"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


sábado, 11 de diciembre de 2010

El psicoanálisis y otros desvarios freudianos

Para todos aquellos que hayan tenido psicología en la escuela –y los que no algún día la tendrán-, uno de los temas principales y más famosos, son las teorías de la personalidad de Sigmund Freud: el Psicoanálisis y el Desarrollo Psicosexual. Si bien, las ideas de este  psiquiatra son muy aceptadas en las Universidades e Institutos de Latinoamérica –incluyendo la U de G-, lo cierto es que la base del psicoanálisis freudiano, no parece ser en absoluto científicas o empíricamente demostrables.
La terapias psicoanalíticas, es junto a la cienciología –no tiene nada que ver con la ciencia-, y las platicas religiosas, una de las primeras psicoterapias –consideradas por muchos más bien como una  pseudopsicoterapia-.

En el Centro Universitario Ciencias Sociales y Humanidades (CUSH), de la U de G, entre las carreras se encuentra la licenciatura en Humanidades con orientaciones en Letras, Historia Cultural, Psicoterapia y Teorías Psicoanalíticas, Antropología y Cultura, se encuentran –como el larguísimo nombre lo indica-, los estudios en psicología que se llevan a cabo, se basan en el psicoanálisis.

Las ideas que Freud argumentaba, que trastornos como la esquizofrenia, no eran trastornos mentales sino narcisistas. O que las desviaciones sexuales como homosexuales y lesbianas, se debían a que llevaron sus etapas psicosexuales de manera anormal, enamorándose de su mismo sexo. O que el deseo sexual de las mujeres se debía a la falta de un pene, e incluso que se eligen las parejas en relación a la personalidad del padre o de la madre, pues se supone, el niño se enamora de uno de estos dos –el Complejo  de Edipo-, y una vez que haya crecido, lo suplantaría con una persona idéntica a su familiar. Todas estas ideas han sido descartadas en el mundo de la  psicología y la psiquiatría científicas, las cuales consideran que la atracción hacia el mismo sexo, se debe a los genes, el ambiente y la sociedad en la que se envuelve el individuo –es  decir que se trata de un conjunto de “por que’s”-.

Pero si la idea del psicoanálisis parece ser una teoría obsoleta, ¿Por qué hoy en día es tan aceptado en Latinoamérica y en otros lugares del mundo? Antes de responder eso, averigüemos los principales postulados de Freud.
EL PSICOANÁLISIS
De acuerdo con la Enciclopedia escéptica de lo paranormal y pseudocientífico (esceptipedia) “El psicoanálisis es considerado una pseudociencia por la psicología cognitiva, la psicología evolucionista, la biología molecular, la neurobiología y la psiquiatría actual. Le critican por  basarse en teorías obsoletas y teorías que nunca tuvieron apoyo empírico.
La idea de que la sexualidad, es la fuerza que reina toda la estructura de la personalidad, y que la energía sexual, es identificable desde la niñez –supuestamente, al nacer y hasta los dos años el placer sexual se encuentra en la boca-  carecen de un verdadero sentido por una cosa en especifico, y en mi opinión, el principal problema al que se enfrenta el psicoanálisis: la teoría parece ir en contra de la evolución.
Si el ser humano solo existe para darle placer al cuerpo con satisfacción sexual por toda su vida ¿Qué hay de los animales y otros organismos vivientes? si el ser humano, lo único que tiene como significado de la vida es darse satisfacción, los animales deberían hacer lo mismo y sin embargo, de acuerdo a la biología evolutiva moderna, el sexo es una forma de controlar la población de una especie, pues si el sexo no existiera, seriamos capaces de duplicarnos a nosotros mismos, sin ningún obstáculo, se convertiría entonces en una plaga.la razón por la que el ser humano y algunas pocas especies (como otros primates y delfines), utilicemos el sexo como origen de placer, se debe a que descubrimos que no solo se podía utilizar para reproducirnos. La idea del psicoanálisis hace al hombre, por lo tanto única, diferente a las demás especies, por lo que contradice las ideas darwinianas. Además ¿Qué ventaja evolutiva trae a la especie humana el sentir placer sexual? Si el ser humano, como especie, su único propósito fuera darse placer y satisfacción así mismo, ¿Cómo fue que llegamos a ser tal y como somos hoy? Pues solo dando placer al cuerpo ¿Cómo hubiéramos tenido tiempo de evolucionar?
El concepto más fundamental del psicoanálisis es la noción de la mente inconsciente como un reservorio de recuerdos reprimidos de acontecimientos traumáticos que constantemente influyen en el pensamiento consciente y la conducta. La evidencia de esta noción de la represión inconsciente es lo que falta, aunque hay amplia evidencia de que el pensamiento consciente y los comportamientos están influidos por los recuerdos y procesos no conscientes. Y no hay muchas pruebas de que el abuso infantil, sexual o de otro modo, puede afectar seriamente a la persona mental y bienestar físico. También hay amplia evidencia de que no todo el que es objeto de abusos sexuales crece y tiene problemas psicológicos o mentales”, escribe Robert Todd Carroll en The Skeptics Dictionary, respecto a las bases del psicoanálisis.
Otro punto  importante en  la terapia psicoanalítica es la interpretación de los sueños. Según Freud y sus discípulos, los sueños un  una base de datos de la memoria reprimida, imposible de recordar de manera común, pero que de igual manera influye en la personalidad. El psicoanálisis utiliza entonces las terapias de hipnosis (hipnoterapia), para poder llegar a los recuerdos reprimidos.
Es en este tipo de terapias que la psicología científica es muy escéptica: estudios modernos han demostrado que los humanos soñamos durante la fase de sueño REM (Movimiento Ocular Rápido por sus siglas en ingles), un momento en la hora de dormir que  dura unas cuantas horas. Lo que se ha descubierto con esto, es que los sueños, parecen simplemente ser un efecto secundario de la fase REM, y no una zona de recuerdos reprimidos, pues –como en tantas otras afirmaciones freudianas- no hay evidencia de que estos –los recuerdos reprimidos- realmente existan más allá de la imaginación psicoanalítica –y otras formas de pseudopsicologías-. De modo que los sueños, probablemente no signifiquen nada más allá que un grupo de imágenes creadas por el cerebro en cierto momento de sueño. “La investigación científica en cómo funciona la memoria no es compatible con el concepto psicoanalítico de la mente inconsciente como un reservorio de recuerdos traumáticos reprimidos y sexual de la infancia o en la edad adulta”, asegura Todd Carroll.
La hipnosis o la libre asociación –otro método del psicoanálisis- no ayudan en mucho a saber que fue lo que le paso a una persona durante su infancia. La probabilidad de crear falsos recuerdos en la hipnosis es tan alta, que en los juzgados de EEUU, ya no se toman como evidencias los recuerdos reprimidos recobrados por hipnoterapia.
El psicoanálisis es un intento de explicar, con una sola teoría todo tipo de desvarío o trastorno mental, sin embargo sin ninguna prueba convincente. Ante todo esto, entonces ¿Por qué todavía se utiliza el psicoanálisis como psicoterapia efectiva?
Es cierto que existen teorías y terapias de tipo psicológico que no pueden denominarse científicas, como el psicoanálisis” explica el psicólogo y miembro de la Asociación para el Avance del Pensamiento Critico, Carlos J. Álvarez Glez., y continua explicando  como y por que el psicoanálisis no puede ser considerado como psicología: “Primero, el psicoanálisis surge dentro de la tradición médica y de la noción de enfermedad mental del siglo XIX. Tanto su nacimiento como su posterior desarrollo transcurren en paralelo y sin ningún contacto con la evolución de la Psicología resumida en el primer epígrafe. En sentido estricto podría afirmarse que el psicoanálisis no es Psicología. Segundo, las teorías psicoanalíticas fueron inicialmente propuestas por eminentes pensadores con una sólida formación para la época, como el psiquiatra Sigmund Freud. Sus contribuciones e influencia, tales como el concepto del subconsciente, de la represión, del superego, etc. son evidentes en el pensamiento moderno en general. De hecho, la influencia del psicoanálisis ha sido mayor en psiquiatría y en otras disciplinas sociales y humanistas que en la propia Psicología, donde como hemos dicho, nunca ha conformado un paradigma en sentido estricto usando la terminología de Kuhn.  Como ya se ha comentado, es una escuela que proviene de la medicina, no de la Psicología. Las orientaciones psicoanalíticas han estado representadas de forma marginal, cuando no ausentes, en la Psicología académica, exceptuando algunos países sobre todo latinoamericanos.
En tercer lugar, muchas de sus ideas sobre la sexualidad humana probablemente estaban justificadas en los pacientes que Freud trató (mayoritariamente mujeres adultas en plena época victoriana y puritana) y subyacen a muchos problemas psicopatológicos. Conceptos como el de los mecanismos de defensa, la proyección, la negación de un problema o la importancia relativa de la sexualidad se encuentran frecuentemente en la praxis clínica, aunque los términos y las explicaciones puedan ser diferentes desde una óptica científica. Sin embargo, uno de los errores de Freud fue generalizar sus conclusiones a todo ser humano, además de que la mayor parte de sus interpretaciones de lo consciente con respecto a lo inconsciente son absolutamente discutibles y carecen de constatación empírica. Ningún psicoanalista se ha caracterizado por sus simpatías hacia el método científico,” afirma el especialista.
Hay una razón simple por la cual el psicoanálisis ha sobrevivido como psicoterapia en este y otros países. El psicoanálisis –aunque no sea científico- puede llegar a ser efectivo como psicoterapia, si el paciente esta dispuesto a  aceptarlo. De modo que no importa si al paciente se le dice que su problema mental esta relacionado con un recuerdo reprimido, un  extraterrestre o una posesión diabólica, siempre y cuando acepte lo que se le dice, puede llevar su problema de manera mas fácil para el.
Es posible que yo no sea quien para criticar lo que la U de G u otras Universidades tengan en sus programas, pero, no se dejen llevar por lo que yo o alguien mas les diga, sino por quien demuestra su postulado. Y a mi manera de ver, las evidencias apuntan a que el psicoanálisis es una teoría ya obsoleta.
“la historia del conocimiento ha demostrado que el método científico es la mejor forma de avanzar sobre seguro y que ha supuesto el mayor aporte de cosas que funcionan. En este sentido, son muchas las investigaciones sobre la eficacia de los tratamientos psicológicos que ponen en duda el valor terapéutico del psicoanálisis y otras orientaciones no científicas” afirma Alvares Glez.
SI TE INTERESA ESTE TEMA
*skepdic.com  (The Skeptics Dictionary, con información sobre el psicoanálisis, la memoria reprimida el inconsciente y la hipnosis)
*wiki.esceptipedia.net (La Enciclopedia Escéptica, con  información critica respecto al Freud)
*arp-sapc.org (Asociación para el Avance del Pensamiento Critico, España)
*Decadencia y Caída del Imperio Freudiano, de Hans Eysenck, disponible el libro en laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Eysenck/EysenckFreud_01.htm#cap1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para consultar más rápido