"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


lunes, 17 de enero de 2011

7 argumentos falsos para confiar en la homeopatía


Corregido y aumentado 26/03/17
Posiblemente no haya mejor ejemplo de medicina alternativa que la homeopatía. Entre todas las pseudomedicinas, no hay ninguna más famosa que la homeopatía (aunque la quiropráctica y la acupuntura le pisan los talones de la fama). Los homeópatas alegan una gran cantidad de argumentos que para una persona común podrían parecerle que válidos, convenciéndolo de que la homeopatía es una terapia integradora. Sin embargo ¿por qué no examinar esos argumentos pop que la hacen ser "científicamente" legítima?


Argumento 1: La homeopatía está respaldada por ensayos y artículos científicos. En los años 90's, la revista The Lancet conmocionó a la comunidad científica al afirmar que la homeopatía funcionaba. Los medios de comunicación se hicieron eco del artículo y difundieron que "¡La homeopatía funciona!" Parecía que por fin la ciencia autentificaba a una pseudociencia. Sin embargo y curiosamente, los medios no se hicieron tanto eco de las noticias futuras sobre el origen y la autenticidad del articulo: en realidad su autor era un reconocido homeópata, no un médico, llamado David Reilly. Los fondos de la "investigación" procedían de la Kings Fund, una organización apoyada por el Príncipe de Gales, famoso adepto a la homeopatía y a otras pseudociencias. El artículo mostraba graves deficiencias metodológicas. Entre las más evidentes es el experimento que se realizó para probar la eficacia de la homeopatía en personas. Solo se realizaron en 28 personas, un número suficiente para pruebas de fácil control (por ejemplo, es sencillo saber si el paciente se muere o no) pero no eran las suficientes personas para pruebas tan subjetivas como valorar la ligera mejoría de un enfermo de asma, como pretendía Reilly. Aunque el artículo quedó en el olvido para la comunidad médica, para los homeópatas, en aquel tiempo, fue una gran prueba que daban a conocer a diestra y siniestra a sus pacientes. Aunque es posible encontrar ensayos clínicos serios con aparentes resultados positivos, lo cierto es que la gran mayoría de la literatura médica disponible muestra una enorme cantidad de artículos con resultados negativos a un sinfín de supuestas aplicaciones de la homeopatía. De los estudios positivos, se han encontrado bastantes con defectos metodológicos, dificultad de replicación e incluso fraudes (como el sonado caso de Jacques Benveniste). Los meta-análisis realizados hasta ahora tampoco nos muestran nada sorprendente. En cambio, cada vez se hace más común escuchar en las noticias de un nuevo estudio que nos dice lo mismo: la homeopatía no funciona. Encontrar ensayos clínicos sobre la efectividad de la homeopatía sobran, pero con toda seguridad solo nos ayudan a calificarla de lo que en realidad es: una pseudociencia.

Véase más: "Homeopathy and Evidence-Based Medicine: Back to the future I", II, III, IV y V, serie de artículos publicados por Kimball Atwood en el sitio web Science-Based Medicine.

Argumento 2: Las diluciones homeopáticas hacen el mismo trabajo que las vacunas, o aún mejor. Sin duda entre las afirmaciones más atrevidas y peligrosas que he sabido que un homeópata es capaz de decir, es la de afirmar que una bolita de azúcar y alcohol tiene el mismo efecto curativo que una vacuna. Se asegura que, ya que las vacunas pueden tener efectos secundarios en los niños (y las personas en general) la homeopatía es un tratamiento "complementario" para reducir este tipo de cosas. Otros sí llegan al extremo de asegurar que las vacunas son inútiles y peligrosas, que no se debe vacunar a los niños y que lo mejor es consultar al chochero (esto fue lo que un homeópata les recomendó a mis padres cuando yo era un bebé. Afortunadamente no le hicieron caso). Debido al principio homeopático de "lo semejante se cura con lo semejante", los homeópatas aseguran que es lo mismo o "similar" a una vacuna, pues después de todo la vacuna usa al propio agente de la enfermedad para curar. ¿No parece razonable esto? Si a usted le resulta muy lógico pensar esto, se equivoca. En primer lugar, una vacuna jamás podrá ser comparada con chochitos o gotitas homeopáticas, pues las vacunas tienen su eficacia comprobada. Segundo, las vacunas no curan, sino que previenen enfermedades al "entrenar" al organismo de ciertos tipos de virus. El invocar la "ley de los semejantes" era un argumento válido en la medicina de finales del siglo XVIII y principios del XIX (cuando los principios de la medicina científica no estaban establecidos), pero hoy en día carece de sentido, más aún si dicha sustancia "semejante" está tan diluida que no queda rastro de molécula alguna. Otro punto importante en esto (y que los homeópatas simplemente ignoran por conveniencia) es el hecho de que la mayoría de sus diluciones simplemente carecen de sustancia activa, tal y como se puede demostrar con el número de Avogadro. Por si fuera poco, afirmar que la homeopatía es mejor o similar a la vacunación, o peor, que la vacunación es peligrosa, provoca un miedo infundado hacia las vacunas. Los movimientos anti-vacunación han crecido notablemente en los últimos años, y muchos de sus promotores recomiendan la homeopatía y demás formas de curanderismo como alternativas a los tratamientos mal llamados "alopáticos". Promover mentiras como estas es a todas luces un acto criminal de fraude contra la salud que debería ser perseguido.

Véase más: "Smallpox and Pseudomedicine", artículo de Kimball Atwood en Science-Based Medicine; "Anti-vaccination movement" entra en The Skeptic's Dictionary, por Robert Todd Carroll.

Argumento 3: La medicina "alópata" está dominada y controlada por la Industria Farmacéutica, de modo que no se preocupa por sus pacientes y crea medicamentos por negocio. Por eso la homeopatía es mejor, ya que no está controlada por la industria. Este argumento tiene un poco de verdad. Si bien es cierto que hospitales y laboratorios médicos son financiados (en gran medida) por industrias de seguros y farmacéuticos, y que como empresas, los negocios son prioridad, los homeópatas se equivocan en el resto de los postulados de la afirmación. En primer lugar, el que la investigación sea financiada por empresas privadas, no significa que entonces los médicos e investigadores vayan hacer medicamentes sin comprobación científica y lanzarlos al mercado sin asegurarse de su eficacia. Los experimentos y ensayos clínicos que se hacen para demostrar que un medicamento o un tratamiento son eficaces y seguros son muy largos y rigurosos, y tardan años de investigación y financiación.

Además de esto, pongamos un poco de lógica y pensemos como empresarios. Si uno está en un negocio como es Big Pharma, ¿preferiría arriesgarse a lanzar productos que no sirvan o que sean dañinos, y así tener cientos o miles de demandas por año? ¿No seria mejor para el negocio y para la gente el sacar al mercado fármacos comprobados de manera científica? La misma lógica financiera contradice tal afirmación. No tiene mucho sentido enfermar o matar a tus clientes. Si a todo esto le agregamos que una de las industrias más ricas y poderosas que puede haber son las empresas creadoras de diluciones homeopáticas (Boiron o Hasler, por ejemplo). Si diéramos por bueno este argumento, tendríamos que desechar la homeopatía porque, vaya sorpresa, ¡también es un negocio redondo! Si bien, puede ser que la industria farmacéutica sea fría y le importen más sus cheques que a las personas que ayuda, no significa que esté envenenando a todos. Sin embargo, hay una industria que crea los miles de millones de frasquitos homeopáticos, que es igual de fría y lo peor, es que no cuenta con pruebas ni protocolos rigurosos de certificación para autentificar su producto, el cual, le genera ganancias millonarias año con año.

Véase más: "Big Pharma" entrada en la RationalWiki; "Demonizing 'Big Pharma'", artículo de Steven Novella en Science-Based Medicine; "Conspiracy theories, assumptions, opinions, evidence and scientific facts", artículo de Edzard Ernst; "When 'Big Pharma' makes it tough to be a Skeptic", artículo de Rebecca Watson en el CSI; Mala Farma, de Ben Goldacre, Editorial Paidós.


Argumento 4: La razón por la que las diluciones homeopáticas funcionan se debe a que el agua y el alcohol tienen una especie de "memoria". Aclaremos y extendamos lo que en realidad se asegura en este caso. Los llamados médicos homeópatas, desde hace mas de dos siglos, han difundido y vendido sus chochitos azucarados y empapados en alcohol, en los cuales se diluyen algunas sustancias activas de origen vegetal, animal y/o mineral, por decenas o centenas de partes de alcohol hasta que no queda ni una molécula del preparado original, y aun así, aseguran que cura. ¿Cómo es esto posible? Los homeópatas –aunque no todos- recurren a la explicación de la "memoria", y aseguran que el alcohol y el agua, son capaces de recordar la sustancia activa y de este modo, curan. ¿Tiene fundamento científico dicha afirmación? ¡Por supuesto que NO!, esta es más que nada, una de las afirmaciones de charlatanes cuánticos como Masaru Emoto, quienes a pesar de no tener ni una sola prueba contundente de su afirmación, difunden esta idea a diestra y siniestra, ignorando todo lo que contradice su creencia. Esto es precisamente la característica de una falsa ciencia. El tema de la memoria del agua alcanzó gran notoriedad por los estudios de Jacques Benveniste sobre sustancias ultradiluidas, y aunque sus trabajos quedaron desestimados hace ya bastante tiempo, aún de vez en cuando se sigue oyendo de nuevas réplicas de los experimentos de Benveniste, y nuevas personalidades que, por tener alguna credencial científica, se le menciona como autoridad en el tema. Madeleine Ennis y Luc Montagnier son dos ejemplos de esto último. La memoria del agua puede  verse como un intento tramposo de hipótesis ad hoc, donde los homeópatas intentan justificar una idea errada y carente de sentido (las diluciones curan), con otra idea que huele más a vitalismo medieval que a ciencia, del que Samuel Hahnemann, fundador de la homeopatía, usaba como explicación de sus diluciones.

Véase más: "Water memory", artículo de Steven Novella publicado en Skeptical Inquirer y disponible en el sitio del CSI; "La memoria del agua I" y II, artículos publicados en el blog La ciencia y sus demonios.

Argumento 5: Debido a que las diluciones homeopáticas son creadas con los "semejantes" de las enfermedades, si uno toma algún "medicamento" homeopático podría enfermarse. Esta afirmación, es posiblemente una de las mas antiguas, pues fue postulada por el propio creador de la homeopatía, el medico Samuel Hahneman. De acuerdo a experimentos hechos con su propio cuerpo, el doctor Hahneman se dio cuenta que si uno no estaba enfermo e ingería diluciones homeopáticas podría entonces enfermarse. De este modo uno podría demostrar que la homeopatía tiene efectos medibles en el cuerpo ¿Tendrá sentido tal cosa? Recordemos algo que ya expliqué: la mayoría de las diluciones homeopáticas carecen de toda sustancia activa que pudiera curar o dañar, todo lo que tienen es alcohol y azúcar. Entonces ¿hay alguna razón para creer que nos harán daño unos chochitos de más en nuestro cuerpo? La respuesta es un no. Algunas personas aseguran que ese es el lado bueno de la homeopatía, que no puede ser dañina. Pero el problema es que no solo no es dañina, sino que además no es más benéfica que la sensación sanadora del efecto placebo.

En la actualidad, se está difundiendo una propuesta que tiene sus orígenes en Gran Bretaña, y es en oposición al apoyo financiero por parte de los gobiernos hacia la homeopatía. Se le conoce como la "Sobredosis homeopática" y consiste en tomarse frascos enteros de diluciones homeopáticas, para probar que son totalmente ineficaces tanto para dañar como para curar. La protesta de sobredosis ha alcanzado distintas naciones, entre ellas México. Algo a tener en cuenta es lo que narra el médico Claudio Pérez de Celis en su artículo "Medicina alternativa. Un monstruo subestimado" a la hora de hacer un suicidio homeopático:
Hay que recordar que solo las diluciones homeopáticas equivalentes a 26X (14C) o superiores son las que están tan diluidas que no hay moléculas del ingrediente activo (conforme a Avogadro).Sin embargo también hay que recordar la segunda ley de la homeopatía que establece que entre más diluida se encuentra una sustancia, mayor es su potencia. Tal es el caso de los remedios homeopáticos pediátricos en losque es común encontrar diluciones menores a 26X. Una persona que ingiera una solución menora la mencionada estará tomando moléculas que podrían tener actividad en el organismo.
Existen casos reportados en la literatura médica de intoxicaciones por sobredosis de algunos remedios homeopáticos. Dichas intoxicaciones son más comunes en la población pediátrica debido al concepto previamente mencionado y a que la dosis ponderal (sustancia activa/peso) tiende a alcanzar con mayor facilidad dosis tóxicas en esta población.
Aunque sí existen preparados homeopáticos que, de consumirse en exceso pueden traer consecuencias, esto no valida su caso contrario que, al tomarlo en dosis adecuadas y al estar enfermo, pueda ayudar a curar. El problema con los preparados homeopáticos es que pueden contener cualquier cosa, desde abejas molidas, piedras de cementerio, arsénico e incluso hay diluciones preparadas con la luz del planeta Venus como ingrediente activo. ¿Servirá algo de eso para curar enfermedades? Pues no, hasta donde sabemos.

Véase más: Sitio oficial de la campaña 10:23 Homeopathy: there's nothing in it, creada por la Merseyside Skeptic's Society; "Medicina alternativa. Un monstruo subestimado", artículo de Claudio Pérez de Celis, publicado en la extinta revista Razonando.

Argumento 6:La homeopatía es apoyada por gobiernos y universidades. Esto es verdad. Muchos de nuestros representantes son verdaderos creyentes de la homeopatía. Hace no mucho, en una conferencia de prensa, el secretario de salud del DF aseguró ante una pregunta sobre pseudomedicinas y pseudoterapias que la homeopatía es aceptada por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), de modo que es real. En España, comenzó a impartirse una cátedra de homeopatía en la Universidad de Zaragoza. De modo que es cierto. Varios gobiernos y varias instituciones, han  aceptado a la homeopatía. ¿Es esto prueba de la eficacia de la homeopatía? En absoluto no. Hay que recordar, que nuestros representantes son personas que forman parte de la sociedad, y como tales, tienen ciertas creencias que en la gran mayoría de las veces son contradictorias y carentes de evidencias. Decir que solo porque el gobierno apoya la pseudomedicina ésta es efectiva es como decir que solo porque un gobierno apoya una forma de pensamiento o una religión ésta va a ser la correcta. A dicha falacia se le conoce como apelación a la autoridad, totalmente irrelevante para demostrar que algo como la homeopatía es eficaz o no.

¿Y que hay con las universidades? Casos como los del IPN, son más que nada vergonzosos, pues entre las misiones de estas instituciones está la adquisición de conocimientos fiables basado en la ciencia y el pensamiento critico; algo en lo que, al aceptar cosas como la homeopatía, están fallando. Sin embargo, los académicos no están aceptando de buena gana esto, pues paralelo a la creación de la cátedra de homeopatía en la U. de Zaragoza y otras universidades en el mundo, grupos de críticos y escépticos crearon todo tipo de propuestas, incluyendo el Manifiesto por una Universidad Libre de Pseudociencia y Oscurantismo, la cual es una carta abierta enviada al público y a las propias universidades que han permitido que la homeopatía y otras pseudociencias entren a las aulas, cuando lo único que hacen es confundir a los estudiantes entre la ciencia y la pseudociencia, entre el conocimiento y la creencia. No considero (y nadie que sepa un poco de ciencia lo consideraría) razonable el creer que solo porque algunos grupos o instituciones lo avalan, significa que en verdad sirva de algo. Otro ejemplo de un esfuerzo admirable es La lista de la vergüenza, un listado de universidades que promueven la pseudociencia para su denuncia en redes sociales e internet. El proyecto, creado en España por Fernando Frías, abogado y socio fundador del Círculo Escéptico, ha tenido tanta popularidad que otros escépticos en distintos países de habla hispana comenzaron a crear el listado de las universidades de sus respectivos países. Ahora existen listas de la vergüenza de Colombia, Argentina, Chile y México.

Véase más: "Argumento de autoridad", artículo traducido de The Skeptic's Dictionary, por Robert Todd Carroll.

Argumento 7: Las personas se curan con la homeopatía. Esta es la conclusión a la que llegan los simpatizantes de esta pseudomedicina, luego de "confirmar" –de manera sesgada- los argumentos anteriores. Afirman que casos anecdóticos como el de una persona con gripa, al tomar solo tratamientos homeopáticos, se curó de su afección, sirven como prueba que demuestra la eficacia de esta terapia. Es el razonamiento pop del hombre común de la calle: "a mí me funciona o le funcionó a alguien más". Hay cientos o miles de personas que aseguran haberse curado de manera mágica por la homeopatía, sin tomar nada más. ¿Son las anécdotas prueba de la eficacia de la homeopatía? La pregunta verdadera que deberíamos hacernos es ¿desde cuándo las anécdotas son evidencias de que algo es verdad? Ciertamente en la Edad Media durante la caza de brujas las anécdotas y testimonios sin evidencias fueron tomados por válidos, pero en la época moderna, ni los tribunales de justicia ni los científicos consideran la evidencia anecdótica como fiable, contundente o concluyente de algo.

 Por el contrario, sin evidencias extraordinarias las afirmaciones extraordinarias simplemente son irrelevantes, o lo que es lo mismo, usando la navaja de Hitchens: lo que puede ser afirmado sin evidencias puede ser descartado sin evidencias. Las anécdotas son bastante falibles y poco confiables. Ante tales reclamos anecdóticos sobre la eficacia de la homeopatía (y esto aplica para cualquier otro reclamo de la medicina alternativa) es aquí donde entra la lógica y el pensamiento critico, y se pregunta ¿no podría haber otras explicaciones para los casos de supuestas curas homeopáticas? La respuesta es sin duda un glorioso sí, hay muchas explicaciones y más razonables y simples que la idea de que fue la homeopatía mágica la curadora de gripa o cáncer. Las explicaciones van desde los engaños, el efecto placebo, el sistema inmunológico que destruyó la enfermedad, el tiempo de vida de la propia enfermedad, el diagnóstico equivocado y el autoengaño, hasta los extraños casos de remisiones espontaneas. La Sociedad Escéptica de Reino Unido (UK Skeptic’s), define a estas explicaciones de la siguiente forma:
  • Diagnostico erróneo. Una condición o enfermedad pudo haber sido diagnosticada por un médico, un médico alternativo o la persona se autodiagnostica. De cualquier modo que se haya diagnosticado existe la posibilidad que el diagnostico esté equivocado. Esto ocurre cuando un médico diagnostica una enfermedad basado en su intuición, experiencia e interpretación de los síntomas que el paciente presenta. Incluso los mejores doctores pueden dar un diagnóstico erróneo, pues a pesar de todo, siguen siendo humanos. Equivocarse en un diagnóstico puede tener distintas consecuencias, desde llegar a creer que una enfermedad aparentemente incurable se curó por obra divina, hasta aplicar tratamientos o terapias que podrían dañar más al paciente. Un ejemplo sería el diagnosticar algún tipo de cáncer, aplicar quimioterapia y de este modo destruir el sistema inmunológico, cuando en realidad el paciente estaba enfermo por alguna infección, haciendo que la verdadera enfermedad no encuentre resistencia.
  • Efecto placebo. El efecto placebo es el fenómeno por el cual los síntomas de un paciente pueden ser aparentemente aliviados por un tratamiento ineficaz, debido, básicamente a que el individuo espera que este tratamiento lo cure. En otras palabras, el efecto placebo es la creencia en que algo o alguien curará una cierta dolencia o enfermedad. Dependiendo de la persona, esta creerá que una pastilla, una plegaria o un chamán lo curará y de manera mágica los síntomas de la enfermedad desparecen; sin embargo el efecto placebo no cura ni hace milagros.

    Es en cierto modo un término genérico para varios efectos que hacen que la gente reinterprete su enfermedad o sus síntomas. Es una respuesta psicológica, más que una respuesta física; la persona parece estar curada porque quiere creer que está curada. Aunque éste, por sí solo no puede curar al paciente, sí puede ayudarlo junto con un buen tratamiento médico a sobrellevar su enfermedad y dependiendo de la enfermedad que tenga podría llegar a curarse solo por medio de la intervención médica y del sistema inmune.

    Todos los medicamentos cuentan con una “dosis” de efecto placebo. Dependiendo del medicamento, el efecto placebo estará presente de un 30-70% de la sustancia. Este es utilizado para pruebas clínicas. Si un nuevo medicamento no supera los placebos en los experimentos, éste no saldrá al mercado. Sin embargo en productos homeopáticos está presente prácticamente en un 100%
  • Falacia post huc. Este tipo de falacia es conocida en lógica como post huc y ocurre cuando se piensa que un suceso, por haber pasado después de otro suceso, es el responsable del primero. Esto aplicado a la homeopatía y a cualquier tipo de alternativa médica sucede cuando la persona enferma toma el producto alternativo. La persona se cura y entonces cree que fue el producto alternativo lo que la curó. En realidad, pudo ser el efecto placebo, una enfermedad psicosomática o el sistema inmunológico el que causó la cura o desaparición de cierto síntoma y no los chochitos.
  • Enfermedades auto-limitantes. Estas enfermedades tienen una duración finita de tiempo y pueden ser suprimidas por el sistema inmunológico. Un remedio (ya sea médico o pseudomédico) tomado durante el curso de la enfermedad podría ser visto como una cura eficaz, especialmente si se toma durante el peor momento del padecimiento. A esto, en lógica se le denomina falacia post huc, como ya vimos. Esta falacia se comete cuando eventos inconexos secuenciales están unidos entre sí y se hace la suposición que el primer evento causó el segundo acontecimiento.
  • Naturaleza rítmica de enfermedades crónicas.  Muchas enfermedades crónicas (permanentes) pueden tener "brotes", donde los síntomas, a menudo periódicamente, empeoran antes de mejorar de nuevo. La víctima se busca un tratamiento cuando su estado de salud está peor. Esto a su vez puede dar lugar a la ilusión de que un tratamiento ineficaz ha hecho una diferencia.
  • Tratamientos complementarios Al tomar la medicación prescrita por un médico, muchas personas también toman remedios alternativos y cuando llegan a sentirse mejor le atribuyen su curación al tratamiento alternativo y pasan por alto el hecho de que fue el tratamiento real el que los llevó a su curación.
  • Autoengaño. Con una fuerte creencia en soluciones alternativas, una persona emocionalmente comprometida que invierte tiempo, esfuerzo y dinero en un tratamiento esperará que funcione, aunque en realidad no lo haga. Incluso cuando no hay ninguna mejora a su condición, la persona quiere creer que sí está mejorando. Lamentablemente se conocen casos en que personas ponen toda su fe en místicos, curanderos por la fe, teleevangelistas, chamanes y todo tipo de fraudes, incluyendo a los homeópatas. La persona deja de tomar su medicación prescrita o no hace caso a los médicos y entonces muere.
  • Remisiones espontáneas. Este fenómeno se puede presentar en cualquier lugar y en cualquier momento. Se trata de que una cierta enfermedad, incluso enfermedades terminales como el cáncer, retroceda de manera inexplicable. La manera en que una enfermedad terminal o incurable se cura de la nada es aun inexplicable por la ciencia. Más no significa que sea sobrenatural o milagroso, simplemente es extraño. De esta manera es posible que un caso en 60 mil sea visto como un milagro en un templo o como prueba de que una terapia alternativa funcionó.
  • Enfermedades psicosomáticas. En muchas ocasiones la enfermedad física es el resultado de un desequilibrio emocional que persiste a través del tiempo. Basta solo con creer que alguien te curará para curarte.

Todas estas explicaciones son más que razonables para poder ver que las terapias alternativas, bajo el ojo analítico de la ciencia simplemente no resisten ningún examen. Sin embargo el caso no está cerrado.  Con todo esto, ¿existen razones para pensar todavía que la homeopatía cura? Esta es una pregunta que le dejo al lector, pues después de considerar los principales argumentos pop que utilizan los homeópatas para defender su postura y demostrar que o son falaces o simplemente son absurdos, cada uno de nosotros decide si en verdad vale la pena prestar atención a terapias pseudocientíficas como la homeopatía, la cual no creo que en algún momento pueda salir de su categoría de pseudociencia, debido a sus principios obsoletos, sus afirmaciones sin evidencias y sus argumentos carentes de sentido común.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*El sitio web ¿Qué es la homeopatía? contiene información básica sobre esta pseudoterapia.

* "¿Funciona la homeopatía? I" y II, artículos publicados en el blog Popurrí Escéptico.

* "Homeopathy: A critique of current clinical research", artículo de Edzard Ernst publicado en la revista Skeptical Inquirer Noviembre/Diciembre 2012, disponible en el sitio web del CSI.

* "An introduction to Homeopathy", artículo de Harriet Hall publicado en la revista Skeptical Inquirer Septiembre/Octubre 2014, disponible en el sitio web del CSI.

*El sitio web Homeowatch, creado por el Dr. Stephen Barrett, provee información crítica sobre la homeopatía. Se pueden consultar otros trabajos de Barrett en su sitio principal de pseudomedicina Quackwatch.

*El reporte "NCAHF Position Paper on Homeopathy", disponible en el sitio web del National Council Against Health Fraud de EEUU.

7 comentarios:

  1. Es increíble que publiques un artículo tan categórico como este y no hayas podido responderme al vuelo una pregunta simple:

    ¿Cómo explica tu argumento sobre imposibilidad por Número de Avogadro a las diluciones homeopáticas que están por debajo del límite impuesto por el Número de Avogadro?

    En este artículo continúas con la práctica de largar el panfleto sin fundamentar lo que dices. Escoges los argumentos fáciles o falsos y te olvidas de los verdaderos:

    1-Hablas de un artículo menor sobre un estudio menor. ¿Porqué no hablas del experimento paneuropeo de triple ciego realizado entre 1999 y 2004 conocido como Ennis et al.?

    2-Hablas de las vacunas. ¿Porqué no explicas que hay una gran diferencia entre entrenar al sistema inmunógeno y estimular a las células a un nivel que no causa saturación e inhibición de los receptores celulares?

    3-Aseguras que no van a lanzar medicamentos ineficaces o inseguros. ¿Quieres discutir un informe de los NIH donde dice que casi la mitad de los tratamientos ofrecidos por el sistema de salud gringo son de eficacia desconocida? ¿O prefieres discutir sobre números de toxicidad generalizada de los medicamentos actuales?

    4-Hablas de la memoria del agua. ¿Porque no especificas que hay diluciones homeopáticas que están muy por arriba de donde el solvente necesita tener memoria? Bueno, después de no contestar la pregunta que referencié al principio, entiendo que no lo haces porque no sabes qué es la homeopatía y por tanto no puedes explicarla.

    Para no hacer el cuento largo, y como ya te dije en el otro tema:

    Un panfleto no es ciencia.

    Aprenderse un panfleto no es ser científico.

    Y adoctrinar a otros con un panfleto sin bases es hacerse cómplice del engaño.

    Si te interesa informarte, te recomiendo empezar por el mismo enlace que en la otra discusión:

    ResponderEliminar
  2. Respondamos parte por parte. Primero, me atreví a publicar este artículo aun a pesar de tus comentarios por el simple hecho de que cuando lo publiqué tu ni enterado estabas de la existencia de este blog, así que no me importaron tus comentarios por que estos no existían. Eso y el hecho de que soy libre de publicar lo que pienso.

    Ahora con tus preguntas:

    1. Aclarando primero, el artículo hace alusión a los "argumentos" mas comunes, los que mas suenan, no los que se escuchan mas "técnicos". En cuanto al caso de Ennis et al, aquí hay una interesante discusión sobre el tema http://forums.randi.org/showthread.php?t=36008

    2. Por que no estoy dando información médica general ni soy médico para hacer tal cosa. Mis artículos son de lo mas sencillos que se pueda, son divulgativos no analítico-rigurosos (eso sí, sin perder la verificabilidad de lo que afirmo).

    3. El que industrias farmacéuticas lancen al mercado productos sin verificar su eficacia es un problema serio de salud, y merece la misma denuncia de fraude contra la salud que las pseudomecinas también obtienen. Sin embargo, lo que explico de forma breve, es el "protocolo" de verificabilidad y eficacia de un nuevo medicamento que, al cumplirse al pie de la letra, pasan años antes que este medicamento salga al mercado.

    4. ¿La pregunta que me haces en sí insinúa que el agua es capaz de tener "memoria"? Como sea, esta la respondí ya en el otro artículo que comentaste.

    Y de nuevo, acusarme a mí de ser o no científico no vuelve a tu creencia en chochitos mas verdadera o mas efectiva. Ahórrate los ad hominem por favor.

    ResponderEliminar
  3. "Primero, me atreví a publicar este artículo aun a pesar de tus comentarios por el simple hecho de que cuando lo publiqué tu ni enterado estabas de la existencia de este blog, así que no me importaron tus comentarios por que estos no existían."

    El punto no es la secuencia de eventos.

    El punto es hablar de algo tan categóricamente cuando no se conocen las bases, situación probada por la falta de respuesta.

    "Mis artículos son de lo mas sencillos que se pueda, son divulgativos no analítico-rigurosos (eso sí, sin perder la verificabilidad de lo que afirmo)."

    Es parte del punto que estás engañando al comparar vacunas con homeopatía. Ni se pide exactitud ni hay tal verificabilidad.

    "es el "protocolo" de verificabilidad y eficacia de un nuevo medicamento que, al cumplirse al pie de la letra, pasan años antes que este medicamento salga al mercado."

    Muy claramente estoy hablando de los medicamentos que pasaron esos protocolos.

    "¿La pregunta que me haces en sí insinúa que el agua es capaz de tener "memoria"? Como sea, esta la respondí ya en el otro artículo que comentaste."

    No insinúa nada y no respondiste nada allá. El fenómeno que dices imposible fué llamado así ( memoria del agua ) y mi punto se refiere a la presentación dolosa de que toda la homeopatía viola Avogadro, que como dije no respondiste en el otro artículo.

    "Y de nuevo, acusarme a mí de ser o no científico no vuelve a tu creencia en chochitos mas verdadera o mas efectiva. Ahórrate los ad hominem por favor."

    Es muy obvio que cuando digo "científico" no me refiero a una carrera sino a un enfoque. En este blog hablas de ciencia cada tres palabras. Entonces pretendes ser científico por enfoque.

    Aunque la homeopatía fuera incorrecta, tus argumentos seguirían siendo falsos y dolosos. Y los argumentos de los que defienden la ciencia y combaten la charlatanería no pueden ser falsos y/o dolosos por definición.

    No digo que tú seas doloso. Yo ya dije y tú ya admitiste que te limitas a repetir lo que dicen otros. Tu responsabilidad es repetirlo sin verificarlo y eso es lo que te señalo.

    No hay ad hominem en decir que no pudiste responder una pregunta y eso hace falso tu argumento y tu posición.

    Revisa la definición de ad hominem.

    ResponderEliminar
  4. No se en que punto yo comparo vacunas con homeopatía. Si lees bien el artículo, lo que digo es que algunos defensores de la pseudociencia comparan las vacunas con la homeopatía (cuando eso sucede, muchos así fundamentan los movimientos anti-vacunas), así que vuelve a leer el artículo.

    Decir que una parte de la homeopatía viola una ley de la física y la otra no, es como decir que la resurrección física de Jesús solo "viola una parte" de las leyes físicas también. No puedes violar las leyes físicas en ningún momento, eso lo puedes verificar tu mismo al saltar un edificio.

    Lo que hago aquí es un intento de difundir lo que es y no es ciencia, por eso la menciono cada tres lineas. Cuando digo que mis artículos son divulgativos, me refiero a que son, un poco menos que una introducción al tema. El objetivo es hacer que el lector investigue o, tal como aquí que debata.

    El que cite a otros no hace que el argumento de esos "otros" sean falsos. No respondo muy seguido por que no me la vivo pegado en mi computadora. Si revisas el número de artículos que he hecho en los ultimos dos meses te darás cuenta que ya no me meto tan seguido como antes, no es por miedo o por que me quede sin argumentos.

    No se a que te refieres con dolosos, pero... en fin.

    ResponderEliminar
  5. "No se en que punto yo comparo vacunas con homeopatía. Si lees bien el artículo, lo que digo es que algunos defensores de la pseudociencia comparan las vacunas con la homeopatía"

    Tú eres el que escoge los supuestos argumentos. Tu responsabilidad es escoger argumentos válidos y no lo que dijo alguien que no entendía la homeopatía.

    "Decir que una parte de la homeopatía viola una ley de la física y la otra no, es como decir que la resurrección física de Jesús solo "viola una parte" de las leyes físicas también. No puedes violar las leyes físicas en ningún momento, eso lo puedes verificar tu mismo al saltar un edificio."

    Eso crees porque no sabes de ciencia. Te explico:

    Las leyes de Newton se creyeron descripción física fiel del Universo. En el s.XX se demostró que sólo aplican a bajas densidades y bajas velocidades. Entonces, un axioma Newtoniano puede violar una parte de la Teoría General de la Relatividad pero no otra, dependiendo en qué zona de las condiciones se encuentre.

    De hecho, hay analistas de la homeopatía que proponen que justamente hay una división de principios de operación, según el lado de Avogadro en donde se esté. De un lado, la homeopatía trabaja de una forma y del otro, de una manera distinta.

    Otro caso es la misma Teoría Especial de la Relatividad, que fué formulada respecto de las ideas de Mach sobre inercia. Según tengo entendido, las ideas de Mach están descartadas como fundamento de la inercia y sin embargo, la Teoría Especial de la Relatividad sigue tan campante y correcta como descripción de sistemas inerciales.

    De verdad, te sugiero que investigues y aprendas. Haces un gran daño propagando ideas falsas que no entiendes pero das por cieertas sólo porque provienen de la masa cientificoide.

    Ojalá que cuando te especialices en filosofía de la ciencia, empieces a entender realmente estos temas.

    PD:
    doloso, sa
    adj. Engañoso, fraudulento:

    Te parece tan inverosímil que algo del Establishment Científico sea intencionalmente falso, que ni siquiera lo registras, igual que no registrabas mis menciones de la homeopatía por dentro de Avogadro en el otro artículo.

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja... ahora si ya me hiciste reir.

    Primero investiga la diferencia entre teoría científica y ley física. Una vez que hagas eso, sabras que la Relatividad no viola las leyes de Newton, ni que la Relatividad sea una ley científica, por favor.

    Comparar la física newtoniana como un sistema parecido a la homeopatía es simplemente ridículo. Si buscabas alguna comparación en la física tal vez hubiera quedado mejor el sistema ptolemaico como analogía, ya que el sistema ptolemaico sí contradice lo que sabemos hoy dia en la física (cosa que el sistema newtoniano no hace con la Relatividad).

    Los argumentos que "escogí" para el artículo son los mas populares, dichos y afirmados por homeópatas, no por personas que según tu no conocen de homeopatía.

    La idea de que la homeopatía funciona de uno y de otro lado del número de Avogadro es simplemente absurdo, nuevamente comparamos la resurrección de Jesús con eso.

    Apelar a la ignorancia y al adoctrinamiento que según tu hago no te va a servir de nada, mucho menos con burdas analogías que representan una auténtica mentada de madre a lo que se conoce en ciencia.

    El que te aconseja ahora soy yo: ponte a buscar de verdad lo que es teoría y ley científica dentro de eso que llamas "Establishment científico", y deja de presumir de un conocimiento que a leguas se ve que no tienes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "sabras que la Relatividad no viola las leyes de Newton"

      lo que yo dije fué

      "un axioma Newtoniano puede violar una parte de la Teoría General"

      o sea, al revés de como tu entendiste.

      "La idea de que la homeopatía funciona de uno y de otro lado del número de Avogadro es simplemente absurdo"

      Lo que pasa es que te desmayaste cuando viste que el 6C contiene 1 pg/mL y por eso sigues creyendo que es absurdo.

      "El que te aconseja ahora soy yo: ponte a buscar de verdad lo que es teoría y ley científica dentro de eso que llamas "Establishment científico", y deja de presumir de un conocimiento que a leguas se ve que no tienes"

      Difícilmente podríamos ponernos a discutir esto, si lo entendiste alrevés, pero de todas formas:

      "Law differs from a scientific theory in that it does not posit a mechanism or explanation of phenomena: it is merely a distillation of the results of repeated observation. As such, a law is limited in applicability to circumstances resembling those already observed, and is often found to be false when extrapolated...Newton's law of universal gravitation only applies in weak gravitational fields"
      http://en.wikipedia.org/wiki/Scientific_law

      O sea una teoría es más general que una ley. Por eso dije que las leyes de Newton son casos especiales de la Relatividad.

      Si tan mal andas en lectura, es difícil discutir cualquier cosa.

      Eliminar

Para consultar más rápido