"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


jueves, 23 de diciembre de 2010

Arañas camello: ¿asesinas comehombres?

A pesar que la gran mayoría les teme a las arañas, la verdad es que no existen razones suficientes para tal cosa. Sin embargo, en épocas recientes se ha venido divulgando un mito que me parece  por demás exagerado.

Se trata de las arañas camello. Para empezar, éstas ni siquiera son arañas, son solífugos (derivada de una palabra  latina que significa que escapan del sol). Este extraño y maravilloso grupo de arácnidos se ha vuelto famoso en las red por una leyenda que, aunque estoy seguro que es mentira, a  más de uno se le pondría los pelos de punta.

La historia dice que en Irak, el mayor peligro en la noche que pueden tener los soldados norteamericanos no son las emboscadas ni las minas, sino la misteriosa y aterradora araña camello que, según se dice, ha atacado a más de un soldado por las noches quitándoles parte del brazo o de una pierna.

Por más increíble que suene esta historia, parece haber evidencias de arañas come humanos. La evidencia es esta foto (a la derecha). Lo que parece apreciarse es una gigantesca araña camello del tamaño de la pierna de un humano.

En el mundo de internet se ha dicho que estas alimañas ponen huevecillos en las personas. Además del hecho que debe su nombre al mito que afirma que se alimentan de camellos, tantas mentiras juntas sobre un  animal verdadero no me había tocado escuchar.

El grupo de los solífugos son un grupo de arácnidos grandes, pero no lo suficiente como para comerse el brazo de un hombre y mucho menos matar un camello con veneno, algo de lo que carecen

Los solífugos más grandes miden alrededor de 7 a 15cm de largo y pueden matar vertebrados pequeños como lagartijas, serpientes pequeñas y roedores. Pero si no son asesinas ni gigantes, ¿qué es lo que se ve en la foto? Analicemos con cuidado antes de decir algo.       
                                                                                              
  Como vemos,en realidad son dos arañas camello, una agarrada de la otra y no un enorme animal. Si cortamos la foto ya no se ve tan temible, ¿o sí? La  razón  por la que se ven tan grandes es porque el ángulo en que fueron enfocadas crea esta ilusión  óptica.

Las leyendas que giran alrededor de los arácnidos son abundantes. Las arañas camello no son la excepción. En México, este animal suele ser conocido como mata venados o madre de alacrán. Los nombres dan una idea al incauto de lo que quizá podrían hacer estos bichos a un humano –o a un venado-. El nombre es un reflejo claro del temor que sentimos hacia los solífugos. La difunta entomóloga y divulgadora científica Anita Hoffman, nos explica en su grandioso libro El Maravilloso Mundo de los Arácnidos, que el lugar donde se crearon mitos más exagerados sobre este invertebrado fue precisamente en Medio Oriente, donde reciben el nombre de arañas camello. Según Hoffman, los cuentos árabes son hasta cierto punto, responsables de los mitos modernos que envuelve a los solífugos; “…según ellos [escribe la autora], invadían sus tiendas de campaña durante la noche, mientras dormían, atacándolos con sus mordeduras y venenos y produciéndoles graves lesiones e incluso la muerte…”

La realidad es que estos artrópodos son mas lindos de lo que parecen, y la razón por la cual no existen arañas gigantes (o cualquier otro tipo de bicho gigante) se debe a tres cosas: la primera debido a que si fueran más grandes, por la gravedad no soportarían su propio peso (al no tener esqueleto con el cual sostenerse)  y terminarían aplastándose así mismos; la segunda –y la más importante-, es porque los niveles de oxígeno actuales (21%), no permiten que crezcan más de lo que observamos en la actualidad. Los artrópodos (que incluyen a los insectos, arañas, crustáceos y otros bichos) respiran por tráqueas, que son una especie de tubos que recorren todo su cuerpo. El tamaño de las tráqueas es proporcional a la cantidad de oxigeno que el animal puede inhalar y debido a que nuestra atmósfera contiene un 21% de oxígeno, el tamaño de las tráqueas –y por tanto del cuerpo del artrópodo- es limitado. En el pasado, el oxígeno era más abundante (de 31-34%  hace millones de años) y esto permitió la proliferación de libélulas del tamaño de gaviotas, o escorpiones marinos de 2m de largo. Por último, la tercera razón por la que los insectos gigantes no conquistan el mundo es porque los insectos –y demás artrópodos- con su tamaño actual, ¡ya tienen conquistado el mundo! 

Dicho de otra forma, no necesitan crecer para existir y sobrevivir en sus ambientes, pues los artrópodos son el grupo de animales más exitoso de la Tierra. Se calcula que por cada persona, existen 3 millones de insectos y arañas, de modo que siendo tan exitoso en la selección natural, ¿quién necesita tener el tamaño de un hombre cuando puedes tener el éxito de una hormiga o un solífugos?

En nuestros días, un insecto gigante de tamaños de las criaturas del pasado solo es posible en las pésimas películas de Hollywood. De modo que descansen tranquilos, no existen los monstruos gigantes. Y tengan en cuenta que arañas pequeñas del tamaño de un dedo pulgar (como la querida viuda negra) pueden ser, y por mucho, más mortales… y más reales. Cuídense.








SI TE INTERESA ESTE TEMA

*El Maravilloso Mundo de los Arácnidos, de Anita Hofman, FCE, Colección la ciencia desde México, México, 1995.

*El sitio web Camel Spiders, proporciona información sobre la vida y los mitos que rodean a los solífugos.

*"Camel Spiders", artículo en el sitio web Snopes.

8 comentarios:

  1. son graciosas las historias q inventan sobre los solpugidos, estoy en un grupo de investigacion en donde me corresponde exponer sobre ese orden de aracnidos, y vaya q es dificil encontrar informacion veridica, al menos sobre su tamaño, lo malo es q sitios como el tuyo no reciben muchas visitas, mientras q los foros en donde narran como les arranco un pie, tienen paginas y paginas de comentarios.. U-u

    ResponderEliminar
  2. tienes toda la razón, pero si eres o estas en un grupo de investigación sobre criaturas fascinantes como estas, lo mejor que se puede hacer es intentar difundir lo que la ciencia tiene que decir sobre estas maravillas de la naturaleza.
    el chiste no es rendirse a la pseudociencia y la superstición, asi como a los mitos pop. un saludo y gracias por tu opinión, me interesaria saber mas sobre tu grupo de investigación

    ResponderEliminar
  3. bien no seran venenosas pero son muy agresivas puesto que si se sienten amenazadas se levantan en sus patas delanteras y en ocasiones se avalanzan hacia uno y bueno
    su apariencia no es del todo tierno yo he capturado algunos de esos bichitos pero los deje ir en un baldio lejano ya que donde vivo acostumbran quemarlos a la primera vista puesto que su mordida arde demaciado

    ResponderEliminar
  4. Wow es mui interesante esta istoria es un poco grasioso todo lo k piensa la gente sobre esta pekeña arañita los mitos i todo eso pero esa pekeña arañita es inofensiva claro c pone a la defensiva cuando c siente amenasada pro solo ai k darle su espacio i dejarla ai oo solo k este x ejemplo en tu cuarto o en tu vaño ai k tratar d capturarla con cuidado i despues ponerla en libertad

    ResponderEliminar
  5. no es mortal, ni veneno tiene se asemejan a los escorpiones que las arañas, aunque no pican pero muerden. con sus feas mandíbulas que te pueden pellizcar lindo pero no te va a comer. solo se alimenta de animales pequeños como lagartijas. aunque su aspecto sea montuoso es casi inofensiva para el ser humano. salvo se te despiertas la tenes pegada en la cara te vas pegar un flor de susto. despues de eso nada

    ResponderEliminar
  6. no es mortal, ni veneno tiene se asemejan a los escorpiones que las arañas, aunque no pican pero muerden. con sus feas mandíbulas que te pueden pellizcar lindo pero no te va a comer. solo se alimenta de animales pequeños como lagartijas. aunque su aspecto sea montuoso es casi inofensiva para el ser humano. salvo se te despiertas la tenes pegada en la cara te vas pegar un flor de susto. despues de eso nada

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno tu reportaje, la primera vez que vi la foto me sorprendió, posteriormente ya viéndola detenidamente observe que el soldado las sostenían con su mano y vi la proporción real que calcule cuando mucho unos 12 cm. Mas foros como el tuyo debería de haber y no los que solo buscan popularidad ofreciendo historias fantásticas que terminan convenciendo a la gente.

    ResponderEliminar

Para consultar más rápido