útiles para mantenerme actualizado respecto a la filosofía, literatura y demás material del movimiento escéptico, al cual me suscribo. Permíteme felicitarte por tu labor y espero sigas adelante.

    Pese a la advertencia que haces: "Para empezar, si usted es algún comentarista de redes sociales y/o ha tenido antes alguna disputa con alguno de mis críticos, permíteme decirle que no me importa". Te diré que soy una persona que, más que una disputa o debate, tuve una diferencia de opinión con el Sr. Schwarz, la cual no decidí prolongar porque en muy pocas líneas me di cuenta de algo que hoy he confirmado después de leer esta réplica hacia él y D. Osorio: puede que sea Schwarz "un gran divulgador [...]y activista racional en defensa de la ciencia, el estado laico y la izquierda científica", sin embargo, como tú mismo lo señalas:

    "Schwarz, con todo lo admirable que puede ser, posee, como cualquier otro ser humano, varios defectos y opiniones que considero falsas y sin fundamento".

    Al parecer todo su bagaje cultural se ha desarrollado en paralelo a su ego, el cual hoy quizá pese en toneladas, y lamentablemente le incapacite para afrontar críticas constructivas y por alguna extraña razón le hace creer que SIEMPRE TIENE LA RAZÓN. Ha alcanzado la "infalibilidad".

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Clarificador artículo. Como los escépticos no somos homogéneos ni doctrinales siempre tendremos matices que discutir. Como dijo Dawkins: formaríamos una comunidad de gatos.

    A mí el artículo me ha servido para matizar un concepto. Hasta ahora yo estaba de acuerdo con Dawkins en que si la deidad de turno interviene en el mundo físico, entonces puede ser investigada por la ciencia y que, por ello, la hipótesis dios es una hipótesis científica. Se refiere, claro está al concepto teísta, no el deísta (la deidad creadora que después no interviene más).
    No obstante, debo darte la razón en que una hipótesis científica implica unas nociones que no cumple la deidad predicada por el monoteísmo. Otra cosa sería que la palabra hipótesis se tome del lenguaje cotidiano; habría que decir que dios es una hipótesis, a secas.

    Por el contrario, ahora expongo un matiz hacia tu posición: si consideramos el DI como "mala ciencia" por tener explicaciones científicas refutadas no habría razón para permitir enseñarlo en las clases, debido a que la "mala ciencia" está refutada en sí misma. Sería equivalente a enseñar que 2+2=5 o que la segunda guerra mundial se produjo en el siglo XVII; no es permisible.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido